ARGENTINA rÍo Paraná > Gobierno > Rosario

BAJANTE HISTÓRICA

Río Paraná: emergencia hídrica y preocupación por derrumbes

La bajante del río Paraná sigue generando alarma. El Gobierno Nacional decretó la emergencia hídrica y en Rosario temen más derrumbes en las barrancas.

ROSARIO. Debido a la histórica bajante, el Gobierno Nacional declaró el "Estado de Emergencia Hídrica" por el plazo de 180 días en la región de la cuenca del río Paraná que afecta a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires.

La declaración se realizó a través del decreto 482/21, publicado este lunes en el Boletín Oficial, y faculta al jefe de Gabinete del Gobierno, Santiago Cafiero -en su carácter de presidente del Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil- a "delimitar las áreas afectadas por la emergencia".

El decreto además instruye a diferentes áreas del Gobierno a adoptar medidas para “mitigar las consecuencias de la grave situación que genera la bajante”.

Así, los ministerios de Desarrollo Productivo y de Trabajo establecerán las acciones pertinentes para la preservación de la actividad productiva y puestos de trabajo; Obras Públicas dispondrá y monitoreará la realización de obras de infraestructura; Seguridad, a través del Sistema Nacional de Alerta Temprana y Monitoreo de Emergencias (SINAME), planificará las medidas de apoyo y toma de decisiones, y por intermedio del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), asistirá las poblaciones ribereñas.

Por su parte, Ambiente y Desarrollo Sustentable mantendrá el control de incendios, y el Ministerio de Transporte "observará las posibilidades de navegación y acceso a puertos; el Instituto Nacional del Agua brindará sus servicios técnicos con relación a la emergencia; la Secretaría de Energía, asegurará el abastecimiento de energía eléctrica y el Ministerio del Interior se encargará de la coordinación con las provincias afectadas", según especifica el decreto del Gobierno.

Tal como viene documentando Urgente24, la bajante del río Paraná genera diversas consecuencias y problemáticas, que van desde lo económico hasta lo social y ambiental.

Pero ahora a este fenómeno se le suma una nueva preocupación: los posibles derrumbes. El viernes por la noche, un sector del muelle del Parque España en Rosario -zona altamente transitada- se derrumbó y cayó al río Paraná. Afortunadamente, no hubo heridos.

https://twitter.com/juanchi_funes/status/1418906161789689860

Los especialistas aseguran que esto sucedió debido a la bajante que sufre el Paraná. “Solo un sector se vio afectado por el derrumbe, pero se decidió por un doble vallado perimetral a una distancia prudencial, extremando la precaución ya que aún no se sabe si la barranca puede ceder”, explicó el director de Defensa Civil de Rosario, Gonzalo Ratner.

“No es que todo el sector implique peligro, pero hasta que no tengamos la evaluación técnica y tengamos certeza de que la costa puede seguir cediendo se impidió el ingreso”, añadió, al tiempo que explicó que "el derrumbe fue causado por la bajante del río, la falta de sustento que la presión del agua ejerce sobre la barranca causó el desmoronamiento. No hay que olvidar que el paso de barcos hacia los puertos del norte de la ciudad sigue siendo el habitual y eso provoca movimiento de aguas y erosión”, expresó Ratner.

Desde el Gobierno Municipal aseguran que el problema está controlado y que por el momento no hay más posibilidad de derrumbes. "Estamos viviendo algo inusual respecto al río, vamos a reunir un comité para analizar la situación de la barranca y la posible reparación", indicó el intendente de Rosario, Pablo Javkin.

En diálogo con la radio LT8 de Rosario, el ingeniero Juan Carlos Rosado, experto en suelos, aseguró que el fenómeno de la bajante del río Paraná “podría modificar la relación de la ciudad con la costa''.

“Si la bajante viene para quedarse mucho tiempo, habrá que hacer obras de adecuación a la nueva realidad de la costa. Por ejemplo, la toma de agua de Rosario tendrá que buscar un punto de extracción más cerca del veril del canal, porque no tiene profundidad para garantizar la calidad del agua. Además, al tener que bombear el agua desde un punto más bajo hacia la planta de potabilización se necesitará más energía o bombas más poderosas”, advirtió Rosado.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario