Leído

EX MANO DERECHA DE FRANCISCO I

George Pell, el cardenal australiano acusado de abuso sexual fue absuelto por el tribunal

Mar, 07/04/2020 - 3:13pm
Enviado en:
Por Urgente24

Mientras el mundo atraviesa una de las peores crisis en los últimos tiempos debido al Coronavirus y la pandemia internacional que este significa, otros problema también resurgen, esta vez para el Vaticano de Francisco I. Es así que el cardenal australiano, George Pell, quien había sido uno de los primeros acusados y condenados por abuso sexual fue absuelto unánimamente. Al parecer los planes de reforma de la doctrina de la Iglesia que quiso instaurar el Papa no fueron tan efectivos.

George Pell podría enfrentar una condena de hasta 50 años de prisión. /Foto:NBC
George Pell fue absuelto por el el Tribunal Supremo de Australia.
Contenido

Este martes 07/04, el Tribunal Superior de Australia decidió que el cardenal australiano, George Pell, quien había sido acusado y condenado por abuso sexual, es inocente. De esta forma fue liberado de la prisión de alta seguridad de Baron en el estado de Victoria y absuelto de culpa y cargo. El mismo ya es libre y se dirigió a una institución religiosa en Melbourne. La noticia llega en un momento donde la humanidad está en crisis aunque el Vaticano reza por inocentes que reciben sentencias injustas.

"Hay una posibilidad significativa de que una persona inocente haya sido condenada porque la evidencia no establecía la culpa del estándar de prueba requerido", explicaron las autoridades judiciales australianas cuando comunicaron el veredicto. Tengamos en cuenta que el cardenal siempre mantuvo ser inocente, en cada declaración y que esta última decisión del Tribunal proviene de la sentencia de 6 años realizada por la Cámara de Apelaciones. 

Tal es así que las noticias sobre Pell fueron bien recibidas por la Santa Sede, sobretodo teniendo en cuenta que el mismo no solamente era cardenal sino que también consejero financiero de Francisco y ministro de Economía del Vaticano. Recordemos que el acusado fue hallado culpable de haber abusado de 2 monaguillos en la Catedral de San Patricio, en Melbourne, durante la década de los '90. En ese momento el Papa había tomado medidas al respecto y de cara a la reforma de la Iglesia.

Claro que cuando ocurrieron las acusaciones y Pell no pudo obtener la libertad bajo fianza, por lo que fue preso, inmediatamente quedó fuera de la Secretaría de Economía del Vaticano. Aunque ahora su lugar en la Iglesia está en duda, teniendo en cuenta que supuestamente podría volver a su antiguo puesto. Si bien en el medio ocurrieron otras tantas reformas y escándalos para el Papa, como los acusados por corrupción y los problemas financieros de la institución. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el cardenal fue la figura de más alto rango de la Iglesia Católica a donde llegaron las acusaciones por abuso sexual desde que comenzó la ola de denuncias habilitada de cierta forma por la administración de Francisco I. Aunque si bien Pell se había retirado de sus funciones en el Vaticano para dedicarse a su defensa, en los papeles seguía apareciendo a la cabeza de la secretaría de Economía de la Santa Sede. En consecuencia, el Papa resolvió poner una prohibición sobre Pell: no al ejercicio del ministerio sacerdotal y a "cualquier contacto con menores de edad".

Claro que esto despertó la furia en varios sectores de la sociedad que por supuesto se encuentran en contra de los abusos en la Iglesia. Aunque según los abogados y el tribunal, no habían pruebas suficientes que lo incriminen. Si bien la defensa de Pell no desestimó las acusaciones de las víctimas, sí explicó que había más dudas que certezas, sobretodo teniendo en cuenta que los denunciantes aseguran que el abuso ocurrió en la sacristía: uno de los lugares más concurridos después de la misa de domingo. 

En tanto, el Papa Francisco que siempre aceptó las sentencias de los tribunales recibió con los brazos abiertos esta última y por supuesto aprovechó la oportunidad para rezar en contra de las sentencias injustas y para dejar en claro su compromiso con la reforma de las prácticas de la Iglesia y por supuesto contra el abuso sexual en la religión.  “No me incluyas entre los pecadores ni entre los hombres sanguinarios: ellos tienen las manos llenas de infamia”, dijo el Sumo Pontífice, este martes 07/04 durante la misa.