OMNI Ómicron > CDC > leve

DATOS PREMATUROS

Ómicron: Hasta ahora, leve ¿Podría ser una vacuna universal?

"La enfermedad es leve", dijo la directora de los CDC en base a los casos detectados hasta ahora de Ómicron en Estados Unidos.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus iniciales en inglés), la doctora Rochelle Walensky aseguró que casi todas las personas contagiadas con la variante Ómicron del coronavirus en el país sufrieron apenas un cuadro leve de la enfermedad.

Más del 75% de esas 40 personas estaban vacunadas.

Los datos ofrecen apenas un vistazo muy prematuro de las infecciones por Ómicron en Estados Unidos, apuntó Walensky.

Algunos casos podrían agaravarse a medida que pasan los días.

En una entrevista con The Associated Press, Walensky remarcó que los datos son muy limitados y que la agencia trabaja en un análisis más detallado de lo que a Estados Unidos le espera con la nueva mutación del virus.

“Lo que sabemos en términos generales es que mientras más mutaciones tiene una variante, la gente requiere de un mayor nivel de inmunidad. Queremos asegurarnos de reforzar la inmunidad de todos y eso fue realmente lo que motivó la decisión de expandir nuestra recomendación”, dijo Walensky en alusión a la reciente aprobación de dosis de refuerzo para todos los adultos.

Walensky recalcó que “la enfermedad es leve” en casi todos los casos vistos hasta ahora de Ómicron en Estados Unidos y que los síntomas reportados son, en su mayoría, tos, congestión y fatiga.

Una persona fue hospitalizada, pero no se han reportado decesos, precisaron las autoridades de los CDC.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que podría haber más muertes por la aparente mayor contagiosidad de Ómicron pero todavía se desconoce la gravedad de la enfermedad que causa.

"Si se confirma que es más transmisible, como todos los datos preliminares parecen indicar, irá sustituyendo a la Delta, la única que ha sido capaz de hacerse mayoritaria en prácticamente todo el mundo, causará más contagios y esto, en función de su agresividad, puede traer más hospitalizaciones y muertes", escribió Pablo Linde en el diario El País. "Pero otro aspecto que no se conoce es la gravedad de la enfermedad que puede causar: si fuera mucho más leve, como apuntan algunos médicos en Sudáfrica, la Ómicron podría llegar a ser una buena noticia".

A fines de noviembre, la médica sudafricana a que primero alertó a las autoridades sobre una posible nueva cepa del Covid-19 (hoy: Ómicron), Angelique Coetzee, dijo que hasta el momento no había visto un solo caso grave. “De momento no hemos detectado ningún caso grave de Covid-19 con Ómicron”, declaró a la BBC. Señaló, sin embargo, que no descarta que podría haber una enfermedad grave en el futuro.

"Uno de los futuros plausibles para el coronavirus es que en nuestra convivencia con él, a base de infectarnos, vacunarnos y protegernos con pastillas, se convertirá en un patógeno estacional al estilo de la gripe o del catarro. Las propias mutaciones del virus pueden acelerar el proceso hacia este escenario. Y la variante Ómicron no es otra cosa que un gran número de mutaciones juntas. Esto deja un resquicio para la esperanza, que no debe llevar a engaños ni a la confianza: todos los expertos consultados en los últimos días por este periódico estarían más tranquilos sin la aparición de la ómicron", escribe Linde en El País.

Uno de los escenarios que baraja la OMS es que Ómicron sea más contagiosa y que la gravedad sea igual o algo menor que las variantes conocidas hasta ahora (nada indica por ahora que pueda ser peor). Eso sería una mala noticia porque si Ómicron es capaz de contagiar a muchas más personas, aunque las probabilidades de enfermar para cada individuo bajasen, el número bruto de decesos para el conjunto de la población sería superior.

Sin embargo, si la capacidad de Ómicron de causar enfermedad grave fuese mucho menor que las variantes ya conocidas, su llegada podría ser una buena noticia: sería un paso en la dirección de convertir al SARS-CoV-2 en un virus inofensivo que produzca resfriados o gripes comunes.

El periodista y licenciado en Ciencias Biológicas Gustavo Noriega lo planteó en un tuit: "Con mucha prudencia, como pisando huevos, hasta El País ve la posibilidad de que ómicron se convierta en una vacuna universal".

https://twitter.com/Gus_Noriega/status/1468906931385520130

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario