POLÍTICA Mascardi > Derechos Humanos > mapuches

SIGUE LA TENSIÓN

El Cels y 300 organizaciones piden explicaciones por Mascardi

Desde el CELS y otras 300 organizaciones se alzaron contra Nación por el comando conjunto de fuerzas de seguridad en Mascardi, que calificaron de desmedido.

Desde el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), y otras 300 organizaciones adherentes, entre las que se encuentran la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (Apdh), Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y otras, remitieron una nota a varios integrantes del gabinete nacional para pedir explicaciones por el comando conjunto de fuerzas de seguridad instalado en Mascardi, que califican de desmedido, y piden "soluciones dialogadas".

La nota fue enviada a los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández y de Justicia, Martín Soria, al jefe de Gabinete, Juan Manzur, a la titular del Instituto Nacional Indígena, Analía Noriega, y al secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Conti, entre otros.

La misiva expresa la "preocupación por el despliegue inusitado de fuerzas federales" en Villa Mascardi, tras el deslaojo ordenado por la jueza Silvina Domínguez el martes pasado, en la misma línea de lo planteado días atrás por el Parlamento Mapuche de Río Negro que cuestionó en duros términos el accionar del Gobierno nacional y denunció la gravedad asimilándolo a delitos de lesa humanidad.

Piden a los ministros que "expliquen las razones y objetivos del despliegue de fuerzas federales fuertemente armadas en la zona de Mascardi" y solicitaron que "se retome de manera urgente el camino del diálogo para buscar soluciones a este y otros reclamos del pueblo mapuche".

Para las organizaciones firmantes, que hoy ofrecerán una conferencia de prensa en Buenos Aires, el comando de fuerzas de seguridad "excede las tareas típicas de prevención" y señalaron que constataron que "hay una cantidad exagerada de funcionarios policiales, que portan armas de fuego y hacen uso de drones y helicópteros".

Respecto al comando unificado afirmaron que "en los hechos esa propuesta pareciera estar basada en estereotipos de identidad cultural y étnicos, ya que se dirige exclusivamente a controlar y perseguir a las comunidades mapuches".

Plantearon que el Ministerio de Seguridad debe explicar en qué consisten esas tareas de prevención, "cuál es la hipótesis que justifica la presencia de tal cantidad de funcionarios fuertemente armados, a qué responden los controles vehiculares" y también si el organismo que conduce Aníbal Fernández ordenó tareas de rastrillaje y cuál es su objetivo.

Las organizaciones se hicieron eco además de cuestionamientos de referentes mapuches de Río Negro que denuncian la falta de diálogo con las autoridades nacionales y provinciales.

mascardi1.png
Para las organizaciones firmantes, el comando de fuerzas de seguridad en Mascardi "excede las tareas típicas de prevención".

Para las organizaciones firmantes, el comando de fuerzas de seguridad en Mascardi "excede las tareas típicas de prevención".

"Solicitamos se arbitren las condiciones necesarias para realizar un proceso de diálogo, que busque alternativas a la forma de intervención que se ha realizado hasta la fecha, en particular durante la semana del 3 de octubre hasta el día de la fecha", indicaron en el texto en el que reclaman el "cese este modo de intervención militarizada".

También pidieron que se convoque en el menor tiempo posible a una reunión con organismos de derechos humanos y con referentes de las comunidades mapuche de Río Negro.

Para Bullrich, Nación "negoció" con los mapuches

Mientras desde el Cels y otra organizaciones piden explicaciones por el operativo, para la oposición el gobierno "negoció" con los mapuches de Mascardi para que se vayan.

Así lo manifestó, al menos, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich en dialogó con 'El Cordillerano' respecto de lo sucedido post operativo de desalojo en Mascardi.

La dirigente desconfía de los hechos ocurridos, cree que todavía no se logró la paz y defendió una vez más el accionar en el procedimiento en el que murió Rafael Nahuel.

"El primer dato importante es que la Justicia haya determinado el desalojo y que se haya respetado esa determinación, eso es algo importante. Segundo, me parece que el operativo fue a medias, porque ha detenido a las mujeres que sabemos que tienen responsabilidades, pero evidentemente todos los que estaban en la toma, no fueron detenidos. Es decir, hay un peligro en la zona que sigue vigente. No sé si la gente se anima a ir a reconstruir sus casas, a regenerar una verdadera vuelta a su hogar. Para eso falta una certeza de cuantos miembros de la fuerza va a haber, de cómo se avanza sobre las personas que han cometido otros delitos en estos días y que no han sido detenidos", dijo Bullrich.

Y agregó:

Yo no sé si acá no hay una negociación, porque dada la cercanía de algunos protagonistas del gobierno, puede haber habido una negociación que desconocemos. Nosotros en aquel momento también teníamos armas no letales, pero si a las fuerzas le tiran con armas letales, tal cual se comprobó en las pericias que hubo, las fuerzas de seguridad deben contestar de una determinada manera. No pueden no defenderse si los atacan con armas letales. Yo creo que acá ha habido algún tipo de negociación, un aviso para que se vayan y evitarlo. Pero no sabemos ahora si volverán o no a la zona. Ya hemos visto otros casos, como el del Lof en Cushamen. Yo pasé hace un año por ahí y está totalmente abandonado. Entonces, también es una política ir moviéndose e ir generando distintos puntos de presión y de ataque. Acá lo importante es entender que hay un grupo totalmente violento que ha quemado propiedades, que le ha pegado a la gente, que se ha quedado con viviendas, que atacó en El Bolsón también y que hay que avanzar en la persecución real de esos grupos, que inclusive ha atacado a miembros de la propia comunidad mapuche o a gente humilde como la del barrio Pilar. Acá el problema es que en cualquier momento van a atacar de nuevo o que nos expliquen cuál es la negociación que han hecho, porque esto no es casualidad Yo no sé si acá no hay una negociación, porque dada la cercanía de algunos protagonistas del gobierno, puede haber habido una negociación que desconocemos. Nosotros en aquel momento también teníamos armas no letales, pero si a las fuerzas le tiran con armas letales, tal cual se comprobó en las pericias que hubo, las fuerzas de seguridad deben contestar de una determinada manera. No pueden no defenderse si los atacan con armas letales. Yo creo que acá ha habido algún tipo de negociación, un aviso para que se vayan y evitarlo. Pero no sabemos ahora si volverán o no a la zona. Ya hemos visto otros casos, como el del Lof en Cushamen. Yo pasé hace un año por ahí y está totalmente abandonado. Entonces, también es una política ir moviéndose e ir generando distintos puntos de presión y de ataque. Acá lo importante es entender que hay un grupo totalmente violento que ha quemado propiedades, que le ha pegado a la gente, que se ha quedado con viviendas, que atacó en El Bolsón también y que hay que avanzar en la persecución real de esos grupos, que inclusive ha atacado a miembros de la propia comunidad mapuche o a gente humilde como la del barrio Pilar. Acá el problema es que en cualquier momento van a atacar de nuevo o que nos expliquen cuál es la negociación que han hecho, porque esto no es casualidad

Más noticias de Urgente24

Alberto Fernández visita a uno de los gobernadores con peor imagen

Internaron a Mauricio Macri y lo operaron

Hebe de Bonafini está internada

Alerta de la ONU: Los lugares que el calor hará inhabitables

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario