ANÁLISIS Convención Bautista > líderes > abusos sexuales

CRIMEN Y CASTIGO

Convención Bautista del Sur o cuando acecha la mafia

Enorme escándalo en la Convención Bautista del Sur, la mayor denominación protestante de USA. Pero es hora de limpieza.

Días después de un informe de investigación explosivo, el Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur decidió hacer lo que sus líderes anteriores se negaron a hacer durante 15 años: publicar la lista de líderes que habían sido acusados de abusos sexuales de manera creíble.

La Convención Bautista del Sur es

  • la mayor entidad bautista en el mundo,
  • la mayor denominación protestante en USA (más de 14.5 millones de miembros y más de 47.500 iglesias.)

Los Bautistas del Sur -evangélicos en la doctrina y su práctica- hacen hincapié en la conversión individual, incluido el bautismo por inmersión en las aguas.

La mayoría de los bautistas llegaron a USA desde Inglaterra, durante el siglo 17, perseguidos por mantener visiones religiosas disidentes a la oficial, anglicana.

La más antigua iglesia Bautista fue establecida en Charleston, Carolina del Sur, en 1682 bajo la dirección del reverendo William Screven. Otra en la colonia de Virginia, en 1715, a través del ministerio de Robert Norden. Y una en Carolina del Norte, en 1727, a través del ministerio de Paul Palmer.

La Convención Bautista del Sur se convirtió en una denominación independiente en 1845 en Augusta, Georgia, por una división regional con los Bautistas del Norte acerca de la cuestión de la esclavitud en los estados del sur estadounidense.

La Guerra Civil por ese tema comenzaría el 12/04/1861.

El cambio

En mayo de 2022, la Convención Bautista del Sur ha publicado una lista de presuntos abusadores compilada por un ex miembro del Comité Ejecutivo de la SBC, luego de un informe de Guidepost Solutions -especializada en investigaciones- que mostró que la denominación no respondió en forma adecuada a diversas denuncias de abuso.

La lista de 205 páginas se difundió tal como se le entregó a Guidepost Solutions, que acusó a la SBC de manipular / subestimar / ignorar acusaciones de abuso creíbles que involucran a iglesias afiliadas a la convención.

Presentado al Grupo de Trabajo sobre Abuso Sexual, Guidepost dijo que varios líderes del Comité Ejecutivo de la SBC ejercieron un fuerte control sobre las denuncias de abuso dentro de la denominación y "estaban singularmente enfocados en evitar la responsabilidad de la SBC con exclusión de otras consideraciones".

Sentados a ambos lados del presidente interino de la CE, Willie McLaurin, durante una reunión por Zoom el martes 24/05, Gene Besen y Scarlett Singleton Nokes, dos abogados del bufete Bradley Arant Boult Cummings LLP, fueron quienes propusieron emitir de inmediato una declaración repudiando la postura desdeñosa que los líderes de la CE habían tomado hacia las víctimas en el pasado y hacer pública una lista de 700 presuntos abusadores que los ex líderes mantuvieron en secreto.

Muchos de los nombres ya habían aparecido en la investigación de 2019 del diario 'Houston Chronicle'. Las cuentas no verificadas, donde no pudo rastrear una admisión, confesión, declaración de culpabilidad, condena, juicio, sentencia o inclusión en un registro de delincuentes sexuales, fueron tachadas. También algunos nombres de víctimas y testigos.

Willie McLaurin.jpeg
Convención Bautista del Sur y un líder interino pero valiente, Willie McLaurin.

Convención Bautista del Sur y un líder interino pero valiente, Willie McLaurin.

La lista

El presidente interino del Comité Ejecutivo de SBC, Willie McLaurin, y el presidente del Comité Ejecutivo, Rolland Slade, difundieron un comunicado conjunto el jueves 26/05 anunciando la difusión de la lista como un "paso inicial, pero importante, para abordar el flagelo del abuso sexual e implementar una reforma en la Convención".

“Cada entrada en esta lista nos recuerda la devastación y destrucción provocada por el abuso sexual. Nuestra oración es que los sobrevivientes de estos actos atroces encuentren esperanza y curación, y que las iglesias utilicen esta lista de manera proactiva para proteger y cuidar a los más vulnerables entre nosotros”, agregó el comunicado.

El informe indicó que ya en 2007, un miembro del personal del Comité Ejecutivo había recopilado una lista privada de pastores acusados en iglesias bautistas que no se había divulgado.

“Nos hemos familiarizado demasiado con el uso de técnicas para ralentizar los procesos”, dijo el presidente de la SBC, Ed Litton. “Debemos ser muy conscientes de que el mundo está mirando, y no necesitan ver las cosas como de costumbre… tenemos que hacer esto bien”.

Reflexión

Russell Moore, a cargo del Proyecto de Teología Publica en la revista Christianity Today, escribió:

"Si alguna vez quieres hacer algo amable por mí, por favor no me envíes flores. Si yo viera un ramo de flores en mi puerta, probablemente tendría una respuesta suprarrenal refleja. Eso se debe a que, durante años en mi contexto bautista del sur, la tradición se refería a un líder en la denominación, que se creía una especie de jefe, que enviaba a quienes discutían con él, un ramo de flores y una tarjeta con su nombre. Se interpretó que las flores significaban algo así como "Estás muerto para mí" o "Sé lo que hiciste" o algo así. La primera vez que escuché esto, me detuve y pensé: "Espera, ¿no es esto la mafia?"

Ahora no sé cuántas personas recibieron alguna vez tales flores. Cuando los jóvenes le preguntaban al respecto, el líder sonreía y miraba hacia otro lado. Quizás la leyenda siempre fue más grande que la realidad. Pero, en casos de miedo e intimidación, la leyenda es realmente todo lo que se necesita. Y detrás de la leyenda hay una verdad aún más grande, una que el resto del mundo vislumbra, después de la publicación de una investigación independiente que describe una cultura de encubrimiento, represalias y obstrucciones por parte del Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur sobre asuntos de abuso sexual en la iglesia, sobrevivientes de abuso sexual y los abogados y fiscales que los apoyaron.

Desde entonces, muchas personas de fuera de la denominación llamaron o enviaron mensajes de texto mientras observaban algunos de los procedimientos oficiales, y todos expresaron alguna variación de lo espeluznante que encontraban la cortesía sureña, con todos llamándose unos a otros "hermano tal y tal", dado las circunstancias. A algunos de ellos les pasé un tuit del periodista religioso Bob Smietana: “Para aquellos que son nuevos en la política de SBC. Están sucediendo muchas cosas cuando las personas se llaman "hermano" (...) y dicen: "Te aprecio". Todo es 'Bendito sea tu corazón' y la Biblia... y cuchillos detrás de escena”. Cuchillos, sí. Y flores.

(...) Unos meses después de que me fui, un reportero me detuvo cuando estaba defendiendo a los bautistas del sur por algo y me preguntó por qué, a lo que respondí: “Los amo, y el 90% de ellos son excelentes personas”. Él dijo: "Creo que tus matemáticas están mal". Tal vez eso era una especie de Síndrome de Estocolmo, tal como él dio a entender, de alguien que no podía soportar pensar de otra manera. Quizás. Pero también es, si no del todo exacto matemáticamente, cierto.

Hay mucha gente dulce en esos bancos. La gran mayoría de ellos nunca imaginaría que alguien llevaría a cabo tácticas al estilo de la mafia en su nombre y, más aún, nunca permitirían maltratar a los sobrevivientes de abuso sexual en el nombre de Jesús. Todavía creo eso. Pero no importa si la gente no reconoce que el negocio de la mafia se lleva a cabo entre bastidores y entiende cómo funciona.

La forma principal en que funciona es a través del miedo al exilio. Las flores en la puerta, ya sean literales o metafóricas, no son una amenaza para matar a nadie. Son una amenaza para sacar a alguien de la tribu, para marginar a esa persona para que cualquiera que los escuche en cualquier cosa signifique enfrentar la amenaza del exilio. La forma principal en que funciona es a través del miedo al exilio. Las flores en la puerta, ya sean literales o metafóricas, no son una amenaza para matar a nadie. Son una amenaza para sacar a alguien de la tribu, para marginar a esa persona para que cualquiera que los escuche en cualquier cosa signifique enfrentar la amenaza del exilio.

Esto funciona aún más eficazmente en las iglesias locales. Si una sobreviviente se presenta para hablar sobre lo que experimentó, se le puede decir que está sembrando división y obstaculizando el testimonio de la iglesia. Aquellos que están con ella pueden encontrarse rápidamente considerados "controvertidos". A partir de ahí, la gente encuentra otras formas, más populares, de mostrar a los demás que quienes piden reformas no son realmente “uno de nosotros”.

convencion bautista del sur.jpg
Convención Bautista del Sur, la hora de la verdad.

Convención Bautista del Sur, la hora de la verdad.

Irse o quedarse

Rob Downen, el periodista del Houston Chronicle que publicó la historia de la crisis de abuso sexual de SBC, detalló en un hilo de Twitter muy perspicaz los antecedentes de esta crisis actual, incluido el uso de la "teoría crítica de la raza"(N. de la R.: fundamentación del racismo) como una forma de demonizar a las personas que se consideraban "liberales."

(...) En cualquier contexto, las mafias, ya sean reales o metafóricas, solo funcionan si lo único que importa es la pertenencia y la seguridad. Las flores solo pueden asustarte hasta que puedas ver que han estado muertas todo el tiempo. Entonces, ¿deberías irte o deberías quedarte?

En la última semana más o menos, he recibido varias preguntas de personas, en muchos tipos diferentes de contexto de la iglesia, haciendo una pregunta que he tratado de responder muchas veces durante el año pasado, "¿Debería quedarme o debería irme?”. Mi respuesta: “No lo sé”.

Supongo que una de las primeras cosas que debe reflexionar, al tomar esa decisión, es preguntarse si usted es, por naturaleza, uno "que se va" o uno "que se queda".

  • Para algunas personas, quedarse siempre es lo predeterminado, porque temen el cambio o si hay "vida allá afuera".
  • Para otros, irse es siempre su primera opción, en cualquier situación, porque lo hacen cada vez que enfrentan un problema, antes de comprometerse e intentar solucionarlo.

Si sabe que está más en una de esas categorías que en la otra, entonces realmente examine sus motivos cuando quiera irse o quedarse. A veces quedarse es complicidad y a veces irse es temeridad. Pero ese no es siempre el caso con cualquiera de los dos.

  • Si te quedas porque ves problemas terribles pero crees que se resolverán solos, ten cuidado. Si permanecer en sí mismo es lo más importante para ti, muy bien podrías eventualmente hacer las paces con los pecados o las injusticias, solo para quedarte.
  • Si te vas porque crees que hay una isla de refugio allá afuera, una iglesia o un hogar denominacional en el que simplemente puedes “relajarte” y no enfrentar todo el tumulto de la depravación humana, ten cuidado. O te adaptarás a los pecados o injusticias del próximo grupo o te volverás cínico cuando descubras que tu nueva iglesia no es la Nueva Jerusalén.

Aquí está lo principal. Ya sea que te vayas o te quedes, enfrentarás la culpa y, sin importar cuál elijas, estarás tentado a culpar a aquellos que tomaron la decisión opuesta. Los que se van a veces se quejan de los que se quedan y trabajan por el cambio, que son ingenuos o cómplices. Y los que se quedan a menudo se quejan de los que se fueron, "nos abandonaron" o "están amargados" o su partida fue una "venganza".

Si todas las personas buenas abandonan una institución, a menudo abandonan esa institución a las personas que la usarían para hacer más mal. Si las personas se quedan en un contexto que creen que está más allá de su capacidad de cambio, y saben que está ocurriendo un mal real, también abandonan esa institución a aquellos que la usarían para hacer más mal, a veces rindiéndose y convirtiéndose en una de esas personas. (...)".

El primer paso para lograr algún tipo de justicia para cualquier persona es romper primero el poder del miedo al exilio. Y eso es difícil de hacer. Pero, eventualmente, la gente comenzará a notar la diferencia entre la “condena” y las amenazas de la mafia, entre el “resurgimiento” y la política de poder, entre la predicación y la demagogia, entre la cortesía y la complicidad. (...) En cualquier contexto, las mafias, ya sean reales o metafóricas, solo funcionan si lo único que importa es la pertenencia y la seguridad. (...)".

----------------------

Más contenido en Urgente24

Talleres y Vélez en 8avos: pidieron 'cancelar' a Niembro

Boca le dedicó los memes a Salvio, Vignolo y Teo Gutiérrez

Un centro de ski de nivel internacional abrirá en Argentina

Miguel Ángel Broda: "Se viene la curva"

Escrachado: Un futbolista apareció en la cama con otra mujer

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario