impuestos > Juntos por el Cambio > frutas

PROYECTO DE LEY

Proponen quita de impuestos para cadena frutihortícola

A través de un proyecto de ley, Juntos por el Cambio busca sacar los impuestos para ayudar al desarrollo de los productores frutales del país.

Juntos por el Cambio continúa cumpliendo su promesa de campaña: bajar o reducir impuestos en todos los ámbitos y sectores del país. Si bien la mayoría de las propuestas no avanzan en el Congreso, la oposición insiste en disminuir la presión impositiva y han presentado proyectos que van desde favorecer al campo, hasta reducción el IVA en las boletas de energía y gas. En ese sentido, en los últimos días se presentó una nueva iniciativa que busca beneficiar a los productores de frutas.

En concreto, la diputada nacional Gabriela Lena, presentó una iniciativa para modificar la Ley de Impuestos Internos a fin de reducir los gravámenes en las bebidas no alcohólicas que contengan jugos de frutas naturales. Su propuesta establece bajar hasta en un 90% los impuestos en bebidas elaboradas con jugos o zumos frutales.

La legisladora explicó cuando presentó el proyecto que la medida no solo busca disminuir la carga impositiva, sino que también tiene como objetivo incentivar a los fabricantes de bebidas gaseosas no alcohólicas "para que incluyan jugos de frutas naturales a sus productos con el beneficio que eso implica a la salud de los consumidores y también al desarrollo de las economías regionales".

“La propuesta es modificar la alícuota de Impuestos internos para que sean un incentivo fiscal para la producción de gaseosas con contenido de frutas naturales”, dijo la diputada de Juntos por el Cambio, y añadió que “países como Francia, Hungría o México han sancionado leyes impositivas para proteger el derecho a la salud de los niños y consumidores de bebidas azucaradas, de alto valor calórico y bajo valor nutricional”.

Asimismo, el proyecto también propone la creación de Fondo Frutícola Nacional, que entre otras cosas tendrá como fin:

- El desarrollo de programas fitosanitarios

- El auxilio al sector productivo, en situaciones de emergencias climáticas o fitosanitarias

- La promoción de inversiones en las explotaciones frutícolas existentes, que se destinen a incrementar su rendimiento productivo, entre otras cuestiones.

Por otro lado, para fundamentar la iniciativa la oposición explicó que el cultivo de frutales en la Argentina ocupa una superficie de medio millón de hectáreas distribuidas a lo largo de todo su territorio.

"En estos últimos años, el volumen de la producción supera los 7 millones de toneladas repartidas principalmente en uva, cítricos, frutas de pepita, frutas de carozo, olivo, frutas tropicales (palta, banana, mango), frutos secos y fruta fina", detalla el texto, y agrega que "el sector frutícola argentino en general presenta antecedentes de operar de manera eficiente en cuanto a producción, logística, procesamiento y comercialización interna como externa, pero enfrenta una serie de desafíos de índole económica y comercial, en particular su dependencia de ciertos mercados con alta volatilidad de precios...".

Por otro lado, el proyecto también detalla datos exactos sobre la producción de frutas por provincia:

En el caso de las Peras, Argentina es la principal exportadora de peras del hemisferio Sur, Río Negro abarca el 80% de las exportaciones de peras del país.

Las Manzanas con origen en las provincias de Río Negro, Neuquén y Mendoza son responsables por las 106.000 toneladas anuales que exporta el país.

En Limones Argentina es el principal productor mundial de limones. La provincia de Tucumán es responsable del 75% de las colocaciones de limones argentinos al exterior.

Arándanos Argentina es el sexto exportador mundial de arándanos. Entre Ríos (33%), Tucumán (22%) y Buenos Aires (16%), son las provincias más exportadoras.

Con todos los datos expuestos, la oposición lamentó que aunque el sector parece "robusto" los productores se enfrentan a diversos desafíos:

- La volatilidad de los precios y la caída de la demanda internacional en este año.

- La presencia permanente de nuevo vector fitosanitarios que atacan a la producción y terminan destruyendo las plantas e impidiendo el acceso de la fruta a los mercados internacionales.

- Los costos de producción en alza, en particular los vinculados con fertilizantes, agroquímicos, combustible.

- La falta de recursos humanos calificados para la cosecha.

- La falta de una estrategia conjunta para el ingreso a nuevos mercados como son el de la China y del Sudeste Asiático.

- Falta de un precio interno que pueda sostener la producción y el bajo precio pagado por productos para jugos y esencias.

"Estos factores son los que buscamos atacar con el presente proyecto de ley que tiene como antecedente el proyecto 1628-D-2015 de Basterra y otros, que introducía incentivos en materia tributaria", sentenciaron.

El proyecto completo a continuación:

4772-D-2022 CADENA FRUTIHORTICOLA.pdf

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario