OCIO El Juego del calamar > Serie > Netflix

NETFLIX

¿Qué es lo que atrae tanto de El Juego del Calamar?

La serie "El juego del calamar" está causando sensación en Netflix. Con sangre y humor retrata la ambición del ser humano, a qué tan lejos se puede llegar..

La serie coreana El Juego del Calamar se estrenó hace una semana en Netflix y sigue siendo sensación. Adictiva, interesante, inteligente, no es para todo tipo de espectador. Si estás buscando una serie que realmente no te deje indiferente, es la ideal.

image.png
Esta serie podría ser una de las mejores de Netflix hasta ahora...

Esta serie podría ser una de las mejores de Netflix hasta ahora...

Dirigida por Hwang Dong-hyuk esta historia está basada en juegos infantiles para adultos, en donde algunas personas aceptan formar parte de un juego y el premio es mucho dinero. Pero nada es gratis! en este se juega la vida y la muerte.

La serie muestra de forma cruda y con simbolismo, que estamos dispuestos a hacer como personas. Más allá de las adicciones y la representación de los vínculos, expone una crítica social. Quien tiene el poder y quien está por debajo de este.

La ambición lleva a la autodestrucción

Una vez más se confirma que el dinero es la perdición del ser humano. Constantemente vemos en la serie como este es el factor de movimiento de cada personaje. Es más, todos están allí por la misma razón y vuelven a ese juego macabro porque la ambición los condena. Obtienen dinero, lo apuestan, pierden, piden más, lo vuelven a apostar y piden más de vuelta. Es un círculo vicioso que se convierte en adicción.

image.png
El primer juego macabro...

El primer juego macabro...

Al estilo Stanley Kubrick, la música clásica juega con el terror

Cuando vemos una serie o una película que utiliza algo tan dulce e inocente como la música clásica, nos llama la atención. Nos transmite algún recuerdo de nuestra infancia, de algún evento o alguna película.

Se vuelve traumático y a su vez poético cuando utilizan sinfonías de Beethoven para ilustrar algún acontecimiento oscuro. Y se vuelve inevitable no pensar en la obra de Stanley Kubrick, “La Naranja Mecánica” . Esta utiliza la música clásica para retratar las escenas más perturbadoras. Lo mismo pasa con “El juego del calamar”, utilizan constantemente la música clásica para retratar los actos horribles que suceden en este juego. Llaman la atención las sinfonías que utilizan más de una vez, los mismo personajes saben lo que está por venir cuando escuchan “An der schönen, blauen Donau” de Walzer, Op. 314.

Se nota la crueldad hasta en su calidad estética

No es casualidad que la calidad estética de la serie sea excelente. Mezcla lo crudo y lo ácido de la muerte con colores pasteles. Dong-hyuk sabe cómo integrar la acumulación de cadáveres y la violencia explícita sin llegar a caer nunca en el mal gusto. La elección de los colores también se alinean al simbolismo. El rojo y el verde son colores opuestos y complementarios, su elección jamás pasa por desapercibida. De hecho toda la elección de color tiene un significado, El rojo representa la violencia, la pasión, la ambición, el amor, la acción. Mientras que el verde representa la naturaleza, la inocencia, la esperanza y también la corrupción..

¿Por qué los guardias llevan el rojo y los participantes el verde? Claramente hay un choque entre la violencia (sangre) y la naturaleza (inocencia). Es poético porque en un escenario donde todo es crudo, uno encuentra belleza. Vuelvo con la comparación a Kubrick, ya que en diferentes películas de este director (El resplandor, Ojos bien cerrados) la estética se destaca ante la cruda realidad.

image.png
Mezcla lo crudo y lo ácido de la muerte con colores pasteles.

Mezcla lo crudo y lo ácido de la muerte con colores pasteles.

¿Cuál es el verdadero infierno?

Esta es la pregunta que más se presenta a lo largo de la serie. ¿Quiénes son los verdaderos villanos? Qué es peor: ¿Estar en un juego sangriento que puedo morir en cualquier momento o enfrentar la vida real? Enfrentarme a las deudas, obligaciones, el miedo humano, mi familia, el ser una decepción, la soledad. Se plantea votar para dejar de jugar y los que votan a favor exclaman “La vida no es mejor que aquí adentro”. De hecho, la mayoría volvió para la segunda ronda. Quien gana: ¿La ambición hacia el dinero o el miedo a enfrentar la realidad?

“Deberías dejar de pensar en el pasado”

El protagonista Seong Gi-hun está constantemente resaltando el pasado. Aquellos acontecimientos que vivió o algún recuerdo de su niñez. Su amigo de la infancia quien se encuentra allí con él, le dice “Deberías dejar de pensar en el pasado y enfocarte en el próximo juego” Irónico. Todos los juegos que hacen son para niños. Otro simbolismo crudo que utiliza el director para romper con la inocencia de la niñez.

image.png
El segundo juego macabro..

El segundo juego macabro..

Comedia que raya lo ácido

Es cierto que la comedia va desapareciendo según pasan los episodios, pero de entrada funciona muy bien para facilitar el acceso del espectador. Tenemos a nuestro protagonista, interpretado por Lee Jung-hae quien a pesar de que está en la quiebra y sigue viviendo con su madre sigue apostando por caballos. Gana dinero, lo pierde, es amenazado por matones y cuando terminan de pegarle les pide más dinero.

Con ese dinero se pasa una hora en una máquina de peluches tratando de sacar un regalo de cumpleaños para su hija. Lo obtiene, lo abre y es una pistola. Este humor sirve para atrapar de entrada al espectador pero se va disolviendo a medida que continúa la serie.

En conclusión...

Esta serie de Netflix se convirtió en sensación y tiene sentido. Es inteligente y con cada acción se pueden analizar diferentes aspectos de la sociedad como del ser humano. Atreves de una comedia ácida, termina ilustrando lo peor de las personas y cuál es la verdadera perdición.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario