MUNDO Jair Bolsonaro > Inácio Lula da Silva > Brasil

SEGÚN GOBERNADOR

Polémicos dichos: Jair Bolsonaro es el próximo Hitler (¿?)

El gobernador de Maranhão, Flávio Dino, hizo una burda comparación entre el dictador Adolf Hitler y el presidente brasilero Jair Bolsonaro.

El presidente brasilero, Jair Bolsonaro, está recibiendo golpes de todos lados que, en cualquier momento, lo podrían dejar knock out. Hasta sus propios aliados lo ven cada vez con menos posibilidades frente al exmandatario Inácio Lula da Silva. Sin embargo, por más en contra que se esté de la ideología del jefe de Estado, hay comentarios que son totalmente innecesarios.

El gobernador de Maranhão, Flávio Dino, afirmó este miércoles (18/8) que la mayoría de la población no tiene "intención" de apoyar un golpe, pero, según él, hay una "minoría ruidosa que preocupa".

Dino recordó que el dictador alemán Adolf Hitler no fue tomado en serio cuando apareció en la escena política del país europeo, pero provocó la muerte de millones de personas después de su llegada al poder.

En Rádio Bandeirantes, el gobernador dijo:

Vimos a un destacado general de gobierno (haciendo referencia al ministro de Defensa, Braga Netto) decir que las Fuerzas Armadas pueden intervenir contra el Supremo. Esto debe ser repudiado firmemente, porque, aunque improbable e improbable, lamentablemente se está volviendo posible Vimos a un destacado general de gobierno (haciendo referencia al ministro de Defensa, Braga Netto) decir que las Fuerzas Armadas pueden intervenir contra el Supremo. Esto debe ser repudiado firmemente, porque, aunque improbable e improbable, lamentablemente se está volviendo posible

Y agregó, haciendo una burda comparación de Bolsonaro con Hitler:

Recordemos que Hitler, cuando pronunció su primer discurso en la cervecería de Munich, fue considerado un loco, una figura caricaturesca y terminó llegando al poder y matando a millones de personas Recordemos que Hitler, cuando pronunció su primer discurso en la cervecería de Munich, fue considerado un loco, una figura caricaturesca y terminó llegando al poder y matando a millones de personas

De cara a las elecciones 2022

Lula también aprovechó para golpear al jefe de Estado durante su viaje por Teresina, noreste de Brasil. El exmandatario calificó a Bolsonaro de "presidente irresponsable" que "persigue una pelea" con el Poder Judicial.

No quiere centrarse en lo principal: que es gobernar este país decentemente No quiere centrarse en lo principal: que es gobernar este país decentemente

"Los partidos progresistas y democráticos, no solo el PT, necesitan lanzar la mayor cantidad de candidatos a diputados en los estados. Esto tiene que ser una prioridad para el 2022", agregó Lula.

Con respecto a las elecciones del próximo año, la encuesta de Ipespe de agosto muestra una continuidad en el alza del rechazo hacia el actual presidente.

En la encuesta actual, el 54% de los brasileros considera que el gobierno es malo o terrible. Sólo el 23% de los encuestados ven al gobierno como bueno o excelente.

Eso no es todo. Según el sondeo, Lula suma el 40% de las intenciones de voto contra el 24% Bolsonaro de cara a los comicios de octubre de 2022. Y si hubiese una segunda vuelta, obtendrían el 51% y el 32% respectivamente.

Pero el crecimiento de Lula en las encuestas y su popularidad también pusieron en tela de juicio la capacidad de Bolsonaro para enfrentar al PT entre los partidarios del actual gobierno.

En opinión de sus aliados, mientras Bolsonaro se preocupa por atacar diariamente al Supremo Tribunal Federal (STF) y propagar su discurso de golpe militar, Lula está vinculando alianzas en el noreste y mejorando la narrativa de reconstrucción del país.

Según la columna de Radar, los partidarios del gobierno creen que a Bolsonaro solo le preocupa su reelección, olvidándose de sus aliados gobernantes.

El jefe de Estado aún no pudo asegurar candidaturas aliadas. Las acusaciones de corrupción, los ataques a la democracia y la mala gestión de la pandemia de coronavirus evidenciada por la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) de Covid han desafiado la aprobación de Bolsonaro y provocado su colapso en las encuestas.