MUNDO Isis-K > Afganistán > yihadista

AFGANISTÁN

Isis-K provoca dudas sobre el control de los talibanes

Talibanes, nuevos gobernantes acusados ​​de traicionar al Islam por Isis-K que intentan crear un califato ideológicamente puro.

Los nuevos gobernantes islamistas en Afganistán están amenazados por una insurgencia lanzada por el Estado Islámico-Provincia de Khorasan (Isis-K), un movimiento yihadista inspirado por Isis que tiene profundas diferencias ideológicas con los talibanes, explicó Amy Kazmin desde Nueva Delhi, India, para Financial Times.

Desde la toma de poder de los talibanes en agosto, Isis-K ha llevado a cabo una serie de ataques suicidas con bombas, incluso en el aeropuerto de Kabul y en 2 mezquitas chiíes, así como asaltos a los convoyes talibanes. Ha muerto mucha gente. Isis-K intenta evitar que los talibanes consoliden su control sobre Afganistán.

La postura más dura de Isis-K es atractiva para los combatientes talibanes descontentos. Ellos se encuentran consternados por

  • la renuencia del nuevo régimen a imponer restricciones más duras a las mujeres y
  • las propuestas diplomáticas a países como Estados Unidos, China y Rusia.

Ya lo sostenía Vladímir Lenin: Ejército que gana la Revolución no sirve para gobernar. Ex miembros del Talibán han cambiado su lealtad a Isis-K.

La guerra estadounidense terminó, pero las guerras afganas no”, dijo Avinash Paliwal, subdirector del Instituto Soas del Sur de Asia y autor de 'My Enemy's Enemy', un libro sobre Afganistán.

El objetivo de los talibanes ha sido establecer un gobierno islámico en Afganistán. Pero Isis-K quiere establecer un califato islámico en Afganistán, Pakistán y partes de India e Irán.

Los militantes de Isis-K consideran a los talibanes como "nacionalistas inmundos" que han traicionado la gran causa islámica, que es panregional.

Avinash Paliwal:

Isis-K ve a los talibanes como otro equipo político que no es ideológicamente puro. Su objetivo es desestabilizar al régimen que ya está en apuros. Isis-K ve a los talibanes como otro equipo político que no es ideológicamente puro. Su objetivo es desestabilizar al régimen que ya está en apuros.

isis-K 2.jpg
Isis-K es financiado y equipado por alguien, ¿quién?

Isis-K es financiado y equipado por alguien, ¿quién?

La credibilidad

Isis-K se atribuyó la responsabilidad del atentado con bomba en el aeropuerto de Kabul el 26 de agosto que mató a unas 180 personas.

Daesh, tal como se conoce localmente a Isis-K, es sospechoso de bombardear la mezquita Eid Gah, de Kabul, cuando los líderes talibanes asistían a las oraciones fúnebres por la madre del portavoz del movimiento.

Los talibanes han lanzado contraoperaciones, pero Isis-K ha atacado 2 mezquitas a las que asistía la minoría chií tradicionalmente perseguida de Afganistán, matando a más de 100 personas e hiriendo a decenas más.

Paliwal dijo que los ataques "exacerban una línea divisoria sectaria que a los talibanes no les interesa inflamar".

Los analistas de seguridad también culparon a Isis-K de los ataques a los convoyes talibanes en las últimas semanas.

Nasratullah Haqpal, analista político con sede en Kabul, dijo que la violencia erosiona la confianza pública en los talibanes, que se habían comprometido a lograr la paz una vez que tomaran el poder.

"Estos ataques están reduciendo la credibilidad del gobierno talibán", dijo Haqpal. “Han estado afirmando durante años ser el único grupo que puede asegurar y traer estabilidad a Afganistán'. Pero Daesh y sus seguidores están desafiando esta afirmación".

Un comandante talibán:

Detener los ataques de Daesh es difícil incluso para fuerzas y gobiernos bien entrenados en los principales países del mundo. Ellos [Daesh] siempre están detrás de un objetivo suave y personas indefensas, donde pueden ser noticia. Detener los ataques de Daesh es difícil incluso para fuerzas y gobiernos bien entrenados en los principales países del mundo. Ellos [Daesh] siempre están detrás de un objetivo suave y personas indefensas, donde pueden ser noticia.

Las filas de Isis-K han incluido durante mucho tiempo a desertores talibanes, así como a antiguos miembros de la red Haqqani, afiliada a los talibanes, descrita por un experto con sede en Estados Unidos como una "empresa criminal disfrazada de grupo yihadista".

Curiosamente, Sirajuddin Haqqani, un alto líder de Haqqani, es el nuevo ministro del Interior de Afganistán.

Muchos afganos, y algunos analistas extranjeros, creen que Isis-K es apoyado por la Inteligencia Interservicios de Pakistán, que presiona para que los talibanes cooperen en la represión de Tehreek-e-Taliban Pakistan, insurgencia yihadista contraria al gobierno de Pakistán.

Importante: el primer ministro paquistaní Imran Khan aprobó el nombramiento del teniente general Nadeem Anjum como nuevo jefe de la Inteligencia Interservicios de Pakistán o ISI, en reemplazo del teniente general Faiz Hameed.

La Oficina del 1er. Ministro había retenido más de 1 mes la notificación oficial, diciendo que el gobierno civil no había sido consultado.

El problema se resolvió después de una reunión del jefe del Ejército, el general Qamar Javed Bajwa, y el primer ministro Khan, quien sí mantiene muy buenas relaciones con los talibanes mientras compite por el poder con el Ejército.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario