MUNDO sacerdote > Italia > Franceso Spagnesi

ITALIA

Sacerdote robó donaciones y organizó orgías con drogas

El ex sacerdote cumplirá parte de su condena en una comunidad terapéutica, donde recibirá tratamiento por su adicción a las drogas.

La lujuria y los pecados llegaron a una iglesia italiana, cuando su sacerdote fue arrestado por robo y consumo de estupefacientes.

Se trata de Francesco Spagnesi, el párroco de la iglesia de la Anunciación de Castellina, quien fue arrestado el pasado mes de septiembre por robar miles de dólares de las arcas de la diócesis para organizar orgías gay con consumo de drogas. Esta semana fue condenado a 3 años y 8 meses de cárcel, según medios locales.

Spagnesi, de 40 años, negoció la sentencia como parte de un acuerdo de culpabilidad en el que se confirmaron los cargos de tráfico de drogas y apropiación indebida, si bien fueron retirados los de intento de daño grave por, presuntamente, haber tenido sexo sin protección con múltiples hombres sin decirles que era VIH positivo.

Por su parte, el novio de Spagnesi, Alessio Regina, fue condenado a 3 años y 2 meses de prisión por complicidad en la compra y venta de drogas.

El exsacerdote cumplirá parte de su condena en una comunidad terapéutica, donde recibirá tratamiento por su adicción a las drogas y se le pedirá que realice servicios sociales.

Por otro lado, el tribunal determinó que Spagnesi tendrá que devolver los, aproximadamente, 338.000 dólares que robó de su parroquia. De acuerdo al magistrado Giuseppe Nicolosi, de la Fiscalía de Prato, con ese dinero Spagnesi y Regina compraban cocaína y GBL, un narcótico conocido como "droga de la violación" en Países Bajos, y las usaban para organizar fiestas sexuales que convocaban usando internet y en las que participaron hasta 200 personas; incluidos médicos, banqueros y empresarios.

En una confesión previa a la Fiscalía de Prato, el ex sacerdote dijo que en sus festines sexuales participaban regularmente entre 20 y 30 personas. Por lo menos 2 de ellas han declarado que son seropositivas.

Spagnesi reconoció que sabía que tenía VIH pero esto no le impidió seguir teniendo relaciones sexuales sin protección con diversas personas, por lo cual fue señalado de haber contagiado deliberadamente a los participantes de sus festines y orgías, aunque los cargos fueron retirados.

Aunque el cura dijo que todas las relaciones habían sido consentidas y usando protección, por lo menos 15 testigos escuchados por la Fiscalía desmintieron esta afirmación.

De acuerdo con las autoridades, estas fiestas habrían estado sucediendo por lo menos desde 2019, cuando comenzaron las importaciones ilegales de droga desde Países Bajos. Dichos festines se celebraban cada siete o diez días.

El pasado mes de abril, el eclesiástico confesó al obispo Giovanni Nerbini que había consumido estupefacientes, por lo que este le pidió que acudiera a un psicoterapeuta. A primeros de septiembre, Spagnesi fue destituido de sus funciones sacerdotales.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario