ACTUALIDAD Argentina > Argentinos > Taquion

TAQUION

Alarmante: Argentina atraviesa una grave crisis de confianza

La consultora Taquion dio a conocer datos realmente alarmantes acerca de la confianza de los argentinos: políticos y medios de comunicación en la mira.

Al igual que la mayoría de los países de Latinoamérica, Argentina está atravesando una crisis de confianza que pone en el ojo de la tormenta a los políticos y a los medios de comunicación. La pandemia, la crisis económica y el hartazgo de la política tradicional fueron el caldo de cultivo perfecto del actual alto nivel de descreimiento por parte de los argentinos. Sin embargo, siempre hay luz al final del túnel.

La consultora Taquion dio a conocer los resultados de una encuesta que realizó sobre la confianza de los habitantes de nuestro país. Algunos datos son alarmantes pero no sorprenden: el desencanto hacia la política, por ejemplo, es uno de ellos.

De acuerdo con Taquion, el hartazgo se combina con un año electoral, en el que la población critica las promesas de campaña, aludiendo a su lejanía con la realidad. Como resultado, 8 de cada 10 argentinos no confían en los políticos (77,4%). Esta desconfianza se hace más presente entre los jóvenes, captados por el discurso rupturista de los liberales. Asimismo, el 63% de los argentinos no confía en los gobernadores y un 58,3% tampoco en sus intendentes.

No solo los platos rotos del hartazgo generalizado en el país lo paga la elite política sino, también, los medios de comunicación: 1 de cada 2 argentinos no cree en ellos, según datos de Taquion. El mayor grado de descreimiento se encuentra entre los millenials y votantes del Frente de Todos, mientras que la confianza reside en los mayores de 56 años, en particular en los votantes de Juntos por el Cambio. Cabe remarcar que la pandemia ha perdido su rol protagónico como eje temático y, además, los medios se perciben como una herramienta informativa en las elecciones, ambos aspectos que podrían aminorar la desconfianza.

Los que se suponen son los canalizadores de los intereses de la población, los movimientos sociales y grupos de presión, parecen no estar cumpliendo del todo bien su rol en la sociedad civil.

Con una tendencia relativamente pareja, los sindicalistas se ubican como el actor social con menor grado de confianza por parte de los argentinos (82%).

En particular, las personas de entre 39 y 55 años son quienes menos confían en estos actores. La oposición reafirma el rechazo hacia dicho sector, en particular los espacios de Juntos por el Cambio y el Partido Libertario. Por su parte, el oficialismo es la principal fuente de apoyo, aunque esta última corresponde a menos de un cuarto de los votantes de este espacio.

En suma, el descreimiento hacia los movimientos sociales llega al 65% de los argentinos. Las instituciones religiosas tampoco dan la confianza necesaria a los ciudadanos de nuestro país. De acuerdo con los datos de Taquion, el 61,6% no cree en ellas, encontrando su mayor nivel de desconfianza en los millenials de entre 26 y 38 años.

Pero en este mar oscuro de desconfianza, la luz de un faro parece iluminar a lo lejos. Según la consultora, vivimos en una Argentina de argentinos que sí confían en su gente: el 58,8% confía en los habitantes de este país. Por primera vez en el último año, el valor de confianza es superior al negativo, con un aumento de 24.3pts respecto al mes de septiembre.

La cifra supera el 60% entre la Gen X (39 a 55 años) y los Baby Boomers (56 años o más). Por su parte, la mayor desconfianza se halla entre los jóvenes (25 años o menos) entre quienes el sentimiento nacionalista se torna cuestionado y sus aspiraciones se proyectan cada vez más lejos del país.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario