FOCO Iqbal Masih > esclavitud > Día Mundial contra la Esclavitud Infantil

HORROR EN PAKISTÁN

Iqbal Masih, víctima del precio de la libertad

El 16 de abril de 1995, en Muridke, aldea próxima a Lahore, en Pakistán, un disparo segó la vida de Iqbal Masih. Tenía 12 años. Luchaba contra la esclavitud.

Iqbal Masih nació en Muridke Tehsil, distrito de Sheikhupura en el Punjab de Pakistán, y tenía 4 años cuando su padre lo cedió a una fábrica de alfombras a cambio de un préstamo para pagar la boda de Aslam, el hijo mayor.

Aberración frecuente en sociedades inexplicables para Occidente tal como la de India: los hijos menores entregados a cambio de préstamos, para casar a los mayores.

Para la madre de Iqbal, una campesina pobre, conseguir la dote para Aslam era una obligación.

Iqbal y Patras, el otro hermano menor de Aslam, debían mostrase solidarios con su hermano mayor.

Los patrones, dueños de las factorías, recuperaban el dinero prestado descontando una parte del salario mensual acordado con sus obreros, o con su familia en el caso de menores.

Esta situación forzaba a los trabajadores a permanecer a su servicio hasta la restitución total de la deuda.

Pero a los dueños les alegraba ver a los trabajadores o a las familias de los menores pedir más dinero antes del vencimiento del contrato, ya que de esta forma la deuda no se amortizaba nunca.

En 1987, Iqbal tuvo que trabajar más de 12 horas diarias haciendo alfombras para devolver el préstamo familiar, pero a causa de los intereses que había impuesto el amo, como de los nuevos préstamos solicitados por el padre, la deuda se iba haciendo cada vez mayor, hasta que llegó a las 13.000 rupias, en 1992.

En la lucha

Iqbal conoció a Ehsan Khan, un luchador contra el trabajo esclavo, creador del Bhatta Mazdoor Mahaz (Frente de los Trabajadores de Ladrillos). Sucedía que las fábricas de ladrillos era otro de los focos de trabajo esclavo: 12 horas al día, bajo el sol, familias enteras elaborando ladrillos. Niños y niñas, desde los 4 y 5 años, desde la mañana hasta la noche ayudando a sus padres.

Iqbal aprendió de Ehsan Khan a no tener miedo de denunciar la situación de los niños tejedores de alfombras.

A partir de 1993, él se convirtió en un líder infantil que denunciaba las condiciones laborales, los horarios y el régimen de esclavitud en el que viven los niños trabajadores en algunos telares de alfombras.

Iqbal fue conocido, y numerosas asociaciones humanitarias comenzaron a prestar oídos a una situación que contravenía los derechos infantiles y que el Gobierno de Pakistán había preferido ignorar hasta la fecha a pesar de los acuerdos internacionales suscritos.

En 1992, Pakistán había firmado la Convención contra el Trabajo Infantil, poco después de que hubiera prohibido la esclavitud por deudas. Pero el trabajo infantil y los trabajos por deudas a pesar de todo se seguían practicando.

Freedom hero. Iqbal Masih

El principio del fin

A causa de sus denuncias y de su activismo, Iqbal era un personaje cada vez más incómodo para quienes se beneficiaban del trabajo infantil.

A pesar de las amenazas de muerte que recibió, él rechazó la escolta policial, incluso se negó a trasladarse a la capital, Islamabad, o a un lugar más seguro. Prefirió quedarse entre los suyos.

En 1994 Iqbal ganó el Premio Reebok a la Juventud en Acción, instituido para reconocer las actividades en pro de la infancia (paradoja: la multinacional Reebok estaba utilizado mano de obra infantil en sus fábricas de Pakistán, según denunció en ese momento un reportaje de la cadena CBS).

Iqbal en alguna ocasión había dicho que quería llegar a ser abogado, para defender con más eficacia a otros esclavizados como él.

Pero en 1995, mientras él iba en bicicleta, fue asesinado de un disparo.

En el año 2000 se otorgó el Premio de los Niños del Mundo, título póstumo, a Iqbal Masih.

¿Qué pasa hoy?

Según Unicef, 152 millones de niños tienen que trabajar para ayudar a sus familias a sobrevivir.

La mayoría de ellos viven en África y Asia.

En general, el trabajo infantil ha disminuido: 246 millones de niños eran víctimas en 2000. Pero el descenso se está ralentizando.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que 6 millones de niños sufren explotación laboral en América Latina.

Según el índice de Esclavitud Global, publicado en 2018,son 40,3 millones de personas que en condiciones de esclavitud.

Entre las peores formas de trabajo infantil figuran la explotación sexual comercial, la trata de niños y niñas con fines de explotación laboral y la utilización de niños y niñas en conflictos armados y el tráfico de drogas.

En muchas familias latinoamericanas, el trabajo infantil se acepta como un ingreso adicional.

En comunidades que dependen de la agricultura, muchas veces es visto como una tradición.

Luis Fernando Figueroa, consultor en proyectos de cooperación con temática infantil y juvenil, del Centro San Isidro, en Santa Cruz, Bolivia, puso como ejemplo de explotación laboral forzosa, la cosecha de caña de azúcar:

"Muchas familias bolivianas van a la cosecha en Argentina o Chile. Asimismo, en las minas de la región, los menores de edad trabajan más de 8 horas en condiciones extremas".

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Brasil, México y Perú son los países latinoamericanos donde el trabajo infantil es más frecuente en números absolutos.

Iqbal. Película basada en la vida de Iqbal Masih

---------------------

Más contenido de Urgente24

El mejor alimento para ayudar al cerebro a 'envejecer bien'

He aquí 8 razones para comer estas semillas oscuras

Si quieres mejorar tu memoria, come más de este alimento

Beber esto a diario reduce azúcar en sangre, según estudios

Harvard avisa de coágulos de sangre y algo que muchos hacen

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario