MUNDO Pentágono > Ucrania > guerra en Ucrania

"PUNTO MUERTO"

Pentágono: "Ni rusos ni ucranianos están ganando la guerra"

Aunque Ucrania diga que está haciendo retroceder a fuerzas rusas, señala el diario The Guardian, la inteligencia estadounidense no ve que ninguno de los lados esté ganando el conflicto.

Aunque ambos lados -rusos y ucranianos- hayan proclamado victorias recientes, el Pentágono cree que la guerra en Ucrania está entrando en una suerte de peligroso "punto muerto".

"Ni los rusos están ganando, ni los ucranianos están ganando, y estamos entrando en una suerte de punto muerto aquí", dijo el teniente general Scott Berrier, jefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa, ante el Comité de Servicios Armados del Senado de Estados Unidos.

Occidente observa, según señala el diario The Guardian, que los objetivos de la guerra se están volviendo cada vez más maximalistas tanto en Kiev como en Moscú, lo que complica una salida negociada al conflicto. Según analistas, para Vladímir Putin, resignar sus objetivos en el sur y el este de Ucrania, sería una especie de suicidio político, mientras que Kiev da señales de que ya no se contentaría solamente con hacer retroceder a Rusia hasta las fronteras previas a que se desatara el conflicto actual, sino que ahora aspira a recuperar territorio perdido en 2014.

En una entrevista reciente con el diario Financial Times, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, dijo que Ucrania percibía la victoria en esta guerra al principio como conseguir la retirada de tropas rusas hasta las posiciones que ocupaban antes de la invasión. Ya no más: "Ahora, si somos fuertes en el frente militar, y ganamos la batalla por el Donbás, que será crucial para la dinámica próxima de esta guerra, por supuesto la victoria para nosotros en esta guerra será la liberación del resto de nuestros territorios", dijo Kuleba.

La advertencia que Berrier hizo ante el Senado de USA, respecto de una "punto muerto" que se avecinaría en el conflicto, viene al tiempo que el Ejército ruso ha proclamado avances de sus fuerzas hacia la frontera entre las regiones de Donetsk y Luhansk, explica el diario The Guardian, lo que le brindaría potencialmente el control de la región del Donbás.

Mientras tanto, Ucrania asegura que las fuerzas rusas están en retroceso en Járkov. "Las localidades de Cherkasy Tychky, Rusky Tychky, Rubijne y Bayrak fueron liberadas" en la región de Járkov, este, indicó el estado mayor ucraniano en Facebook. "Nuestras fuerzas armadas nos han dado buenas noticias en la región de Járkov. Los ocupantes son expulsados gradualmente de Járkov", dijo recientemente Zelenski en un video. Sin embargo, la naturaleza tenue de estos avances fue resaltada por el propio jefe de la administración regional de Járkov, Oleg Snegubov, quien dijo que si bien cuatro pueblos habían sido recuperados por Ucrania en la zona, aún había batallas feroces en curso.

Azovstal

Mientras tanto, aunque los rusos controlan gran parte de la ciudad de Mariupol, subyace una resistencia ucraniana en las instalaciones industriales de Azvostal, reconvertidas en bastión militar del batallón Azov -unidad ucraniana que tiene afiliaciones históricas con la ultraderecha-.

El portal Menorca, en un artículo, describe al complejo como una "gigantesca 'ratonera' subterránea", que posee un "número indefinido de niveles subterráneos con múltiples recovecos y vericuetos".

"¿Dónde radica la importancia de estas instalaciones industriales, reconvertidas en bastión militar de primer nivel? En las últimas horas RTVE ha desmentido como bulo que la representación gráfica que pueden apreciar a continuación sea fidedigna de lo que esconde el subsuelo bajo la enorme planta siderúrgica bañada por las aguas del mar de Azov, donde el polémico batallón Azov tiene su cuartel general", publica Menorca.

https://twitter.com/josepbastardas/status/1515758736299679757

"No obstante ofrece una imagen esquemática que puede acercarse a la realidad más de lo que creemos. Así lo apuntala el periodista de The Kyiv Independent, Illia Ponomarenko, quien describe la batalla de Azovstal como «la frontera final», unos hechos que marcarán de forma inevitable el devenir de la guerra en Ucrania, y quien sabe qué más. «La guarnición de Mariúpol ahora está confinada en la fortaleza principal de la ciudad, el complejo industrial de Azovstal. Es un laberinto gigante y muy intrincado de acero y hormigón, con un montón de refugios subterráneos fortificados. Será muy difícil de doblegar» aventura el reportero ucraniano, que sigue los avances de la ofensiva rusa, prorrusa y chechena sobre el territorio. Algunos medios británicos aseguran que la 'ratonera' de Azovstal cuenta con interminables corredores subterráneos y diversas salidas a la ciudad, de la que hoy quedan pocos edificios en pie".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario