DINERO euro > inflación > dólar

PARIDAD

Euro vs Dólar: USA de fiesta y Europa de cabeza

La reciente apreciación del dólar por sobre el euro trae nuevas problemáticas para los países presentes en el continente.

Después de 20 años, el tipo de cambio entre el euro y el dólar estadounidense es casi el mismo. Las dos monedas están a menos de un centavo de alcanzar la paridad. El euro rondaba este martes, 12 de julio, en los US$ 1,0032, lo que supone un descenso de casi el 20% desde el comienzo del año. Los temores de recesión en el continente abundan, potenciados por la imparable inflación y la incertidumbre en el suministro de energía provocada por la invasión rusa de Ucrania.

image.png
Calculadora de divisas (Reuters)

Calculadora de divisas (Reuters)

Los europeos están sufriendo una fuerte pérdida del poder adquisitivo dada, en parte, por la pasividad del Banco Central Europeo -BCE- a la hora de definir su política monetaria para luchar contra la inflación. En cuestión de meses, los europeos han perdido cerca de un 20% de poder de compra sólo por la depreciación del euro.

La crisis energética, acompañada de una desaceleración económica, que ha sembrado dudas sobre si el Banco Central Europeo puede endurecer adecuadamente su política para reducir la inflación. El BCE anunció que subirá las tasas de interés este mes por primera vez desde 2011, ya que la tasa de inflación de la eurozona se sitúa en el 8,6%.

Pero algunos dicen que el BCE está muy atrasado y que es casi inevitable que se produzca un aterrizaje brusco. Alemania registró la semana pasada su primer déficit comercial de bienes desde 1991, a medida que los precios del combustible y el caos general de la cadena de suministro aumentaron significativamente el precio de las importaciones. Estrategas de divisas de Saxo Bank escribieron en una nota:

Dada la naturaleza de las exportaciones alemanas, que son sensibles a los precios de las materias primas, sigue siendo difícil imaginar que la balanza comercial pueda mejorar significativamente a partir de aquí en los próximos meses, dada la esperada desaceleración de la economía de la eurozona Dada la naturaleza de las exportaciones alemanas, que son sensibles a los precios de las materias primas, sigue siendo difícil imaginar que la balanza comercial pueda mejorar significativamente a partir de aquí en los próximos meses, dada la esperada desaceleración de la economía de la eurozona

La Reserva Federal de Estados Unidos -Fed- está muy por delante de Europa en lo que respecta al endurecimiento de las tasas de interés, ya que los ha aumentado en 75 puntos básicos y ha indicado que este mes se producirán más incrementos.

Este refugio seguro en el dólar estadounidense podría ser aún más extremo si Europa y Estados Unidos entran en recesión, advirtió la semana pasada en una nota el jefe de investigación de divisas de Deutsche Global, George Saravelos.

Turismo y comercio, los más determinantes

El turismo es el efecto más elemental, sobre todo para aquellos que tienen previsto viajar de Estados Unidos a Europa. Cuando un turista europeo se acerque al mostrador de una casa de cambio le darán menos dólares por sus euros, con lo que tendrá menor capacidad de gasto. Eso puede perjudicar a la industria turística de Estados Unidos. Por el otro lado, los estadounidenses que crucen el Atlántico en dirección a uno de los países europeos verán que sus dólares rinden mucho más. Y eso puede redundar en ingresos extra para hoteles, bares y restaurantes, muy necesitados de buenas noticias tras la recesión en el sector. También las tiendas europeas pueden salir beneficiadas: cuando en 2008 el euro llegó a cambiarse por 1,59 dólares, su máximo histórico, no era raro que muchos turistas viajaran a Estados Unidos con la maleta casi vacía para volver con ella llena de gangas. Ahora puede ocurrir lo contrario.

Con respecto al comercio, durante décadas, la devaluación de la moneda fue un instrumento de política monetaria básico para obtener ventajas competitivas con las que salir de las crisis. La idea es simple, si tu moneda vale menos, tus productos son más baratos, y es mucho más sencillo colocarlos en el mercado, lo que revitaliza las exportaciones y acelera la economía. Pero ese paradigma está dejando de ser una verdad absoluta: Alemania, que surte de vehículos a buena parte del planeta, sufrió en mayo su primer déficit comercial en más de 30 años a pesar de la debilidad del euro. La explicación está en la energía: Europa paga el gas y el petróleo en dólares, con lo que su encarecimiento, unido al descenso de la moneda única, está disparando lo que se abona por las importaciones, una transferencia de dinero de los compradores de energía rumbo a los vendedores que está desequilibrando la balanza comercial hacia los números rojos.

Más contenido en Urgente24

El documento que le llegó a Batakis y encendió todas las alarmas

24 sobres abiertos: La Magistratura refuerza seguridad y traslada DDJJ

Juntos por el Cambio, a punto de perder su casa con el PJ

Sin señales concretas, el mercado se seguirá desangrando

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario