Leído

RAMÓN MESTRE

"¿Vamos a tolerar el dedo de Bs. As. o vamos a decidir entre los cordobeses?"

Mie, 27/02/2019 - 11:38am
Enviado en:
Por Urgente24

El intendente cordobés, Ramón Mestre, agita la interna de Cambiemos, sentenciando que "hay partidos acostumbrados a los dedazos, pero el radicalismo no". Quiere un lugar más participativo para la UCR en la alianza y se prepara para competir en las primarias con su rival del Pro apoyado por la Casa Rosada, Mario Negri. Tras el antecedente de La Pampa, Macri mira con atención lo que sucede en Córdoba, una provincia que fue clave en el balotaje de 2015.

Ramón Mestre y Mauricio Macri, festejando el triunfo del intendente cordobés en 2015
mestre y macri.jpg
Contenido

El antecedente de La Pampa

Hace unos 10 días, La Pampa sentó un antecedente que asusta al Pro y agita la interna de Cambiemos. En la provincia, el candidato radical Daniel Kroneberger se impuso sobre el del Pro, Carlos Mac Allister.

Fueron unas Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) con baja participación. Una elección reducida, pero que los globos amarillos no pudieron contener. A pesar del apoyo del aparato del Pro y el respaldo de los más altos mandos de la alianza, Mac Allister perdió. La derrota también fue para Mauricio Macri.

Elecciones en Córdoba

En pocas semanas, el 17/3, tomarán lugar en Córdoba otra de las internas que marcan el ritmo de la relación entre la UCR y el Pro. En este caso, se trata de una provincia más grande y más importante que La Pampa (en términos electorales), una elección mucho más difícil de controlar.

Va a haber dos precandidatos, Mario Negri, un Diputado Nacional del Pro y Ramón Mestre, el intendente radical de la ciudad de Córdoba.

La Mesa Nacional de Cambiemos argumenta que Negri se encuentra mejor posicionado en las encuestas. El candidato no solo tiene el visto bueno de la Casa Rosada, sino también del Frente Cívico y Coalición Cívica-ARI.

Sin embargo, los cordobeses tienen una tradición radical imposible de ignorar, con dos importantes gobernadores de la UCR desde la vuelta a la democracia. Además de la intendencia de la capital y una estructura partidaria que llega adentro de la provincia.

Viendo lo que sucedió en La Pampa, los radicales cordobeses no quieren ceder. Y el efecto sigue: Los misioneros también quieren hacer una interna para definir el candidato a Gobernador.

"La inmensa mayoría de los dirigentes de mi lista son del radicalismo", dijo Mestre en una entrevista con Gustavo Sylvestre por C5N, "nos preguntamos "¿vamos a tolerar el dedo de Buenos Aires o vamos a decidir entre los cordobeses, desde acá, quienes queremos que nos representen?".

"Queremos que elijan, la forma más legítima de elegir es que la gente vote", agregó. "Algunos partidos están acostumbrados a los dedazos y otros no", sentenció, asegurando que el radicalismo no era uno de esos.

Interna en Cambiemos

Luego de tres años de gestión, las internas de Cambiemos se perciben en el aire. Los roces entre la UCR y el Pro fueron varios, a lo largo y ancho del país.

Un round importante fue el que tomó lugar en Santa Fe. El 13/2, Alfredo Cornejo, el presidente del Comité Nacional de la UCR, formalizó la intervención del partido en Santa Fe. En este caso, fue Macri quien tomó las riendas de lo que sucedió dentro de Cambiemos.

El motivo de la intervención fue que los radicales santafesinos habían votado y definido la "libertad de acción" a sus espacios a la hora de conformar alianzas electorales de cara al proceso local.

El intendente santafesino José Corral (UCR) pidió a Alfredo Cornejo una intervención. El peligro que corría la alianza era que muchos candidatos radicales de Santa Fe podrían no adherir a Cambiemos y optar por el Frente Progresista, con quien los radicales santafesinos tienen una fuerte tradición. 

Con lo sucedido en La Pampa y ahora en Córdoba, queda evidente que el problema con la UCR no es aislado. 

"Cambiemos necesita sin lugar a dudas una discusión más profunda y más espacios", dijo Mestre sobre el tema, "quiero un radicalismo con más identidad y más unido". "Estamos buscando un debate interno, que el radicalismo tenga una posición de poder, de poder discutir y aportar ideas", resalto un Mestre disconforme con la posición de la UCR dentro de la alianza.

Y agregó: "Podemos acompañar el proceso para que Cambiemos tenga más sensibilidad, para que la UCR tenga más espacio, para que cuando haya que tomar decisiones nos convoquen". "Cuando necesitaron fiscales, los pusimos. Cuando necesitaron militantes, los pusimos", sentenció.

Si Macri pierde el round de Córdoba (como perdió en La Pampa) la estrategia electoral de Cambiemos se complica y las presiones para hacer una interna presidencial podrían crecer.

En el año 2015, la provincia de Córdoba fue necesaria para el triunfo de Mauricio Macri en el balotaje presidencial. Perdiendo ese respaldo, al Pro se le viene una elección casi imposible de enfrentar.