Leído

FIN DE CICLO

Monzó, "dolido" por uno de los grandes fracasos de Macri

Jue, 14/11/2019 - 5:38pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Si una de las metas que se propuso el presidente saliente en el inicio de su mandato era "unir a los argentinos", la continuidad de "la grieta", claramente, expone que falló en ese punto. A eso se refirió el saliente presidente de la Cámara de Diputados, quien además disparó contra "los obsecuentes que aislan al líder". 

Contenido

Cuando Mauricio Macri asumió la Presidencia en 2015 se trazó 3 ejes generales para su Gobierno: "pobreza 0, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos". 

El 1er eslabón, por más simbólico que haya sido, comprobó ser un verdadero fracaso, ya que el índice de pobreza estará al final del mandato al menos 10 puntos por encima del que había (no oficial) en 2015. 

La política contra el narcotráfico, en cambio, ha sido ponderada por la sociedad, según han mostrado algunas encuestas a lo largo de este período. Si bien el crimen organizado alrededor de las drogas no ha sido derrotado, los esfuerzos oficiales han ido en ese sentido.

En tanto, como en el 1er caso, otro fracaso rotundo de la gestión Macri estuvo en tratar de "unir a los argentinos" merced a que desde el oficialismo se estimuló a la "grieta" contra el kirchnerismo (gran impulsor de las divisiones) para obtener rédito electoral, algo que se demostró insuficiente en los últimos comicios. 

Sobre este fracaso fue que se refirió este jueves Emilio Monzó al hacer un balance de su gestión como presidente de la Cámara de Diputados. 

“Es un dolor que no hayamos podido cerrar la grieta y alcanzar la unidad nacional. Debemos seguir trabajando para lograrlo”, dijo Monzó en su discurso, exponiendo el naufragio de una de las metas propuestas por Mauricio Macri. 

Monzó condujo la Cámara Baja en nombre del oficialismo, pero se fue distanciando por diferencias de criterio político con la Casa Rosada, específicamente, con el jefe de Gabinete, Marcos Peña

Monzó intentó, de alguna forma, cerrar la brecha cuando propuso incorporar a figuras del peronismo (donde tiene su origen) al armado de Cambiemos. Sus palabras tuvieron poco eco y esa postura aperturista generó recelo entre los puristas de Balcarce 50, ahora próximos a salir. 

En su discurso, Monzó pareció aludir a estos. “Llevamos muchos gobiernos que son tomados por los obsecuentes, que tienen un elemento narcótico de adulación al líder en la administración pública. Esa obsecuencia llMona al líder a aislarse de la realidad”, dijo. 

También llamó a "poner funcionarios que tengan prestigio propio, a los que no se les dan órdenes sino que se los debe convencer, porque siempre van a mirar a la gente”.

Monzó, que podría influir sobre un grupo de diputados electos por Juntos por el Cambio, pero con autonomía, abogó por "pregonar cada vez más la palabra consenso porque el país no está bien"

"Me duele mucho que la Argentina no esté unida y que todavía no hayamos eliminado la grieta para poder lograr la unidad nacional de los argentinos", enfatizó. 

Y en esa línea expresó: “Voy a colaborar con cualquier gobierno para poder lograrlo”. Un línea que seguramente tendrá múltiples lecturas de cara al gobierno de Alberto Fernández