FOCO Francisco > cardenales > Robert McElroy

21 NUEVOS CARDENALES

Rescate de Biden y Pelosi: Francisco eleva a Robert McElroy

El obispo 'progresista' Robert McElroy será 1 de los 16 nuevos cardenales que Francisco ordenará en agosto, integrantes de los 'elegibles' para sucederlo.

Papa Francisco anunció el domingo 29/05 que creará 21 nuevos cardenales en agosto, uno de los cuales es el obispo de San Diego, California, Robert McElroy.

Francisco eleva a

  • Arthur Roche, prefecto de la Congregación para el Culto Divino;
  • Lazarus You Heung-sik, prefecto de la Congregación para el Clero;
  • Fernando Vérgez Alzaga, presidente de la Comisión Pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano y el Governatorato;
  • Jean Marc Avelin, arzobispo de Marsella;
  • Peter Okpaleke, obispo de Ekwulobia, Nigeria;
  • Leonardo Steiner, arzobispo de Manhaus;
  • Filipe Neri
  • António Sebastião do Rosário Ferrão, arzobispo de Goa y Damao, India;
  • Robert W. McElroy, Obispo de San Diego, Estados Unidos;
  • Virgílio do Carmo da Silva, Arzobispo de Timor Oriental;
  • Oscar Cantoni, el obispo de Como;
  • Anthomy Poola, arzobispo de Hyderabad, India;
  • Paulo César Costa, arzobispo de Brasilia;
  • Richard Kuuia Baawobr, arzobispo de Wa, Ghana;
  • William Goh Seng Chye, arzobispo de Singapur;
  • Adalberto Martínez Flores, arzobispo de Asunción, Paraguay;
  • Giorgio Marengo, prefecto apostólico de Ulán Bator, capital de Mongolia.

McElroy

Nativo de San Francisco, California, McElroy fue criado en el condado de San Mateo, él fue ordenado sacerdote en 1980, fue auxiliar del arzobispo Salvatore Cordileone, en San Francisco, y en 2015, el papa Francisco lo eligió para dirigir la diócesis de San Diego, reemplazando al obispo Cirilo Flores, quien murió de cáncer en septiembre de 2014, 1 año después de asumir el cargo.

McElroy se sometió a una cirugía de derivación coronaria a fines de 2021, que según la diócesis fue exitosa. Como cardenal, a los 68 años, está dentro de la edad máxima de 80 años para votar en un futuro cónclave, y es una voz que se escucha con frecuencia en el debate sobre la "coherencia eucarística".

McElroy ha afirmado enérgicamente su punto de vista de que la Eucaristía no debe negarse a los políticos que apoyan la legalización del aborto.

Los clérigos conservadores estadounidenses han ensayado esa acción punitiva contra el presidente Joe Biden y contra la representante por California, Nancy Pelosi, titular de la Cámara Baja federal, ambos católicos apostólicos romanos e integrantes del Partido Demócrata.

En 2020, 3 semanas antes de las elecciones presidenciales de USA, McElroy criticó a quienes cuestionaban la fe católica personal de Biden en función de sus posiciones sobre el aborto, y lo denunció como "un asalto al significado de lo que es ser católico".

McElroy dijo que aunque los actos de aborto son intrínsecamente malos, la legislación al respecto es una cuestión de juicio prudencial y, además, que la identidad católica no se sostiene ni se derrumba en una sola posición política.

La doctrina social católica y la identidad abarcan

  • la solidaridad,
  • la compasión,
  • el amor por la iglesia y
  • "tener una relación llena de gracia con Dios".

A menudo McElroy ha criticado que el aborto sea una prioridad en el debate por sobre otras preocupaciones sociales, tales como la pena de muerte y la atención a los migrantes.

En noviembre de 2019, McElroy generó controversia en la Asamblea General de Otoño de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos cuando él objetó el lenguaje en una carta que se publicaría como suplemento del documento de 2015 "Formando conciencias para ciudadanos fieles". McElroy dijo que se oponía a una frase que decía que "la amenaza del aborto sigue siendo nuestra principal prioridad porque ataca directamente a la vida misma".

McElroy llamó a esa línea "al menos discordante" con lo que el papa Francisco había enseñado, aún cuando no explicó qué enseñanza en particular pensaba que esto violaba.

pelosi francisco.jpg
Nancy Pelosi y papa Francisco.

Nancy Pelosi y papa Francisco.

El caso Pelosi

En un ensayo del 05/05/2021, McElroy denunció lo que llamó “una teología de indignidad” para recibir la Eucaristía, en la que quienes la practican se centran demasiado, en su opinión, en la disciplina.

El obispo McElroy argumentó que la lógica de negar la Eucaristía a los políticos pro-aborto constituye una prueba de fuego “extremadamente expansiva” que “aplica sanciones de manera muy selectiva e inconsistente”, y que, en su opinión, el aborto está siendo señalado en detrimento de otros males.

"La Eucaristía nunca debe ser instrumentalizada para un fin político, no importa cuán importante sea", afirmó McElroy en ese ensayo.

No veo cómo privar al Presidente u otros líderes políticos de la Eucaristía en función de su postura de política pública pueda interpretarse en nuestra sociedad como algo más que el uso de la Eucaristía como arma y un esfuerzo por no convencer a la gente mediante argumentos y diálogo, sino, más bien, para someterlos a golpes sobre el tema. No veo cómo privar al Presidente u otros líderes políticos de la Eucaristía en función de su postura de política pública pueda interpretarse en nuestra sociedad como algo más que el uso de la Eucaristía como arma y un esfuerzo por no convencer a la gente mediante argumentos y diálogo, sino, más bien, para someterlos a golpes sobre el tema.

Algunos observadores han notado el contraste entre la opinión de McElroy -de que no se debe negar la Eucaristía- y la de su ex arzobispo, Salvatore Cordileone, quien prohibió a la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, recibir la Sagrada Comunión hasta que se arrepienta de su obstinado apoyo al aborto.

En el caso de Cordileone, él explicó que emitió la instrucción respecto de Pelosi de acuerdo con el canon 915 del Código de Derecho Canónico, que establece que “Aquellos… que obstinadamente perseveran en el pecado grave manifiesto, no deben ser admitidos a la Sagrada Comunión”.

Robert McElroy4.jfif
Robert McElroy cuando asumió al frente del Obispado de San Diego, California.

Robert McElroy cuando asumió al frente del Obispado de San Diego, California.

Datos fundamentales

Francisco dijo que en el consistorio previsto para el 27 de agosto elevaría a 21 hombres al rango de cardenal, incluido el obispo Robert McElroy, uno de sus principales aliados en USA.

La elección del obispo McElroy, cuya diócesis nunca ha sido dirigida por un cardenal, es un mensaje sobre el deseo del Papa de una orientación más liberal para el Episcopado estadounidense.

El Vaticano informó que 16 de los nuevos cardenales tendrán menos de 80 años y, por lo tanto, serán elegibles para votar en un cónclave por un futuro Papa.

En tales ocasiones, los pontífices también suelen elevar a varios cardenales mayores de 80 años, para honrarlos por sus servicios a la Iglesia Católica.

De acuerdo con la práctica anterior de Francisco, las nuevas selecciones incluyen obispos de diócesis más pequeñas que tradicionalmente no están dirigidas por cardenales y de áreas alejadas del centro del mundo católico, incluido el obispo Giorgio Marengo, de Ulaanbaatar, Mongolia.

Tras su elevación de los nuevos cardenales en agosto, el Papa Francisco habrá nombrado a 83 de los 132 cardenales electores, o el 63% del cuerpo elegible para elegir a su sucesor.

10 de los electores, o 7,6%, serán cardenales estadounidenses. Según las estadísticas del Vaticano, USA representa el 5,5% de los 1.360 millones de católicos del mundo.

Pablo VI estableció un límite de 120 para el número de cardenales electores, pero los papas ocasionalmente han excedido ese número por cortos períodos de tiempo. Si no hay muertes mientras tanto, el número de electores se reducirá a 120 en julio de 2023, cuando el cardenal italiano Giuseppe Versaldi cumpla 80 años.

Robert McElroy.jpg
Robert McElroy, líder de los católicos progresistas estadounidenses.

Robert McElroy, líder de los católicos progresistas estadounidenses.

El personaje

McElroy nació en una familia católica en San Francisco, California el 5 de febrero de 1954, tiene 4 hermanos, una licenciatura en Historia de la Universidad de Harvard (1975) y una maestría en Historia estadounidense de la Universidad de Stanford (1976).

En 1979, McElroy se graduó del Seminario de St. Patrick, en Menlo Park, California.

En 1985, McElroy obtuvo un título STL de la Escuela Jesuita de Teología de la Universidad de Santa Clara en Berkeley, California.

En 1986, obtuvo un STD en Teología Moral, de la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma, Italia, con una disertación titulada 'John Courtney Murray y la Crisis Ssecular: Fundamentos para una teología pública católica estadounidense'.

En 1989 obtuvo un doctorado en Ciencias Políticas de la Universidad de Stanford, con una disertación titulada 'Moralidad y Política Exterior Estadounidense: El papel de las normas morales en los asuntos internacionales'.

Escribiendo en 2014, él argumentó que el énfasis del Papa Francisco en la desigualdad en la enseñanza social católica no fue bien recibido por muchos católicos estadounidenses, quienes criticaron su declaración por ser radical, simplista y confusa. Pero este rechazo contrasta con la recepción entusiasta que el nuevo Papa ha tenido en Estados Unidos desde el momento de su elección, y que los estadounidenses se animan a construir una cultura eclesiástica que se deshaga del juicio; aplauden reformas estructurales en el Vaticano; y admiran el enfoque continuo de Francisco en las necesidades pastorales de hombres y mujeres comunes.

El 3 de marzo de 2015, McElroy fue nombrado 6to. obispo de San Diego por Francisco, diócesis que sirve a 1 millón de católicos en los condados de San Diego e Imperial.

McElroy es considerado como un partidario de las políticas progresistas del papa Francisco. Ha escrito con frecuencia y extensamente sobre la desigualdad social y la misión de justicia social de la Iglesia. En su primera aparición pública en San Diego, se comprometió a defender la causa de las personas sin hogar, apoyar una reforma migratoria integral y prohibir que cualquiera que haya abusado de menores sirva en el clero u otro empleo en la diócesis.

En una discusión sobre el documento de 2015 "Formación de la conciencia para la ciudadanía fiel" de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), McElroy argumentó que el documento se centraba excesivamente en el aborto y la eutanasia: “Junto a los temas del aborto y la eutanasia, que son temas centrales en nuestro esfuerzo por transformar este mundo, la pobreza y la degradación de la tierra también son centrales. Pero este documento mantiene la estructura de la cosmovisión de 2007. se inclina a favor del aborto y la eutanasia y excluye la pobreza y el medio ambiente".

Él pidió que el texto se desechara por completo. Sus comentarios irritaron visiblemente al cardenal Daniel DiNardo, quien entonces se desempeñaba como vicepresidente de la USCCB y luego se convirtió en su presidente.

En un discurso pronunciado en febrero de 2016, McElroy pidió a los católicos "reconocer y confrontar la fea ola de intolerancia antiislámica" en Estados Unidos, y denunció como "falsedades repetidas" las afirmaciones de que el Islam es una religión violenta y comparó estas acusaciones con el anticatolicismo del siglo XIX en Estados Unidos.

mcelroy.jpg
Robert McElroy en la línea de sucesión de Francisco.

Robert McElroy en la línea de sucesión de Francisco.

Homosexualidad

En 2016, McElroy recibió una carta del psicoterapeuta y experto en abuso sexual clerical Richard Sipe sobre la supuesta conducta sexual inapropiada del cardenal retirado Theodore McCarrick. En una discusión anterior, McElroy le había pedido a Sipes cualquier material que corroborara sus alegaciones.

Sipe enumeró las acusaciones contra varios obispos, incluidos los informes de mala conducta del arzobispo John Neinstedt y el obispo Robert Brom, el abuso del obispo Thomas Lyons y el obispo Raymond Boland, y el encubrimiento del cardenal Roger Mahony.

Sipe también dijo que había entrevistado a 12 sacerdotes y seminaristas que describieron avances y actividades sexuales por parte del entonces cardenal Theodore McCarrick.

Sin embargo, McElroy escribio sobre Sipe:

"Le pregunté si podía compartir esta información conmigo, especialmente porque algunas de sus acusaciones involucraban a personas que aún estaban activas en la vida de la Iglesia. El Dr. Sipe dijo que no podía compartir información documental específica que corroborara sus afirmaciones... El Dr. Sipe hizo muchas contribuciones significativas para comprender las dimensiones del abuso sexual del clero en los Estados Unidos y para ayudar a las víctimas. Pero las limitaciones en su disposición a compartir información corroborante hicieron imposible saber qué era real y qué era un rumor".

Pero las acciones de McCarrick se hicieron de conocimiento público en junio de 2018 y fue destituido del ministerio público después de que el Vaticano consideró creíble una acusación.

En una reunión de 2018, varios católicos laicos le preguntaron a McElroy sobre un hombre abiertamente homosexual, Aaron Bianco, que trabajaba en la parroquia St. John the Evangelist. En respuesta a una de sus preguntas, McElroy dijo: "Si la Iglesia eliminara a todos los empleados que no están viviendo las enseñanzas de la Iglesia en su plenitud, estaríamos empleando solo ángeles".

En 2019, McElroy le dijo a la publicación National Catholic Reporter que él está a favor de ordenar mujeres al diaconado y dijo: "Mi opinión al respecto es [que] las mujeres deberían ser invitadas a todos los ministerios o actividades que tengamos que no estén doctrinalmente excluidos".

Colegio de Cardenales.jpg
Colegio de Cardenales: Francisco ha logrado una renovación a su medida que le garantiza un sucesor.

Colegio de Cardenales: Francisco ha logrado una renovación a su medida que le garantiza un sucesor.

-------------------------

Más contenido de Urgente24:

San Martín empobrecido, porotos de Guzmán y los opositores coquetos

Oficial: Javier Milei es precandidato a Presidente

En concreto, 3 ideas para frenar la Inflación

Convención Bautista del Sur o cuando acecha la mafia

Argentina y México vs. USA: contracumbre a la vista

Dejá tu comentario