ZONA $ Shell > Third Point > petróleo y gas

ENERGÍA LIMPIA VS. ENERGÍA SUCIA

Ya se habla de la división de Shell en 2 empresas

Shell debe decidir si será dividida en 2 empresas o permanecerá unida en su reconversión como productora de energía. Horas definitivas para los angloholandeses.

Third Point LLC, de Daniel Loeb, ha adquirido una gran participación en Royal Dutch Shell y está presionando al gigante petrolero a separarse en 2 compañías:

  • una que continúe con todo lo que es petróleo; y
  • otra con el futuro de las energías limpias y renovables.

La participación del activista Loeb tiene un valor de más de US$ 500 millones, resultando hoy uno de los mayores accionistas, explicó el reporte del The Wall Street Journal.

Third Point, con sede en Nueva York, gestiona más de US$ 19.000 millones. Si bien es conocido por sus campañas de activismo en Intel Corp., la empresa también realiza otras inversiones. Intel nombró a Pat Gelsinger, de VMware Inc., como su nuevo director ejecutivo a principios de 2021, semanas después de que Third Point reclamó cambios al gigante de los chips.

Otra vez: Third Point defiende su hipótesis de que Shell debería reconvertirse en 2 compañías independientes:

  • una con negocios heredados, como refinación, que proporcionaría un flujo de caja constante; y
  • otra que albergue energías renovables y otras unidades que requieran una inversión importante.

Esto acaba de ser comunicado a los inversionistas, según The Wall Street Journal, y el fundamento consiste en que así se permitiría definir las diferentes estrategias de la empresa, atrayendo a diferentes grupos de inversores que reclaman más competitividad a la empresa. Pero la eficiencia para extraer petróleo puede resultar opuesto al reclamo de generar más flujo de caja, y mucho menos coincide con la decisión de generar energías limpias. Son objetivos de negocios muy diferentes entre sí.

Shell siguió los pasos de Oil y también elevó el precios de sus combustibles.
Shell debe definir cómo será la empresa en el siglo 21.

Shell debe definir cómo será la empresa en el siglo 21.

Cambio climático

Entre las principales compañías petroleras, Shell se ha movido más rápido que Exxon Mobil Corp. en el objetivo de rehacer su negocio y reducir las emisiones.

No está claro si Shell estará receptivo a la idea de separarse en 2 empresas. Para algunos estaría destruyendo valor de marca.

Shell tiene un valor de mercado de casi US$ 200.000 millones, según S&P Capital IQ.

Third Poin dice en una carta a los inversionistas que Shell cotiza por debajo de sus posibilidades a pesar de tener una mejor cartera de negocios que sus rivales, y estima que una nueva empresa que incluya los negocios de gas natural licuado, energías renovables y marketing de Shell podría tener el mismo valor empresarial que la empresa. en su forma actual.

Shell informó que "revisa y evalúa regularmente la estrategia de la empresa" y que da la bienvenida al diálogo abierto con todos los accionistas, incluido Third Point.

Shell también dijo que su estrategia actual había sido respaldada por la mayoría de sus accionistas en una votación a principios de este año. En horas más Shell informa sobre sus ganancias en el 3er. trimestre.

El cambio climático impacta en las decisiones de inversión y muchos inversores institucionales reducen sus participaciones en industrias muy contaminantes pese a que el mercado afirma que el mercado energético aún depende, en forma decisiva, de las energías contaminantes.

En mayo, el inversor activista Engine No. 1 logró ingresar al directorio de Exxon Mobil, después de argumentar que la compañía se estaba demorando en prepararse para un mundo posterior a los combustibles fósiles.

Ese mismo mes, un tribunal holandés dictaminó que Shell debe reducir sus emisiones en un 45% para 2030.

Shell ha dicho que prepara la apelación de ese fallo judicial

A principios de 2021, Shell presentó planes para acelerar su cambio a la energía baja en carbono, reduciendo su producción de petróleo e invirtiendo más en áreas que incluyen biocombustibles e infraestructura de carga de vehículos eléctricos.

En septiembre 2021, Shell acordó vender sus activos en la cuenca del Pérmico a ConocoPhillips por US$ 9.500 millones.

El giro hacia la energía con bajas emisiones de carbono requiere inversiones en tecnologías en las que las compañías petroleras no necesariamente tienen ventajas competitivas y con retornos potencialmente más bajos.

La nueva estrategia de Shell no ha logrado entusiasmar a los inversores. Aunque las acciones de Shell han subido más del 30% este año, ha cambiado poco en las últimas 2 décadas.

Pero acciones subieron casi 4% después de que el WSJ informara la participación de Third Point.

Los analistas dicen que algunos accionistas podrían estar dispuestos a dividir la empresa.

"Los inversores en general han rechazado el modelo híbrido y están buscando formas de ver cómo estas empresas cristalizan el valor" creando negocios con bajas emisiones de carbono, dijo Christyan Malek, analista de JP Morgan.

Algunas compañías petroleras europeas ya están considerando dividir sus operaciones con bajas emisiones de carbono para ofrecer a los inversores un mayor enfoque, incluidas la italiana Eni SpA y la española Repsol.

En el Senado

Mark van Baal, de Follow This, grupo de más de 7.000 accionistas de empresas petroleras, incluida Shell:

A primera vista, no creo que la división de Shell ayude en la lucha contra la crisis climática porque creemos que es mejor generar la mayor cantidad de efectivo posible de las empresas existentes e invertir esto en energía renovable. A primera vista, no creo que la división de Shell ayude en la lucha contra la crisis climática porque creemos que es mejor generar la mayor cantidad de efectivo posible de las empresas existentes e invertir esto en energía renovable.

Pero la presión política sobre las compañías petroleras también está aumentando. Los ejecutivos de las principales compañías petroleras, incluidas Shell y Exxon, serán interrogados por un comité del Congreso en Washington el jueves 28/10 sobre si sabían sobre el papel de los combustibles fósiles en el calentamiento global.

La industria petrolera se vio muy afectada durante la pandemia por la caída de la demanda de combustibles para automóviles y combustible para aviones, y algunas empresas recurrieron a recortes de dividendos.

Shell redujo su dividendo en 66% en abril de 2020, el primer recorte desde la 2da. Guerra Mundial. Este año 2021, los precios del petróleo se han recuperado debido a que la demanda se ha recuperado en medio de un repunte de la actividad económica. Eso ha impulsado las ganancias de Shell en los últimos trimestres.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario