MUNDO Rusia > Ucrania > Estados Unidos

MAYOR QUIEBRE CON WASHINGTON

Rusia se baja de la Estación Espacial Internacional

La tensión agravada entre Estados Unidos y Rusia por la guerra en Ucrania deriva en que se rompa un símbolo de la cooperación post-Guerra Fría.

Pese a todas las tensiones que hubo en los últimos años entre Washington y Moscú -que llegaron a su máxima ebullición este año cuando Rusia decidió invadir Ucrania y Estados Unidos comenzó a brindar apoyo a Kiev tanto desde lo armamentístico como a través de sanciones aplicadas a Moscú-, había un punto de cooperación que no se rompía entre ambos: la colaboración espacial, a través de la compartida Estación Espacial Internacional (ISS, según sus siglas en inglés), símbolo de la cooperación posterior a la Guerra Fría.

Eso también se ha roto, según nos enteramos este martes 26/6, cuando la agencia espacial rusa Roscosmos ha anunciado que para 2024, Rusia planea montar su propia estación orbital y dejará de operar la compartida Estación Espacial Internacional.

Actualmente, la Estación Espacial Internacional está dividida en dos secciones. Por un lado, está el Segmento Orbital Ruso, controlado por Rusia, y por el otro, el Segmento Orbital Estadounidense, controlado por Estados Unidos. "Ambas secciones de la Estación Espacial -la rusa y la americana- están profundamente relacionadas; Rusia provee la propulsión al complejo entero, mientras que los americanos generan la electricidad, por ejemplo", explica el portal especializado Space.com.

"La invasión rusa de Ucrania ha suscitado interrogantes sobre el futuro de la Estación Espacial Internacional (ISS), símbolo durante largo tiempo de la cooperación posterior a la Guerra Fría, donde astronautas y cosmonautas viven y trabajan orgullosamente codo a codo", explicaba hace unos meses el diario Clarín.

“Cumpliremos sin duda todas nuestras obligaciones con respecto a nuestros socios”, de la ISS, declaró el jefe de Roscosmos, Yuri Borissov, durante una reunión televisada con el presidente ruso, Vladímir Putin. “Pero, se tomó la decisión de dejar esta estación después de 2024″, precisó.

A mediados de julio, Putin había desplazado al jefe de la agencia espacial rusa, Dmitri Rogozin, un funcionario que se caracterizó por posturas confrontativas hacia Occidente, explica Infobae. Rogozin había anunciado a fines de abril que Rusia abandonaría la ISS en respuesta a las sanciones internacionales desplegadas por la invasión a Ucrania.

“Creo que para estas fechas (fines de 2024) empezaremos a montar una estación orbital rusa”, afirmó Borissov, a la que calificó como la principal “prioridad” del programa espacial. “Bien”, respondió Putin en comentarios difundidos por el Kremlin.

”El futuro de los vuelos tripulados rusos debe basarse sobre todo en un programa científico sistémico y equilibrado para que cada vuelo nos enriquezca con conocimientos en el campo espacial”, subrayó el máximo responsable de Roscosmos. Al mismo tiempo, ha reconocido que el sector espacial en su país "se encuentra en una situación difícil". De esta forma, ha indicado que su "tarea principal (...) no es bajar el listón, sino subirlo, sobre todo proporcionando los servicios espaciales necesarios para la economía rusa", citando sobre todo la navegación, la comunicación y la transmisión de datos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario