OMNI cannabis > SARS-CoV-2 > células

NO PSICOACTIVOS

Compuestos del cannabis podrían prevenir el COVID: Estudio

Investigadores demostraron que dos partes del cannabis no psicoactivas bloquean la entrada del SARS-coV-2 a las células humanas.

Se trataría de los ácidos cannabinoides CBGA (ácido cannabigerólico) y CBDA (ácido cannabidiolico), que no deben confundirse con el ingrediente psicoactivo de la marihuana, que es el THC.

Ambos compuestos fueron identificados mediante una innovadora técnica (espectrometría de masas de selección por afinidad) que permite determinar la distribución de las moléculas de una sustancia y clasificarlas en función de su compatibilidad con otras moléculas.

Según los hallazgos de los investigadores de la Universidad de Oregon (OSU), estos compuestos se unirían a las proteínas del virus y bloquearían una sustancia que el patógeno utiliza para infectar a las personas.

Los resultados se obtuvieron en pruebas de laboratorio con las variantes alfa y beta del SARS-coV-2, pero todavía no se realizaron en humanos.

image.png

Compuestos del cannabis

"Estos compuestos se pueden tomar por vía oral y tienen un largo historial de uso seguro en humanos", explicaron los autores del estudio del Centro de Innovación Global del Cáñamo de la OSU.

El Cannabis sativa se utiliza en todo tipo de productos, como alimentos, cosméticos, lociones corporales y suplementos dietéticos.

Como explicaron los investigadores, cada parte del ciclo de infección por COVID-19 y su replicación en las células humanas es un objetivo potencial para antivirales.

"Cualquier parte del ciclo de infección y replicación es un objetivo potencial para la intervención antiviral y la conexión del dominio de unión del receptor de la proteína 'spike' al receptor ACE2 de la superficie celular humana es un paso crítico en ese ciclo", detalló uno de los científicos, Richard van Breemen.

En efecto, ambos compuestos del cannabis funcionarían como inhibidores de la entrada del SARS-coV-2 al cuerpo, por lo que servirían para prevenir la infección y también para acortar la duración de la infección al impedir que las partículas del virus infecten a más células.

Las moléculas se unen a las proteínas espiga para bloquear su unión a la enzima ACE2, que aparece en la membrana externa de las células de los pulmones y otros órganos.

Van Breemen dijo que podrían surgir nuevas variantes resistentes, pero que la combinación de la vacunación y el tratamiento con los compuestos CBDA/CBGA del cannabis debería ayudar a combatir la enfermedad pandémica.

image.png

* Fuentes consultadas: El Confidencial, Deutsche Welle

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario