DINERO redrado > FMI > brechas

PLAN ESTABILIZADOR

Redrado sorprendió: no más ajuste fiscal y cambiario del FMI

Mientras todos apuran un acuerdo rápido con el FMI, para Redrado es condición necesaria pero no suficiente. Las brechas son hoy la madre de las batallas, dijo.

El economista Martín Redrado sostuvo anoche que el Banco Central se encuentra en situación de emergencia con las reservas, que la madre de todas las batallas en el verano será bajar las brechas cambiarias y que los lineamientos para acordar con el FMI deberían ser hechos en Argentina por argentinos.

Reclamó en tal sentido señales de la autoridad monetaria de que se buscan alternativas para que haya más oferta de dólares, porque el público tiene que estar tranquilo de que hay suficiente respaldo de reservas.

Señaló al respecto que la Fundación Capital, que dirige, estima que al finalizar el año el monto disponible de reservas andará en los US$3.500 millones, ya utilizados los DEG del FMI para cancelar el último vencimiento del año.

El cálculo es que se podría llegar a marzo haciendo los pagos de febrero, pero que con lo que hay no se cubre ni un mes de las importaciones que necesitan las fábricas para producir.

La cuenta que hizo es que "un mes normal de importaciones son u$s 5.500 millones y los pagos al FMI son casi u$s 4.000 millones hasta marzo".

El ex titular del BCRA advirtió sobre la dependencia de piezas e insumos importados por parte de la industria, que abastecen al 40/45% de la cadena productiva y podría verse interrumpida.

En diálogo con José del Río, para el programa Comunidad de Negocios emitido por la señal LN+, el economista hizo hincapié en que las Pymes deben pagar con dólar financiero sus necesidades externas, lo que explica la dispersión de precios que registra el índice.

Plan de estabilización

Cuestionó que se haya apelado a prohibir la financiación de pasajes y alojamiento al exterior, y aclaró que unos 200 a 300 millones de dólares en verano no van a resolver el problema.

Al mismo tiempo, descartó que haya algún riesgo de que se apele a los encajes bancarios de los depósitos en dólares.

Aprovechó para recordar la pelea que tuvo en 2010 con Néstor y Cristina Kirchner por las reservas: "No son del Presidente de la Nación, ni del titular del Banco Central, sino de todos. Tener más reservas hace a la calidad de vida de los argentinos”, repitió lo dicho entonces.

Supeditó que se revierta la situación a que el gobierno elabore un plan de estabilización y crecimiento, y que en lugar de reprimir la demanda de divisas, se estimule la oferta, para no agravar el círculo de restricciones y más brechas.

En cuanto a la negociación con el FMI por el crédito de US$44.500 millones, sorprendió al afirmar que llegar a un entendimiento es una condición necesaria pero no suficiente.

"Espero que no terminemos en un acuerdo que sea más ajuste fiscal y cambiario, sino que se haga en Argentina, por economistas argentinos y que después sea convalidado por el FMI", recomendó.

Sobre el plan plurianual de Martín Guzmán, subrayó que hay inconsistencias respecto de financiamiento del déficit, y que en 2022 los organismos financieros multilaterales de crédito aportarán aproximadamente 12 mil millones de dólares, 2,5 puntos del PBI, cuando históricamente nunca aportaron más del 0,3 puntos del producto.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario