ACTUALIDAD Empresario > petróleo > abuso

GRAVÍSIMO

Depredador sexual: Empresario condenado por abuso a su hijo

La Cámara de Casación porteña condenó a 10 años de prisión al magnate petrolero y dueño de Rhasa, Fabián Sambucetti, por abuso sexual agravado contra su propio hijo de cuatro años.

El empresario petrolero Fabián Sambucetti, propietario de Rutilex Hidrocarburos Argentinos Sociedad Anónima (RHASA) fue condenado este miércoles (05/07) por “abuso sexual agravado por haber implicado un sometimiento gravemente ultrajante para la víctima y por su condición de ascendiente del niño damnificado”.

Los jueces de la Cámara de Casación de Ciudad de Buenos Aires, Horacio Días, Jorge Rimondi y Gustavo Bruzzone, ratificaron el fallo dictado por el Tribunal Oral número 21, además de rechazar la apelación de la defensa del empresario petrolero.

El abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante hacia su propio hijo de cuatro años fue cometido por Sambucetti en “reiteradas ocasiones” entre el 2014 y 2015, según lo especificó la querella a cargo de los letrados Julio Golodny y Kevin Shalon que representan a la madre del menor damnificado.

No obstante, el empresario aún no está tras las rejas debido a que la sentencia todavía no está firme.

image.png

Los magistrados del Tribunal Oral, Liliana Barrionuevo, Fátima Ruíz López y Pablo Vega fijaron en primera instancia en el trascurso del proceso penal que el empresario en libertad debía “comunicarse mensualmente con el Tribunal, ya sea telefónicamente o por correo electrónico dentro de los priemros diez días de cada mes”.

Asimismo, el Tribunal decretó la prohibición de salida del país al magnate petrolero, medida que fue comunicada a la Dirección Nacional de Migraciones.

Rhasa y el Kirchnerismo

Rhasa es una empresa argentina que presta servicios de almacenaje de hidrocarburos, productos químicos y líquidos en general, con una red de estaciones de servicio propia. El empresario dueño de Rhasa junto al clan familiar, Sambucettí, condenado ahora por abuso sexual, enfrentó múltiples causas por evasión impositiva y deudas millonarias en los 90s que incluyó un pedido de captura.

Lo llamativo es que pese al pedido de captura al clan Sambucetti (Jorge, Horacio y Fabián) emitido en el 99 por la Justicia Federal —tras la detección de irregularidades por parte de la Aduana de Campana— jamás cumplieron condena porque permanecieron prófugos hasta que se anuló la orden de captura.

En el 2004, la empresa Rhasa de Sambucettí remontó tras deudas millonarias y a un paso de la quiebra, gracias a abultados contratos de la empresa estatal Enarsa, creada por Nestór Kirchner, de la mano de la gestión del ex ministro de Planificación Julio De Vido.

Es que Enarsa no contaba con suficiente infraestructura propia, por lo que requería de las instalaciones de la compañía de Sambucetti —90 hectáreas, destilería propia y contenedores de almacenamiento de combustible— , a las que llegó a alquilarlas. El gobierno Kirchnerista anunció en reiteradas ocasiones que Enarsa junto con la petrolera venezolana Pdvsa comprarían Rhasa, algo que nunca sucedió.

Más contenido en Urgente24:

SUBE: El requisito obligatorio para seguir utilizándola

AFIP: Cómo evitar problemas al recibir transferencias

Acción y venganza: Liam Neeson regresa con nueva película

La nueva película de Netflix que lidera las visualizaciones

Llegó la tranquilidad al dólar, la inflación y el Merval