OMNI Covid prolongado > sistema nervioso > estudio

SALUD MENTAL

Covid prolongado: Revelan cómo afecta al sistema nervioso

Las personas con Covid prolongado tuvieron una mayor actividad del nervio simpático y una frecuencia cardíaca más rápida, en comparación al grupo de control.

Alrededor de un tercio de las personas sanas que se han recuperado de la COVID-19 leve, experimentan malestares persistentes del Covid prolongado. Ahora un nuevo estudio detalla cómo afecta particularmente al sistema nervioso.

Los síntomas más comunes del Covid prolongado incluyen fatiga y dificultad para respirar. Pero algunas personas también informan palpitaciones del corazón, lo que podría ser una señal de que el sistema nervioso está desequilibrado.

Particularmente los cambios se vieron en la “reacción de lucha o huida”, que es cuando se percibe una situación de amenaza y el sistema nervioso simpático aumenta la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria.

Este área actúa junto al sistema nervioso parasimpático, que es el que lleva al cuerpo a un estado más estable y de descanso.

Ahora, por primera vez, científicos han puesto la mirada en la actividad del nervio simpático en jóvenes que se recuperan de la infección de coronavirus.

El equipo realizó una serie de pruebas a 16 personas de aproximadamente 20 años de edad que habían dado positivo al SARS -CoV-2 unos 35 días antes.

Antes de la pandemia, los científicos habían llevado a cabo pruebas idénticas en un grupo de 14 voluntarios sanos de la misma edad, que sirvieron ahora como grupo control.

El estudio fue publicado en The Journal of Physiology.

image.png
Un estudio sugiere que los jóvenes con Covid prolongado tienen una mayor actividad en sistema nervioso simpático, el área que gobierna la reacción de lucha o huida.

Un estudio sugiere que los jóvenes con Covid prolongado tienen una mayor actividad en sistema nervioso simpático, el área que gobierna la reacción de lucha o huida.

Covid prolongado

Durante las pruebas, los voluntarios se acostaron de espaldas en una cama en el laboratorio y los investigadores insertaron una pequeña aguja en un nervio detrás de la rodilla para monitorear los cambios en la actividad del nervio simpático.

Un electrodo al final de la aguja registró la frecuencia e intensidad de los estallidos de actividad eléctrica en el nervio.

En reposo, la actividad nerviosa fue mayor en los participantes con Covid prolongado, en comparación con los controles, aunque su presión arterial y frecuencia cardíaca eran las mismas.

A continuación, los científicos pidieron a los voluntarios que sumergieran las manos en agua helada durante 2 minutos, una experiencia dolorosa que provoca la "reacción de lucha o huida".

Sorprendentemente, los individuos que se recuperaron del COVID-19 tuvieron un aumento mucho menos pronunciado en la actividad del nervio simpático. También informaron menos dolor.

Finalmente, los autores del estudio llevaron a cabo una prueba estándar diseñada para simular los efectos en el sistema cardiovascular de ponerse de pie y detectaron mayores aumentos en la actividad del nervio simpático y la frecuencia cardíaca entre los participantes con Covid prolongado en comparación con los controles.

Los investigadores creen que los mismos cambios en los adultos mayores podrían tener efectos adversos en su salud cardiovascular, dado que por el envejecimiento las personas tienden a perder algunos de los mecanismos compensatorios.

Con todo, el estudio no pudo establecer si fue el síndrome de Covid prolongado lo que realmente causó cambios en el sistema nervioso simpático de los participantes. Además, el número relativamente pequeño de participantes limita la confiabilidad estadística de los hallazgos.

Con información de Medical News Today.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario