OCIO fashion rentals > moda > lujo

CAMBIO DE PARADIGMA

Como un videoclub pero de ropa: Qué son los Fashion Rentals

Una nueva tendencia en la industria de la moda: los fashion rentals. Suscripciones mensuales para poder alquilar ropa, incluso de marcas de lujo.

¿Alguna vez te imaginaste poder alquilar prendas de las marcas top, usarlas un tiempo y después cambiarlas por otras? ¿No es el sueño de todo adicto a la moda?

Esto es exactamente lo que viene sucediendo en varios países del primer mundo, donde existen (y cada vez se imponen más) las empresas de alquiler de moda o fashion rentals, que ofrecen suscripciones mensuales a sus clientes, a través de las cuales ellos pueden renovar su placard mes a mes. Eso sí: la ropa no es suya, es alquilada.

Si bien los alquileres de ropa existen desde antaño, eran usualmente reservados para ocasiones especiales: la gente solía alquilar un smoking o vestido para un casamiento o fiesta en particular, así como un disfraz para Halloween.

Pero esto es algo distinto: no se trata de una prenda en particular que se alquila para utilizar una vez, sino de un servicio donde uno paga mensualmente por recibir una cierta cantidad de prendas que tendrá bajo alquiler durante un tiempo. Al devolverlas, se reciben otras (existen distintos tipos de planes que ofrecen las compañías de fashion rentals, con distintas variaciones en las condiciones precisas, pero la idea básica es esa).

La iniciativa nace en parte de una inquietud que tiene que ver con el cuidado del medioambiente, con modificar nuestra manera de consumir ropa para que sea más sustentable.

"El Fashion rental es un servicio de alquiler que está cambiando la manera tradicional de consumo de ropa", explica la web de Enrique Ortega Burgos, una consultora y editorial independiente y especializada en retail, moda, lujo, y otras áreas afines.

La industria del alquiler de moda empezó hace poco más de una década y ha venido aumentando su popularidad de manera sostenida.

El precursor en esta tendencia fue Rent The Runway, una plataforma fundada en 2009 que permite alquilar, suscribirse o comprar ropa y accesorios de diseñador. Lanzaron esta "revolución" a partir de la siguiente pregunta:

¿No sería mucho más inteligente poder alquilar prendas de diseñadores en lugar de comprarlas? ¿No sería mucho más inteligente poder alquilar prendas de diseñadores en lugar de comprarlas?

Hoy por hoy, con la creciente consciencia que hay respecto de la necesidad de cuidar el medio ambiente y no despilfarrar recursos, se ha vuelto un boom.

"Es básicamente un armario ilimitado que es entregado en tu puerta": Así es este servicio descrito en una cita en la web de Fashion Pass, una de las compañías de fashion rentals o alquiler de modas.

"Alquilá tantos 'outfits' como quieras por mes a un precio bajo", promociona.

Ofrece distintos tipos de planes: Por ejemplo, el plan "Socialite" te permite alquilar 2 prendas de vestir más 1 accesorio, pagando US$ 69 el primer mes y US$ 79 después.

¿A qué se refieren entonces con "armario ilimitado"? A que podés renovar tus prendas y accesorio alquilados tantas veces como quieras. Al momento en que se devuelven los que se tienen, se pueden alquilar nuevos.

El plan más caro que ofrecen se llama "Wanderlust" y ofrece 4 prendas de vestir más 3 accesorios por vez, pagando US$ 129 el primer mes y US$ 139 después.

La web de otra de las empresas que ofrece este servicio, que se llama Nuuly, lo ofrece así: "Explorá la moda en maneras que son más gentiles con el planeta-y tu billetera".

Nuuly ofrece una suscripción que permite alquilar 6 prendas por mes, por US$ 88. Aclara que no es necesario lavar las prendas ni repararlas si se rompen, eso está incluido en el plan. Por otro lado, ofrece esta opción adicional: "si te enamorás de algo, compralo".

Pero, al margen de intentar crear una industria de la moda más sustentable, ¿qué más hay detrás de esta tendencia?

"El deseo de tener las últimas tendencias, la falta de ropa de diseño accesible al bolsillo, y un cambio en el comportamiento del consumidor para intentar comprar de manera más sustentable, han creado un nuevo modelo dentro de la industria de la moda: las plataformas de alquiler de ropa. Está proyectado que esta industria alcance un valor de US$ 2.000 millones para 2025. La industria del alquiler de ropa global está cambiando el consumo de moda como lo conocíamos hasta ahora", escribió Emily Hall de la empresa de tecnología y análisis RelativeInsight. que llevó a cabo un estudio sobre la industria de los fashion rentals.

Más interesante todavía sería preguntarse por el cambio de paradigma psicológico que hay detrás de los alquileres de ropa. Hasta hace no mucho tiempo, usar ropa de marca era un símbolo de estatus o riqueza. La posesión de esos ítems representaba pertenecer a un cierto grupo social. De ahí que, como sabemos, hubo personas que han matado por un par de zapatillas o un reloj. Si, tal como creen algunos, en el alquiler de prendas yace el futuro de la industria de la moda, ¿mantendrán este valor simbólico los ítems de lujo?

Por otro lado, nuestra relación con nuestra ropa hasta ahora pasaba en parte por lo que representa para nosotros por las experiencias que habíamos tenido "usándola": la gente atesora la prenda que tenía puesta cuando conoció a su amor, por ejemplo. ¿Qué pasa si esa prenda toca devolverla a fin de mes? ¿Nos desprenderemos de ella con total desapego? ¿No está llena de recuerdos impresos nuestra ropa? ¿Qué significado pasará a tener para nosotros la ropa si es alquilada? ¿Cómo será un mundo en el que nuestra ropa no esté llena de nuestras huellas sino de las de otros? ¿Pasamos de un mundo del tener a un mundo del usar?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario