OMNI Cáncer Infantil > Tratamiento > enfermedad

MUY IMPORTANTE

Día internacional de la lucha contra el cáncer infantil

Ojo: En Argentina el cáncer infantil es la primera causa de muerte por enfermedad en el grupo de niños entre 5 y 15 años.

La fecha 15 de febrero, que fuera establecida en 2001 en Luxemburgo, por la Organización Internacional de Padres de Niños con Cáncer, bajo el lema de ‘recordar a los afectados, sensibilizar y concientizar a la comunidad sobre esta enfermedad que afecta a unos 300.000 niños por año a nivel mundial’, persigue el objetivo de sensibilizar y concientizar a la comunidad sobre la importancia del Cáncer Infantil, la necesidad de un diagnóstico inmediato y de un tratamiento adecuado.

Conforme al Centro de datos del ROHA (Registro Onco-pediátrico Hospitalario Argentino) se diagnostican un promedio de 1.400 casos nuevos por año en todo el país. Aproximadamente 66% de estos pacientes, se atienden en hospitales públicos y un 70% logra curarse.

En la niñez, los cánceres más frecuentes son leucemias agudas, linfomas y tumores del sistema nervioso central; es propio en los niños, el rápido crecimiento y dispersión de las células cancerígenas, por lo que el diagnóstico precoz es un instrumento imprescindible para la curación.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre los niños y adolescentes de todo el mundo.

Síntomas

Los síntomas pueden asemejarse a los de una enfermedad viral. Síntomas como fiebre, pérdida de peso y apetito, palidez, fatiga, sangrados o moretones de fácil aparición, persistentes e inexplicables.

  • Presencia de bultos en abdomen, pelvis, cuello y cabeza, extremidades, testículos y ganglios
  • Dolores inusuales en huesos, articulaciones, espalda y fracturas fáciles (aportado por médicos del Hospital Alemán)
  • Cambios de conducta, trastornos de equilibrio, marcha, dolor de cabeza, agrandamiento de la cabeza.
  • Vómitos matutinos, estados febriles recurrentes y/o prolongados no relacionados con infecciones.

En los países de ingresos altos, donde se realiza detección temprana y pronto tratamiento y abordaje, más del 80% de los niños afectados con cáncer se curan; en los países de ingresos medianos o bajos, las cifras alarman: la tasa de curación se aproxima al 20%.

Desde la OMS detallan que las causas de las menores tasas de supervivencia se deben a la incapacidad de obtener un diagnóstico preciso, la inaccesibilidad o abandono de los tratamientos, la muerte por toxicidad y el exceso de recidivas, en parte por la falta de acceso a medicamentos y tecnologías esenciales, superlativas, no invasivas.

dia-internacional-cancer-infantil.jpg
Cáncer Infantil: En los países de ingresos altos, donde se realiza detección temprana y pronto tratamiento y abordaje, más del 80% de los niños afectados con cáncer se curan.

Cáncer Infantil: En los países de ingresos altos, donde se realiza detección temprana y pronto tratamiento y abordaje, más del 80% de los niños afectados con cáncer se curan.

Emanuel

Testimonio de Emanuel, hoy estudia Diseño Gráfico en la UBA y toca la guitarra (gentileza de la Fundación Natalí Dafne Flexer):

En el principio... nací de 6 meses y medio y 1,2 kilogramo: soy un adelantado. Un milagro, ya que mi mamá había perdido 5 embarazos. No tiene nada que ver, pero te lo quería contar.

A la edad de 14 años cursaba 2do. año de mi colegio secundario, no me gustaba estudiar -y ahora tampoco, pero es necesario si quiero trabajar de algo que me guste y no implique hacer esfuerzo físico ¿Pensás que soy un vago? Puede se- y le pedí a Dios unas vacaciones de 2 semanas porque, aunque no lo creas, me estaba estresando de tantas materias que tenía y sin notas académicas tan buenas... un chico común.

Un día mi alergista, María Inés Grillo, llama a casa, y dice que un análisis de sangre rutinario estaba mal. Fuimos con mi madre al hospital a repetir el análisis y dio mal otra vez. Me hicieron una punción lumbar y dio mal. El significado de ‘dio mal’ es: 'Tenés algo en la sangre y no debe ser bueno si se tiene que repetirse varias veces'.

¿Qué tengo?

Una doctora llamo a mi mama a solas y le dijo mi diagnóstico. Mi mamá escuchó y lloró por un momento. La doctora me llamó a mí y me dijo: 'Vas a faltar a la escuela por un tiempo'.

¿Cuánto tiempo?

'Unos meses',– me respondió.

(Dentro de mí pensé: ¡Genial, son las vacaciones que le pedí a Dios por 2 semanas! A propósito: pensá bien lo que pedís).

Pero... ¿qué tengo?

Eeeehh... Tenés... Leucemia.

Bueno. (Lo tomé con serenidad) ¿Se puede curar esto? (yo pensaba que era como una gripe. De hecho nunca me di cuenta de qué era la leucemia. Por ignorancia, no pregunté ni tampoco me informé, solo tenía en cuenta que debía pasar ese momento, que iba a ser un lugar transitorio. No sospeché de que podía haber muerto. Ojo, lo digo porque es la realidad pero Dios puede cambiar la realidad de un chico para enseñarle a vivir los minutos). Me dijo que si, se podía curar... me explicó el tratamiento pero yo seguía con lo de faltar a la escuela con justificación.

Después de decirme que lo que tenía se curaba, vino un enfermero y me llevó en una silla de ruedas. Me internaron en una habitación sola para mí. Tenía televisión con cable y 4 comidas diarias. Y doctoras lindas. ¡Era un príncipe!

La primer quimio (término que se utiliza para decir quimioterapia, porque queda más cool) me dolió en el alma, era increíble lo que ese líquido rojo en ese sachet podía arder en mis venas. No exagero. No gritaba pero ni lágrimas me quedaban para describir lo que estaba sufriendo.

cancer infantil.jpg
Lo más feo es que no hice deportes ni nada mientras lo tuve, no me metí a ninguna pileta solo porque no quería caerme y morirme desangrado por dentro.

Lo más feo es que no hice deportes ni nada mientras lo tuve, no me metí a ninguna pileta solo porque no quería caerme y morirme desangrado por dentro.

Las punciones empezaron a doler. 4 horas antes de la punción me ponía una crema de anestesia y siempre pedía la anestesia general (Bendita anestesia que me hizo volar en mi mente e imaginar lo que se te ocurra). Me hacia olvidar el dolor del pinchazo. Igual te regalo el momento cuando se pasaba la anestesia. Consejo para los padres: nunca dejen solos a sus hijos cuando les hacen la punción, no hay nada más lindo para un hijo que su madre o padre estén ahí para darles su apoyo, aunque lo vean sufrir con gestos o llantos. Saber que están ahí, es lo más.

Me cambió un poco el olfato al percibir olores de comidas pero nunca dejé de comer porque en casa mi mamá es una genio cocinando. Otro momento fue el de los vómitos. No sé, tenía arcadas y solo escupía saliva. Y si almorzaba o cenaba tal vez llegaba la posibilidad de devolver... o no. Disfrutaba tomar helados de agua porque eran solo líquidos y no tenía nauseas. Las venas se me quedaron negras y se veía de afuera. Lo mejor para eso fue el sulfato de magnesio, consulten a su médico.

Solo pasaron 2 semanas de mi tratamiento y me pusieron el catéter ya que mis venas no resistían más. Fue la solución a que ya no ardiera la quimio.

Lo más feo es que no hice deportes ni nada mientras lo tuve, no me metí a ninguna pileta solo porque no quería caerme y morirme desangrado por dentro.

De hecho en ese tiempo hice mi lista de lo que haría cuando me sacaran el catéter:

  • Saltar del techo de mi casa. Es un PH. Y mide 6 metros.
  • Bailar break-dance (siempre me coparon esos saltos).
  • Estilo libre con bicicleta.

Y tengo que inventar más porque Don Catéter ya no vive más en mi cuerpo. Ya no somos más amigos aunque lo tengo por ahí porque se lo pedí al cirujano.

Me quedó una cicatriz re-fea (cuando vaya a la pileta voy a decirles que me enfrenté a una banda de ladrones o algo así...). Cada vez que veo esa cicatriz me acuerdo de lo que viví y por unos segundos reflexiono en el valor que tiene mi vida…

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario