Leído

FERRO

Congreso del PJ: La propuesta de alternancia, el regreso cordobés y la sorpresiva reunión en la Rosada

Jue, 05/03/2020 - 2:10pm
Enviado en:
Por Urgente24

Con un congreso, en el microestadio de Ferro, el Partido Justicialista nacional inicia esta mañana un complejo camino hacia la renovación de autoridades. En este contexto, buena parte de los peronistas piden avanzar en una lista de unidad y rechazan una pulseada interna. La idea es "no entorpecer ni distraer a Alberto Fernández con una interna". En ese marco, algunos buscan que José Luis Gioja siga al frente del partido, pero hay otros candidatos. Tal es el caso de Jorge Capitanich quien también quiere ese lugar. Desde el PJ provincial le acercaron una solución, difícil de aplicar. De todas maneras, la novedad para hoy es la participación de las provincias de Córdoba y Salta, algo que no ocurría desde hace años. Y la sorpresa: una reunión en la Casa Rosada.

Contenido

Esta mañana en el microestadio de Ferro, el Partido Justicialista nacional lleva a cabo un congreso partidario para avanzar en el proceso electoral de renovación de autoridades, con la particularidad de que participarán del encuentro los congresales de Salta y de Córdoba, tras años de no asistir a estos encuentros.

De esta manera, la presencia de congresales del PJ de Córdoba y de Salta, cuyos líderes son el gobernador cordobés Juan Schiaretti y el ex mandatario salteño Juan Manuel Urtubey, quienes se mantuvieron distanciados del gobierno de Alberto Fernández, son la novedad.

En ese sentido, el presidente del PJ nacional y diputado José Luis Gioja aseguró que "los compañeros de Córdoba y de Salta nos confirmaron que van a ir al Congreso justicialista" y al mismo tiempo destacó que "va a estar todo el peronismo".

Con respecto a la construcción de la unificación de todos los sectores del peronismo para conformar la nueva conducción a partir de mayo, el presidente del PJ adelantó a la agencia 'Télam' que los dirigentes están trabajando "en una lista de unidad y en el armado de una mesa de consenso para acompañar con mucha fuerza al gobierno nacional".

Además, anticipó que en el congreso partidario también se presentará "un documento de respaldo al Gobierno nacional en el tema de la deuda".

Ante la posibilidad de que asista al encuentro partidario el presidente Alberto Fernández, Gioja sostuvo que "desde el PJ hemos invitado al Presidente y sus ministros pero respetamos sus agendas".

Pero lo cierto es que el silencio de Alberto Fernández sobre la futura conducción del partido hace subir la temperatura en la interna peronista. "El Presidente está en otra cosa, no quiere meterse en las internas partidarias. Está enfocado en resolver la renegociación de la deuda externa", es el mensaje de Santiago Cafiero cuando algún cacique partidario intenta explorar si el jefe de Estado se inclina por la continuidad de Gioja o apunta a la renovación a través de Jorge Capitanich.

Resulta que a la candidatura natural de Gioja se le sumó hace un mes el deseo del gobernador chaqueño Jorge Capitanich, quien enarbola la bandera de la renovación partidaria, por lo que ambos pujarían por ser el próximo presidente justicialista.

Sobre su postulación, Capitanich planteó a 'Télam' que "no es tiempo de peleas intestinas, ni de entretenernos con disputas palaciegas ni tampoco es posible propiciar elecciones para dirimir disputas de cargos partidarios en estas circunstancias objetivas del país".

"Todos tenemos que enfocarnos en la construcción de un amplio consenso para apoyar al gobierno en la multiplicidad de objetivos, metas y acciones que son imprescindibles realizar en el corto plazo para lograr estabilidad cambiaria como base de la estabilidad macroeconómica que es el soporte ineludible de la recuperación de la economía argentina para generar más producción, más empleo y más exportaciones", cerró.

Pero los rumores indican que Capitanich cuenta con el aval de Cristina para ser el próximo jefe partidario en reemplazo de Gioja. Aunque Máximo Kirchner negó esa versión: "Cristina no tiene candidato propio para el partido. Coki la consultó y ella lo habilita para jugar, como al resto. Lo mismo corre para Gioja", fue la sentencia del jefe de bloque de diputados del Frente de Todos, según publicó 'Ambito Financiero'.

De esta manera, tanto Alberto como Cristina observarían la contienda partidaria desde afuera. 

En esa batalla, al exgobernador de San Juan le reconocen haber mantenido el partido a flote durante el peor momento electoral, y político, del peronismo: la presidencia de Mauricio Macri cuando el PJ nacional sufrió incluso una fugaz intervención judicial que tuvo a Luis Barrionuevo como jefe interino. 

Gioja comandó, además, el proceso de reunificación que no sólo incorporó a Alberto Fernández a sus filas cuando ni siquiera era candidato presidencial, sino también a otros díscolos de aquel momento como Felipe Solá, además de la confluencia con el Frente Renovador de Sergio Massa.

Córdoba y Salta, presentes

Por las diferencias con las distintas conducciones partidarias y durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner, el peronismo cordobés que preside Oscar González no participó por más de una década de la vida partidaria del PJ nacional.

En ese sentido, la decisión de Schiaretti tiene el objetivo de ser parte nuevamente de ese espacio, apuntar a la unidad del peronismo y respaldar la gestión del presidente, manifestaron a 'Télam' desde el sector del PJ cordobés que lidera el mandatario justicialista.

Si bien el gobernador no estará hoy en Ferro, van unos 60 congresales cordobeses como gesto de acercamiento al oficialismo.

Según publicó el diario cordobés 'La Voz', si bien la relación entre Schiaretti y Alberto Fernández sigue atravesada por gestos políticos contradictorios, al menos hasta que se produzca una cumbre entre ambos dirigentes para resolver sus diferencias políticas, también hay una delegación de dirigentes cordobeses albertistas, encabezados por el senador Carlos Caserio, que será recibida en la Casa Rosada.

"Se trata de movidas políticas sorprendentes, como todas las que vienen ocurriendo entre Alberto Fernández y Schiaretti desde la pasada campaña presidencial", afirmó el matutino hoy.

Según ese diario, la asistencia de los congresales partidarios habría sido una negociación que encabezó el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, con el propio Schiaretti; algo que voceros oficiales nacionales pusieron en duda.

Sin embargo, anoche una fuente cercana al Presidente ratificó que hubo un diálogo con el mandatario provincial y que Alberto Fernández estuvo al tanto de la negociación.

"El ministro no hizo otra cosa que lo que le pidió el Presidente. Como lo dijo en su discurso en el Congreso nacional, es imprescindible la unidad de todos los argentinos. Y el peronismo no puede estar ajeno a esta definición", aseguró la fuente del Ministerio del Interior consultada por el diario provincial.

Pero, también se confirmó que casi a la misma hora en la que sesionará el congreso partidario en Caballito una comitiva encabezada por Caserio será recibida en la Casa de Gobierno por el ministro del Interior.

En el encuentro, "muy probablemente" también esté presente el Presidente de la Nación, afirmó otra fuente oficial al diario.

El senador nacional será acompañado por unos 40 intendentes y legisladores cordobeses que apoyaron la candidatura presidencial de Fernández en la pasada campaña electoral.

También estarán los cordobeses que se sumaron al Gobierno nacional, como el secretario de Transporte, Walter Saieg; el subsecretario del área, Gabriel Bermúdez, y el secretario de Obras Públicas, Martín Gill.

Los referentes del albertismo en Córdoba evitaron anoche confirmar si serán recibidos por el Presidente, pero un intendente y un legislador provincial que reportan a este grupo aseguraron que sí habrá encuentro.

Algunos piensan que, más allá del discurso del Presidente del domingo en el Congreso Nacional, desde donde convocó a todos los gobernadores (con Schiaretti en la primera fila), los hechos marcan que persisten los altibajos en la relación entre Alberto y el gobernador.

Según 'La Voz', anoche, y muy por lo bajo, un peronista que es parte del oficialismo provincial dio a entender que estos gestos –aparentemente contradictorios desde el Gobierno nacional– tendrían que ver con una supuesta puja entre albertistas y cristinistas en el poder central.

Desde la otra vereda, los albertistas sostienen que el Presidente no considera a Schiaretti un aliado incondicional como el resto de los mandatarios peronistas. 

Como fuere, varios de estos dirigentes albertistas también son congresales partidarios, por lo que luego de estar en la Casa de Gobierno se dirigirán a Caballito.

En tanto, la delegación de congresales que responden a Schiaretti está encabezada por el titular del partido, el legislador Oscar González. Serán unos 40 peronistas que reportan al Centro Cívico, as los que hay que sumarles los que están en el espacio de Caserio.

En total, serán 60 los representantes cordobeses del PJ que estarán hoy en Ferro.

De los 84 congresales, no irán el gobernador Schiaretti; el vicegobernador Manuel Calvo; el intendente de Córdoba, Martín Llaryora, ni tampoco los 4 diputados nacionales schiarettistas.

Además de González, asistirán dirigentes como el viceintendente de Córdoba, Daniel Passerini; el titular del bloque de legisladores, Francisco Fortuna, y el secretario de Integración Regional, Jorge Montoya, entre otros.

Los representantes del schiarettismo anticiparon que tendrán un bajo perfil, aunque González podría integrar la larga lista de oradores.

Según dejaron trascender, en caso de tener que hablar, González marcará la misma línea que Schiaretti sostiene en la provincia para resolver la futura conducción del PJ cordobés: impulsar una lista de consenso para evitar una interna en las urnas por cargos partidarios.

En el caso de Salta, el PJ provincial se había distanciado de la conducción nacional debido al enfrentamiento entre Urtubey y el kirchnerismo en 2015, pero ahora con la licencia del ex gobernador que se mudó con su familia a España el partido quedó en manos del diputado Pablo Kosiner y en un congreso local realizado semanas atrás en San Antonio de los Cobres decidieron volver al justicialismo nacional.

Juntos, en Ferro

En el congreso partidario no sólo se convocará a elecciones internas para el 3 de mayo, instancia que todos los sectores buscan evitar teniendo en cuenta que nunca en sus 75 años de existencia el partido definió autoridades a través del voto de los afiliados, sino que también se comenzará a definir quién ocupará la vicepresidencia primera que actualmente ostenta Daniel Scioli, fuera de carrera, asignado a una nueva tarea como embajador.

En tanto, el esquema ideal de unidad apuntaría a replicar el formato de presidencia rotativa que rige en el PJ bonaerense donde Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Gustavo Menéndez (Merlo) se turnan en la jefatura. Sería una salida salomónica para el espadeo Gioja-Capitanich.

La cuestión aquí sería la nueva estructura del PJ que deberá cumplir con la paridad de género, lo que tira por la borda la posibilidad de la mencionada alternancia.

El candidato de la Provincia

Los intendentes del conurbano vienen impulsando a Leo Nardini, el joven alcalde de Malvinas Argentinas que viene sumando responsabilidades y experiencia y que, de cara al 2023, buscaría ser candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires.

"Ven en Leo un cuadro muy interesante. Es un intendente coherente, que labura con precisión, que trabaja y camina bien", reflexionó un dirigente de la Primera Sección, consultado por el sitio '24con'. 

"Nardini supo construir una muy buena imagen tanto adentro como afuera de Malvinas, por eso muchos piensan que es el indicado", agregó.

Los que tejen esta vía son el actual titular del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, Alberto Descalzo (Ituzaingó), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y, entre otros, Juan Zabaleta (Hurlingham), de buena relación y llegada al presidente.

Todos están mirando de reojo el 2023, año en que se les termina el mandato y no pueden reelegir. La información "de adentro" es que saben que tanto Massa, como Axel y Máximo por ahora no están dispuestos a barrer la ley de Vidal que impide la reelección indefinida. Por lo que deben necesariamente empezar a proyectar sus salidas.
 
Por lo pronto, a Nardini fue el intendente más votado de todo el conurbano en las últimas elecciones, con casi un 70%. Es el vicepresidente cuarto del PJ, secretario de Juventud, y ahora pica en punta para pelear la presidencia. Aunque muchos hablan de que naturalmente aparecería como alternativa para suceder a Axel Kicillof en 2023, en caso de que el espacio del Frente de Todos así lo requiera.