OMNI vitamina D > enfermedades > coronavirus

NUTRICIÓN

Vitamina D: ¿Cuánto nos protege de enfermedades como COVID?

Aunque la vitamina D no reemplaza a las vacunas, la suplementación con el "nutriente del sol" puede ser de beneficio para prevenir enfermedades.

A pesar de la falta de respaldo científico, muchos siguen recomendando tomar sol como una cura del coronavirus o como método preventivo que soluciona la deficiencia de vitamina D.

Durante décadas, los científicos han analizado el papel del nutriente en relación a enfermedades como trastornos óseos, diabetes, cáncer, depresión y enfermedades autoinmunes con algunos resultados positivos.

De hecho, actualmente están prestando atención a la idea de que los rayos UV podrían jugar un rol crucial al fortalecer el cuerpo humano contra las enfermedades.

Pero comprender a este nutriente complejo ha demostrado ser un desafío. Desde ya que las vacunas son el método más efectivo y científicamente probado para prevenir el coronavirus y sus peores manifestaciones.

¿Cómo actúa la vitamina D?

La vitamina D es conocida por desarrollar huesos fuertes, pero también juega un papel fundamental en los sistemas inmunológico y respiratorio, los principales objetivos del SARS-CoV-2.

Solo un puñado de alimentos son naturalmente ricos en nutrientes, a saber: pescado azul, yemas de huevo, champiñones, carnes rojas e hígado.

No obstante, se llama suplemento del sol por una razón: el cuerpo puede producir su propio suministro con base en la energía.

La piel ya contiene un precursor de vitamina D llamado 7-dehidrocolesterol, pero solo el tipo de radiación ultravioleta B que se encuentra en los rayos del sol puede iniciar un proceso de varios pasos para convertir ese precursor en un nutriente funcional.

Pero tener un suficiente suministro de este nutriente no es tan simple como la exposición al sol. En las personas con ciertos antecedentes raciales, especialmente las de origen africano, la proteína de unión puede adherirse demasiado al precursor, lo que significa que no puede producir y liberar vitamina D según sea necesario.

A esto se suma el hecho de que el pigmento, que oscurece la piel y el cabello, actúa como un protector solar natural al absorber la radiación UV B. En consecuencia, esto ralentiza el proceso de unión inicial y la conversión del precursor de vitamina D.

Como resultado, las personas negras e hispanas tienen más probabilidades de tener más deficiencia de vitamina D que sus pares blancos.

Una dosis extra de sol puede ayudar, pero las personas de piel más oscura pueden necesitar entre 30 minutos y tres horas más a la luz del día para producir la misma cantidad de cosas que los blancos.

image.png

¿Cuál es la relación entre la vitamina D y las enfermedades?

Los estudios establecieron correlaciones entre la deficiencia de vitamina D y un mayor riesgo de desarrollar trastornos del sistema inmunológico como esclerosis múltiple, artritis, diabetes e infecciones respiratorias mucho antes de la pandemia.

También hay evidencia de que los suplementos ayudan a los animales de laboratorio y a los pacientes con marcadores de enfermedades cardíacas a recuperar su salud.

El vínculo entre la vitamina D y el coronavirus apareció por primera vez en un artículo de investigadores de la Universidad Northwestern en abril de 2020, aunque los resultados aún deben someterse a una revisión por pares.

Allí se observó que los pacientes de edad avanzada con bajas concentraciones de vitamina D en la sangre tenían una mayor mortalidad relacionada con coronavirus en seis de los 10 países de la muestra.

Una gran cantidad de otros datos centrados en coronavirus sobre la vitamina D siguieron más tarde. Un estudio de septiembre de 2020 reveló que los pacientes con niveles bajos de vitamina D tenían un 77% más de probabilidades de dar positivo en la prueba de COVID-19.

Sin embargo, la mayor parte de la evidencia es observacional, lo que significa que se han encontrado tendencias, no causas y efectos.

En parte se debe a que el nutriente es barato, accesible y no patentable, lo que dificulta el interés por llevar a cabo grandes estudios por falta de financiación de las grandes farmacéuticas.

Aunque no debería considerarse un fármaco milagroso contra el coronavirus, los expertos no ven un problema en que las personas tomen suplementos de vitamina D, ya que es inofensivo a menos que se consuma en cantidades extremas.

image.png

Fuente: Popular Science

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario