ACTUALIDAD AFIP > Provincia de Córdoba > Ricardo Bustos Fierro

EL TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS

En AFIP Córdoba robaron 40.000 fojas de prueba de 3 causas

Megaescándalo en AFIP Córdoba: se robaron más de 40.000 fojas de pruebas de causas de alto impacto y no hay responsables. ¿Es joda?

La AFIP Córdoba no puede explicarlo. Por ese motivo es importante que el juez federal N° 1 de Provincia de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, le haya solicitado el viernes 03/06 a su par del Juzgado N° 2, Alejandro Sánchez Freytes, la declinación de su competencia para entender en la investigación por la sustracción de una importante cantidad de legajos de inspecciones efectuadas a contribuyentes del Grupo Mengo, informó el diario La Voz del Interior con firma de Federico Noguera. ¿Incompetencia o impotencia la de Sánchez Freytes?, se preguntan muchos.

Bustos Fierro vincula

  • la sustracción de fojas del Grupo Mengo,
  • el robo de 2 tablets del edificio de la Afip (con pruebas de la causa principal en la que está imputado Gustavo Arce, de Agustino Cueros, por supuesta evasión tributaria y lavado de activos), y
  • desaparición del expediente 'Wolfel' (que terminó en condenas por asociación ilícita).

Gustavo Arce -exsocio del periodista Jorge Rial en Agustino Cueros, empresa que afirmaba resultar la proveedora oficial de la indumentaria del gobernador, Juan Schiaretti, y de camperas a la Policía de Córdoba- era investigado desde 2016.

El entonces fiscal federal Gustavo Vidal Lascano, identificó conexiones financieras de Agustino Cueros con otras empresas creadas por Arce pero a nombre de terceros, y fueron imputadas 10 personas: evasión y lavado.

El juez Alejandro Sánchez Freytes ordenó, en septiembre 2021, el acceso a los dispositivos electrónicos secuestrados que faltaban ser sometidos a análisis desde principios de 2020.

La Afip fue la depositaria legal de los dispositivos, en sus oficinas del centro de la ciudad de Córdoba. Sin embargo, cuando abrieron el armario en el despacho en la División de Fiscalización N° 1, encontraron 2 sobres rotos y vacíos, sin las 2 tablets que debían guardar.

De inmediato, Fernando Farnochi, director interino de la delegación Córdoba de la Dirección General Impositiva (DGI), que es parte de la Afip, denunció el robo.

Y que los otros elementos secuestrados en la causa no fueron tocados, sólo las 2 tablets.

Farnochi explicó que existía 1 solo juego de llaves, que lo tenía el jefe de la división y que la cerradura no había sido forzada.

Pero ese funcionario, durante la pandemia, había dejado su juego de llaves a otros 2 empleados.

Pese a esta 'ruta de las llaves', Sánchez Freytes concluyó que no surgía conexidad entre la 'causa Arce' y el robo de los elementos secuestrados.

Todo lo contrario al juez Bustos Fierro, quien sí consideró que había conexidad (él había recibido la denuncia por sustracción de 2 tablets).

Pero la Cámara Federal también consideró que no existían pruebas que acreditaran que la desaparición de 2 tablets apuntara a conseguir la impunidad de Arce y los demás involucrados.

En el capítulo siguiente, Bustos Fierro le solicitó a Farnochi que informara las medidas de seguridad de la División Fiscalización de la AFIP y si el robo había resultado un hecho aislado o ya se habían producido otros.

Farnochi le remitió la copia de la denuncia realizada por otros 2 robos:

  • la sustracción de 14.500 elementos probatorios incautados en la causa 'Wolfel' y
  • el robo de 29.400 fojas de legajos de inspecciones a contribuyentes del Grupo Mengo.

La Voz del Interior:

En los pasillos de Tribunales Federales no salen aún del asombro por el volumen del material sustraído en custodia de la DGI en un depósito ubicado en calle Guillermo Reyna 2860, en barrio Alto Alberdi. En un esfuerzo evocativo, no se recuerda, al menos en Córdoba, la colosal desaparición de pruebas robadas en manos del fisco, necesarias para la Justicia federal en causas penales. En los pasillos de Tribunales Federales no salen aún del asombro por el volumen del material sustraído en custodia de la DGI en un depósito ubicado en calle Guillermo Reyna 2860, en barrio Alto Alberdi. En un esfuerzo evocativo, no se recuerda, al menos en Córdoba, la colosal desaparición de pruebas robadas en manos del fisco, necesarias para la Justicia federal en causas penales.

En el caso 'Mengo', la documentación que desapareció entre marzo de 2017 y noviembre de 2019 era la prueba de Afip contra una banda condenada en 2020 por asociación ilícita para evadir con comercialización de soja.

En el grupo delictivo apareció la abogada y exfuncionaria municipal María Pía Cardoso, conocida en Río Cuarto por haber sido pareja de Marcelo Macarrón, el viudo de Nora Dalmasso.

Entonces, Sánchez Freytes ordenó investigar el robo 'Mengo', pero luego archivó de manera provisoria la instrucción hasta la eventual aparición de nuevas pistas esclarecedoras.

Bustos Fierro le solicitó ahora la declinación de su competencia y le remisión del expediente.

El otro robo se conoció durante el juicio a Jorge Edgardo Wolfel, el contador Víctor Hugo Iglesias y el licenciado en Administración, Sergio Tovagliari, condenados en 2021 por asociación ilícita tributaria.

La banda generó crédito fiscal espurio con 'usinas' de facturación apócrifa e intentó obtener beneficios fiscales fraudulentos, utilizando 'carpetas' para dar apariencia de licitud a firmas inexistentes. Fueron creadas empresas vinculadas a las cerealeras para generar crédito fiscal ficticio y su comercialización.

La abogada querellante de la AFIP alertó al Tribunal Oral N°2, un mes antes de que culminara el juicio, que el fisco había denunciado la 'desaparición' de 14.500 fojas, entre octubre de 2012 y abril de 2021.

El fiscal N° 3, Maximiliano Hairabedian, solicitó a Farnochi las constancias de que la documentación 'desaparecida' efectivamente fue trasladada en 2012 desde la exsede de la AFIP a la actual sede, y luego a un inmueble de Alto Alberdi.

Esto no pudo verificarse y él pidió archivar la causa, que se cerró en noviembre 2021.

Bustos Fierro considera que los 3 robos fueron “sistémicos y metódicos”, el volumen probatorio desaparecidos es altísimo, y las investigaciones no fueron resueltas. Él enfoca los 3 casos como robos en la misma Afip.

Abundan los interrogantes acerca de qué sucede en la AFIP cordobesa que luce como un 'colador' para robos de expedientes y pruebas. También hay curiosidad por conocer quiénes son los responsables primarias y los intelectuales. El temor es que exista una asociación ilícita dentro de la AFIP con estos temas.

-----------------------

Más contenido de Urgente24

El déjà vu Kulfas, aire para CFK y un salvavidas fallido

Matías Kulfas renunciado por tuit de CFK, a lo Trump

Ni petróleo ni gas: Profesionales eligen energía renovable

De Marcelo Gallardo a Sebastián Battaglia: DT sobrevalorado

Partido Libertario: "Éramos 5, nunca pensamos crecer tanto"

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario