Leído

ELECCIONES EN ISRAEL

El fracaso de Netanyahu: Gantz avanza en la carrera y Trump brilla por su ausencia

Jue, 19/09/2019 - 7:58pm
Enviado en:
Por Urgente24

En su segundo intento electoral por llegar al poder, el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no logró la mayoría de los votos para asumir y comenzar su cuarto mandato consecutivo. Sin embargo, tampoco lo hizo su contrincante y ex jefe militar, Benny Gantz. El Likud de Netanyahu y el partido Azul y Blanco de Gantz tampoco acordaron en formar gobierno, ya que el mismo quiere un gobierno de coalición liberal, sin el extremismo de Netanyahu. Pero ahora el presidente, Reuven Rivlin, debe elegir a uno de los candidatos y Gantz ya se esta moviendo para asegurarse el puesto. Mientras tanto, Naetanyahu no recibió noticias de su aliado, Donald Trump.

Contenido

Se podría decir que las últimas fueron una de las elecciones más calientes y extraña que alguna vez hubo en Israel, donde el Primer Ministro, Benjamin Netanyahu volvió a perder por segunda vez en un mismo año en elecciones por el mandato. Aunque los resultados estuvieron muy cerca, ya que el partido del centro de Benny Grantz, Azul y Blanco, obtuvo 32 bancas en el Parlamento israelí. Mientras el Likud de Netanyahu sacó 31.

La posibilidad frente a este panorama era o formar gobierno de coalición, o ir por otras elecciones, la tercera en un año. Aunque Grantz ya aseguró que construirá un gobierno de coalición con cualquiera menos con el actual mandatario, pero sí con la Unión Democrática y la alianza laborista, que alcanzarían alrededor de 11 asientos en total. Sin embargo, el presidente, Reuven Rivlin, aseguró que haría todo lo posible para frenar las nuevas elecciones. Es por eso que se reunirá con ambos candidatos para formar gobierno. 

Es así que Grantz este jueves 19/09 se reunió con el líder de la Unión Democrática, Nitzan Horowitz, y se están llevando a cabo conversaciones con los jefes de: Labor-Gesher, que tiene 6 bancas en el Knesset (Parlamento israelí), Yisrael Beytenu (9 bancas) y la Lista Unida (13 asientos) para asegurarse de que tendrá más de 61 recomendaciones y recibirá el mandato de Rivlin. 

Si bien Netanyahu también se está moviendo para llegar con ventajas a la reunión con el presidente, tiene una gran desventaja, y es la desaparición de su aliado norteamericano, Donald Trump, quien no apareció para apoyarlo después de la derrota. El mandatario de Estados Unidos, quien Netanyahu está aprendiendo que es un amigo temporal, se distanció de su "amigo" en problemas.

Recordemos que en las pasadas elecciones, cuando el Primer Ministro tampoco logró la mayoría absoluta para convertirse en mandatario, ni la coalición, el estadounidense dio su apoyo a través de Twitter porque, a diferencia de lo que sucedió el pasado martes 17/09, sí había conseguido la mayoría de los votos y la mayoría parlamentaria. "¡Estados Unidos está con él y con el pueblo de Israel todo el tiempo!", tuiteó Trump en ese momento. 

Pero ahora lo único que obtuvo de parte de Trump fue un: “Nuestra relación es con Israel”, explicó Trump haciendo referencia a que Netanyahu no es nada especial.

Además, al mismo tiempo, Netanyahu anunció la cancelación de su viaje a Estados Unidos para la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde se esperaba que ambos líderes se reunieran y discutieran distintos temas como por ejemplo los ataques saudíes de la semana anterior. Pero claro debido a la derrota, el israelí no vio otra opción que cancelar y en consecuencia enfurecer a Trump. "Entonces veremos qué sucede", concluyó Trump.

Recordemos que ambos se utilizaron y continúan haciéndolo en función de su campaña política ya que a Netanyahu lo hace ver fuerte tener el apoyo de Trump, por ejemplo cuando ocurrió el cambio de embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén al principio del mandato del republicano. Así como también Netanyahu jugó con la creación de "Trump Heights", un asentamiento israelí en la región de los Altos del Golán al que le puso su nombre para enriquecer el ego del presiente. 

Es tal la relación que Netanyahu creció con el el norteamericano que para hacer bombo de su campaña colgó carteles en Israel con fotos de ambos y la frase de campaña del primer ministro.

Pero volviendo a Benny Gantz, piensa seguir adelante con su gobierno de coalición democrática dejando a Netanyahu completamente afuera y hundido en sus casos de corrupción. "Construiré un gobierno amplio y liberal que entregará la voluntad del pueblo. No nos rendiremos a ningún dictado. Las negociaciones serán dirigidas por mí de manera responsable y con buen juicio ”, dijo el líder de Azul y Blanco claro retractando que su gobierno será todo menos ultraortodoxo. 

Aunque la reacción de Netanyahu de ofrecerle a Gantz un gobierno de coalición provocó una buena reacción en el presidente: “Lo felicito, señor primer ministro, por unirse a esa llamada esta mañana. Los responsables electos tienen la responsabilidad de hacerlo posible, especialmente los líderes de los principales partidos", aunque también era la única opción que tenía. 

Esto es lo mismo que explicó Avidgdor Lieberman, representante de la derecha laica israelí, quien aseguró que Netanyahu nunca tuvo intención de formar gobierno de coalición con Gantz, y su intención detrás era dejar mal parado a su opositor por rechazarlo e ir a nuevas elecciones.