FOCO Samuel Morse > Telégrafo > Código Morse

LO QUE HIZO DIOS

Samuel Morse envía el primer mensaje por telégrafo, revolucionando la comunicación

El 24 de mayo de 1844, Samuel Morse cambió la comunicación para siempre con el primer mensaje telegráfico. Un hecho que revolucionó cómo nos conectamos.

El 24 de mayo de 1844 Samuel Morse, a través de su revolucionario telégrafo, envió el primer mensaje a larga distancia: "¿What hath God wrought!" (¡Lo que Dios ha creado!). Este invento transformaría para siempre la forma en que las personas se comunicaban, dando paso a la era de la comunicación instantánea.

En el principio... señales de humo

Antes del telégrafo, la comunicación a larga distancia era un proceso lento y arduo. Las noticias y la información dependían de la velocidad de un caballo o de un barco, lo que dejaba a las personas aisladas e incomunicadas, particularmente si vivían en otro continente o en un territorio vasto. Una noticia urgente podía llegar luego de días o incluso semanas de espera.

Las civilizaciones más antiguas habían ideado varios métodos ingeniosos para superar estas limitaciones, aunque ninguno era tan efectivo ni confiable como el telégrafo que estaba por llegar. En China resonaban los tambores a través de las montañas, mientras que en Egipto se encendían hogueras para transmitir señales visuales. Los griegos, por su parte, utilizaban un sistema de relevos de mensajeros a pie o a caballo, transportando mensajes escritos a lo largo de rutas ya establecidas.

image.png
Las civilizaciones antiguas tenían diferentes métodos para transmitir noticias a larga distancia. Los griegos, por ejemplo, usaban mensajeros a pie o a caballo.

Las civilizaciones antiguas tenían diferentes métodos para transmitir noticias a larga distancia. Los griegos, por ejemplo, usaban mensajeros a pie o a caballo.

Sin embargo, estos métodos eran lentos, poco fiables y dependían en gran medida de las condiciones climáticas. La lluvia o el viento podían afectar la visibilidad de las señales de humo y las hogueras, mientras que los mensajeros a pie o a caballo eran susceptibles a la fatiga, los ataques de animales salvajes o incluso a los bandidos.

Pasarían muchos siglos hasta que surgiera una tecnología más moderna, el semáforo, a principios del siglo XIX. Este sistema consistía en una serie de torres ubicadas en puntos altos, cada una equipada con brazos móviles que podían señalizar letras y números. Los operadores de estas torres transmitían un mensaje a la siguiente torre, y así sucesivamente, hasta que el mensaje llegabr a su destino.

image.png
Las torres de semáforo fueron un paso importante en la comunicación a distancia, pero estaban limitadas por las condiciones climáticas y el costo de mantenerlas.

Las torres de semáforo fueron un paso importante en la comunicación a distancia, pero estaban limitadas por las condiciones climáticas y el costo de mantenerlas.

Si bien el semáforo representó un avance importantísimo en la comunicación a larga distancia, también tenía las mismas limitaciones que los sistemas anteriores. Dependía de una línea de visión despejada entre las torres, lo que hacía se volvieran inoperables en condiciones climáticas adversas o en terrenos montañosos. Además, construir y mantener las torres era muy costoso, lo que limitaba aún más que se las implementara a lo largo de grandes distancias.

La chispa de la innovación: Morse y el primer telegrama

En la década de 1830, apareció un inventor estadounidense llamado Samuel Morse, que estaba fascinado con la idea de un telégrafo eléctrico desde que se sumergió en las propiedades del electromagnetismo tras un viaje a Europa. Aquella experiencia le dio la idea de explorar la posibilidad de utilizar señales eléctricas para transmitir mensajes a través de cables.

Junto a sus colaboradores, Leonard Gale y Alfred Vail, Morse desarrolló un sistema telegráfico que funcionaba enviando pulsos de corriente eléctrica a través de un cable, los cuales se descifraban con un ingenioso sistema que desarrollaron Morse y Vail: el código Morse.Este código asigna a cada letra y número del alfabeto una secuencia única de puntos (cortos) y rayas (largos), representados como clics audibles o señales visuales (según el tipo de receptor utilizado).

image.png
Samuel Morse, junto a sus colaboradores, desarrolló el telégrafo eléctrico y el Código Morse, con el que se descifraban los mensajes enviados a través de él.

Samuel Morse, junto a sus colaboradores, desarrolló el telégrafo eléctrico y el Código Morse, con el que se descifraban los mensajes enviados a través de él.

Así, el 24 de mayo de 1844, Morse envió el primer mensaje telegráfico desde Washington D.C. a Vail, que se encontraba en Baltimore, Maryland. El mensaje, que atravesó unos 100 kilómetros de distancia en segundos y que abrió un nuevo capítulo en la historia de la comunicación, era breve: "What hath God wrought!" ( "¡Lo que Dios ha hecho!"), una cita bíblica del libro de Números que hacía referencia a los israelitas.

iiif-service_mss_mmorse_071_071009_0001-full-pct_100-0-default.jpg
Morse envió el primer mensaje telegráfico de la historia: "What hath God wrought" (en español, "Lo que ha hecho Dios").

Morse envió el primer mensaje telegráfico de la historia: "What hath God wrought" (en español, "Lo que ha hecho Dios").

La invención del telégrafo significaba que las noticias ahora podían viajar a la velocidad de la electricidad, lo que se traducía en una comunicación más rápida y eficiente entre empresas, gobiernos y el público en general. Rápidamente, la red telegráfica se extendió por todo Estados Unidos y el mundo, cambiando para siempre la forma en que las personas hacían negocios, compartían noticias y se mantenían en contacto.

Si bien el telégrafo finalmente fue reemplazado por tecnologías todavía más avanzadas como el teléfono y el internet, el telégrafo allanó el camino para que esos inventos pudieran ver la luz. Es innegable que de la comunicación instantánea y global que disfrutamos hoy en día, el telégrafo es su abuelo.

---------------------------------------

Más contenido en Urgente24

La increíble historia de Lambert Simnel, el niño que engañó a todos y se coronó rey

Hoy, los argentinos celebramos el Día del Cine Nacional: ¿Qué película empezó todo?

El sangriento final de Bonnie y Clyde, los amantes que conmovieron a una nación