POLÍTICA Tucumán > Mujeres > Carolina Vargas Aignasse

AJEDREZ FEMENINO

Tucumán: ¿Reinas del Jaque Mate o Peones sin coronar?

Mujeres en la política: al igual que los hombres, hay de todo. Unas, honorables; otras rodando por la escalera del prestigio. El caso de Tucumán.

La política, en general, todavía sigue siendo campo de lo masculino. Sin embargo, las mujeres comenzaron a aparecer y a dejar su impronta en este mundillo tan del varón. Sobre todo, en la Provincia de Tucumán, las mujeres están ganando espacio, desde el liderazgo o desde la debilidad. Es por eso que me tomé un par de semanas para observar, analizar y que valga la pena escribir esta columna en la que me enfocaré en algunas de ellas. Unas proyectarían una carrera a futuro, y otras estarían en el ocaso a causa de sus propios errores.

Las más fuertes construyeron con gestión su liderazgo, aunque en algunos casos cuestionados por personajes de dudosa trayectoria, pero pusieron su fortaleza, para mantener el equilibrio entre su vida pública, privada y sus aspiraciones personales.

Las más débiles se convirtieron en el decorado de sus esposos; otras se centraron en denuncias y repetir speechs incapaces de construir un espacio o de consolidar una estructura, después de tantos años de confianza que la Provincia les otorgó. Quizás subestimaron al electorado y creyeron que, sobre la base de reclamos, denuncias y fotos de supuestos acompañamientos, era suficiente.

Entre las mujeres más fuertes se destacan

  • la ministra de Gobierno y Justicia, Dra. Carolina Vargas Aignasse,
  • la ministra de Salud y actual pre candidata a diputada por el Frente de Todos, Dra. Rossana Chahla; y
  • la actual diputada nacional y pre candidata a senadora por Juntos por el Cambio, la periodista Beatriz Ávila.

Tres mujeres que tienen en común la gestión, el profesionalismo y la proactividad como atributo.

carolina vargas aignasse.jpg
Carolina Vargas Aignasse.

Carolina Vargas Aignasse.

Capitana de tormentas

Comencemos por Carolina Vargas Aignasse, abogada, militante peronista, cruzada por la historia por los derechos humanos -sobrina de detenidos desaparecidos-, y sobre todo por una consolidada carrera política que tuvo más desempeño como capitana de tormentas en lugar de ser Alicia en el país de las maravillas, algo muy difícil en una provincia de idiosincrasia tan conservadora y masculina.

Muchos conocen que su cable a tierra es el estudio del canto, derecho que todos tenemos a tener un hobby. Pero si de política hablamos, y es lo que analizamos, siempre como sociedad se critica -y me incluyo-, que los futuros candidatos o trabajadores del Estado deberían estar capacitados y tener una formación de conciencia cívica, para no sufrir de la ignorancia de manos de burócratas que perjudican a la gente. Esta mujer es la responsable de la creación de EG, Escuela de Gobierno única en el NOA, donde se enseña, forma y capacita a todo aquel ciudadano que en un futuro quiera formar parte no sólo del ámbito de gobierno estatal sino también en instituciones de la sociedad civil.

En este contexto de pandemia y de campaña, ella logró demostrar un ímpetu en las negociaciones con los diferentes sectores, apagando incendios y focos de conflictos que, quizás en manos de otra persona, podría haber sido un total fracaso. Convirtiéndose claramente en una hábil componedora en situaciones de crisis.

En este período electoral, mientras el gobernador y el vicegobernador se encuentran enfocados en la campaña, en un contexto de dura interna oficialista, Carolina Vargas Aignasse es la persona que con gestión y soluciones protege el sillón de Lucas Córdoba -salteño fallecido en Córdoba a quien se rinde homenaje en Tucumán- que actualmente ocupa el gobernador Juan Manzur.

Y esto lo complementa, sin perder un minuto de su tiempo, con iniciativas a través de la EG, que se enfoca en

  • convenios con universidades,
  • organizar eventos para capacitar con profesionales de prestigio, y
  • becas para incrementar el número de profesionales, tanto para el ámbito de la enseñanza de un buen político y liderazgo como profesionales de la carrera de Ciencias Politicas,
  • sin dejar al azar la responsabilidad social sobre las necesidades de la gente.

A pesar de esta agenda apretada, que incluye viajes a Ciudad de Buenos Aires, reuniones con el Gabinete Nacional, siendo los ojos y los oídos de Juan Manzur, logra mantener el equilibrio con su vida personal, transformándose en una líder multitasking, una tarea loable y hasta admirable para alguien que ocupa un cargo tan político que une dos ámbitos delicados como Gobierno y Justicia, y sobre todo de mucho poder y constantes pruebas de autoridad y legitimidad.

Rossana Chahla.jpg
Rossana Chahla, no viene de la política pero no se nota.

Rossana Chahla, no viene de la política pero no se nota.

Jaque mate a Jaldo

Por otro lado, tenemos a la ministra de Salud Provincial, Rossana Chahla, una mujer que no tiene trayectoria militante, pero que se define a sí misma como una trabajadora de salud que está dispuesta a trabajar.

Muy pocos saben que ella fue la creadora en 2013 del Servicio de Medicina Reproductiva del Instituto de Maternidad y Ginecología 'Nuestra Señora de las Mercedes', labor que logró el reconocimiento internacional y donde los tucumanos sin cobertura de obra social, pueden lograr de manera absolutamente gratuita romper con la infertilidad y ejercer la posibilidad de ser Padre y/o Madre. Un pequeño gran detalle que merece exponerse.

Es indiscutible, también, que se puso la pandemia al hombro, y que su planificación, al igual que la ejecución del plan de vacunación COVID-19, no tiene remate ni objeción alguna, incluso en el espacio opositor mismo. Nadie puede cuestionar la buena tarea. Quizás no sea una política de carrera ni de trayectoria, pero es un alfil del gabinete, aunque en este contexto en el que las buenas decisiones de la gestión de la pandemia, cuentan como un voto y acompañan a ganar territorio en la interna peronista, Chahla se convierte en una reina que puede hacer un jaque mate en la PASO peronista al caudillo y vicegobernador, Osvaldo Jaldo.

Probablemente, para muchos otros jugadores de la Casa de Gobierno provincial podría resultar un alivio el posible alejamiento de Chahla del gabinete: aunque los muchachos peronistas sepan encolumnarse a la hora de votar, abundan los celos y estas PASO son un escenario en donde prevalece más la cuestión personal entre los competidores que lograr una construcción.

Quizás Rossana Chahla no es la carismática política, con construcción de liderazgo, pero el rol de la gestión lo entendió perfectamente haciendo honor a su profesión.

Beatriz-Avila.jpg
Beatriz Ávila, con quien Patricia Bullrich firmó el nuevo casamiento del Pro.

Beatriz Ávila, con quien Patricia Bullrich firmó el nuevo casamiento del Pro.

Un nuevo matrimonio

En el tercer caso, tenemos a la diputada nacional Beatriz Ávila, periodista que ejerció su profesión durante 10 años en el diario La Gaceta de Tucumán y es actual candidata a senadora nacional que, a pesar de todo, no para de realizar apariciones individuales, llevando el nombre de su esposo, el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, a cada rincón de la provincia.

En 2019, recordamos que debió enfrentar las criticas sobre su decisión política -impulsada por su marido- de saltar del barco que timoneaba Mauricio Macri para abordar el barco del kirchnerismo. Hace unos días la misma presidenta del Pro, Patricia Bullrich, le dio un fuerte apoyo a su partido Justicia Social diciéndole “se fue, pero no se fue. Esperemos que ahora nos dé un sí, como un nuevo matrimonio”. Así, el Pro se divorció del clan José Cano & Silvia Elias de Perez, convirtiendo a Ávila en la líder de la oposición en Tucumán.

Es loable su proactividad y las mejoras en su perfil e imagen luego de algunos errores. Beatriz Ávila se caracteriza por ser muy versátil y destacar su profesionalismo en gestiones centrados en la discapacidad y las relaciones institucionales, como si fuera diplomática de un presidente en el mundo municipal.

En cuanto al territorio, siempre a la par de su esposo, realizando las aperturas en los actos, pre calentando el escenario para el cierre de Germán Alfaro. Es destacable su agitada agenda de tareas, incluso más que su esposo pero aun así veremos qué le deparará su trayectoria hacia 2023.

Un caso singular

Antes de hablar de las figuras débiles dentro del espectro político es bueno repasar una figura que se encuentra en un intermedio, sin saber cómo podría catalogarse aún: Cecilia Sánchez Blas, primera y única mujer que en 2018, y con el 94% de los votos , se convirtió en la Secretaria General de los empleados bancarios seccional Tucumán, apoyada por el diputado nacional Carlos Cisneros, quien se caracteriza por trabajar en cuestiones de género y brindar espacios importantes para la mujer.

Una tarea con un rol importante en cualquier negociación salarial. Se la puede ver y escuchar en las redes con discursos muy acotados y preparados sobre ecología, tecnología y poco de paritarias, casi nunca sola y siempre secundada por Hugo Ledesma, flamante subinterventor de la Caja Popular de Ahorro, ex Prensa del gremio. Aquí sólo queda esperar a ver su desempeño a futuro y cuál será su destino en su carrera político-gremial.

Cecilia Sánchez Blas.jpg
Cecilia Sánchez Blas, secretaria general de Bancarios seccional Tucumán.

Cecilia Sánchez Blas, secretaria general de Bancarios seccional Tucumán.

El otro lado

Pasemos a aquellas figuras que destacan por sus maridos, transformadas en accesorios de los mismos, sin voz ni voto, en un nivel de sumisión y silencio en el que sólo son peones para ocupar espacios, pero sin autonomía o decisión propia.

Dentro este grupo se encuentra Gladys Medina, de profesión docente y esposa del intendente peronista de la Banda de Rio Salí, Darío Monteros, hoy la voz cantante en favor del vicegobernador Jaldo en la dura riña peronista, como así también líder de la fuerza de choque territorial, sin protocolo alguno por cierto.

Hay que destacar que, en esta pelea de hombres fuertes, como la del gobernador Manzur y el vicegobernador Jaldo, la candidatura de Medina, sin intención de desmerecerla, solo resulta para posicionarla como una pieza de Darío Monteros para su propio crecimiento, y sería una excusa más en esta disputa dentro del Ejecutivo provincial.

Medina es diputada desde 2017 y lo que pide el Jaldismo es que sea reelegida, pero ante la negativa del bando rival, ella se habría convertido en otra batalla en esta primaria abierta simultánea y obligatoria peronista, en la que el vicegobernador decidió encabezar la lista de precandidatos a diputados, solamente con la intención de lograr su reelección.

Es triste descubrir que Medina ha dejado una imagen sin liderazgo propio, para la que solo existiría una cúspide... y seria masculina. Algunas malas lenguas dicen que la sucesión de Monteros seria el hijo de su ex esposa, el legislador Gonzalo Monteros, quien fue criticado en 2020 por la movida de repartir alcohol en gel con su nombre en medio de la pandemia.

Los gritos

Otra figura que se estaría ubicando en el rol de esposa, sería la actual diputada Mabel Carrizo, esposa de Jesús Salim, ex jefe de la Regional NOA de ANSeS, ambos camporistas de militancia, pero ninguna posible construcción propia ni sesgo de liderazgo.

Sería como el peón sin coronar a reemplazar con la excusa de seguir al conductor.Por ese motivo se la recuerda por tres activos

  • La Cámpora.
  • Su esposo; y
  • Los gritos.

Luego, su balance como legisladora provincial: 30 páginas de las cuales 26 son firmas de acompañamiento y las 4 restantes, proyectos de autoría que se remiten a efemérides, “declaraciones de beneplácitos”, “instalaciones de posta”,pero ningún tema de fondo).

La oposición también tiene sus figuras desgastadas que, a diferencia de las anteriores, pasaron de “esposas de” a limitarse con una camisa color pastel, para descontracturar, según el Manual de Marca del FdT, además de lucir cabello largo, amplia sonrisa y un vocabulario digno de un diccionario de coaching o neurociencia.

Con un speech “feroz” y pro positivo pero repleto de frases patrióticas, dicotomías ideológicas y defensa de la República, que omite que la Provincia de Tucumán es la 3ra. provincia más pobre del país. Su relato, se alimenta con denuncias pero la institucionalidad no es lo único torcido, sino también la desigualdad, el enojo social, y la desilusión que retroalimenta su debilidad.

Silvia Elias de Perez.jpg
Silvia Elías de Pérez, una oportunidad que no fue.

Silvia Elías de Pérez, una oportunidad que no fue.

Se cae a pedazos

La actual senadora Silvia Elías de Pérez, recordada por sus polémicas declaraciones respecto al matrimonio igualitario y su prejuicio respecto a que el Síndrome de Down sea una enfermedad. Tras su sonrisa y su energía llena de corazones y globos, ella levantó un imperio que hoy se cae a pedazos.

El hartazgo social pide recambio, y se cansaron de las denuncias oportunistas. Si se conocen un poco las reglas de juego, se sabe de antemano que son improcedentes y, en muchos casos, sólo para la fotografía.

Semejante desgaste fue puesto en evidencia en 2019, cuando su capricho y sus operaciones políticas con los “deditos mágicos porteños ”, llevaron al fracaso a la oposición que ella integra, poniendo en evidencia su escasa tracción territorial y su lógica que costó la pérdida de jugadores en los concejos deliberantes de toda la provincia y la Legislatura.

Pero Elías de Pérez no es la única con ese rol. ¿Qué decir de la ex concejal de CC ARI, Sandra Manzone, quien integra el mismo espacio que la senadora nacional, pero como precandidata a acompañarla.

Manzone es conocida por las denuncias y por intentar imitar a Elisa Carrio, aunque ambas mantienen una distancia enorme. Lamentablemente, Manzone no es una figura que traccione cuando la sociedad pide explicaciones, porque para shows mediáticos, suficiente tienen con los streamings que hacen las estrellas del espectáculo en las redes sociales.

El exceso de mediatización sólo genera debilidad, desconexión con la realidad, y lamentablemente perdidas en el espacio femenino, ante el avance de la paridad en el campo de la política.

Una reflexión final: son mujeres de las cuales celebro que se hable pero mientras algunas están en un crecimiento exponencial, otras se apagan por su silencio o su amor por los medios.

Estas últimas son las que te hacen reflexionar acerca de que muchas luchas obtenidas y espacios ganados por/para las mujeres, terminan desvirtuados cuando no existe una verdadera autonomía femenina y sólo provoca que el hombre tenga más fichas en el tablero. Por eso me pregunto, por estas mujeres y tantas otras, para 2023:

  1. ¿Serán peones no promovidos con posibilidad de reemplazo?
  2. ¿Se convertirán en reinas del jaque mate que pateen el tablero de la política?

Esperemos tener más reinas.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario