MUNDO talibanes > Estados Unidos > Qatar

AFGANISTÁN EN QATAR

Talibanes y USA negocian la destrucción de ISIS-K

Talibanes y USA sostienen en Doha las primeras conversaciones desde la retirada de Afganistán y los temas son la situación humanitaria e ISIS-K.

Funcionarios talibanes y representantes de Estados Unidos han acordado en Doha, Qatar, " abrir una nueva página" en la relación bilateral, según el ministro de Relaciones Exteriores interino de Afganistán.

Las reuniones presenciales que comenzaron en Doha el sábado 09/10 son las primeras desde que las fuerzas estadounidenses se retiraron de Afganistán en agosto, poniendo fin a una presencia militar de 20 años, y el ascenso al poder de los talibanes.

Mullah Amir Khan Muttaqi, ministro de Relaciones Exteriores interino de Afganistán, dijo que la prioridad de la delegación afgana era la ayuda humanitaria, así como la implementación del acuerdo que los talibanes firmaron con Washington DC en 2020, que allanó el camino para la retirada final de Estados Unidos.

Obviamente, esto incluye el dinero del FMI que USA ha bloqueado a Afganistán desde que los talibanes llegaron al poder.

El ministro dijo que la delegación afgana había pedido a Estados Unidos que levantara su prohibición sobre las reservas del Banco Central de Afganistán.

Una novedad consiste en que Estados Unidos ofrecería a los afganos vacunas Pfizer y Moderna contra COVID-19.

La delegación de los talibanes se reunió luego con representantes de la Unión Europea.

ISIS-K

Un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos había anticipado que las conversaciones no tenían como objetivo reconocer o legitimar a los talibanes como líderes de Afganistán, sino una continuación de conversaciones pragmáticas sobre temas de interés nacional para Estados Unidos.

De todos modos, una tontería doméstica: enviar funcionarios en ejercicio, en transporte oficial, a dialogar con otra delegación cualquiera sea el statu-quo de esos contertulios, es una reunión oficial. Y eso es un reconocimiento de la autoridad de la contraparte para resolver su parte de la agenda abordada.

El portavoz dijo que la prioridad para USA era

  • la salida continua y segura de los afganos,
  • los ciudadanos estadounidenses y otros ciudadanos extranjeros de Afganistán,
  • el respeto de los derechos de todos los afganos, incluidas las mujeres y las niñas, y
  • formar un gobierno inclusivo.

Lo del gobierno inclusivo ya lo han solicitado desde Pakistán a Rusia y otros interlocutores de los talibanes.

El Departamento de Estado no reveló quiénes integraron su delegación a Qatar.

Desde que los talibanes tomaron el poder, el Estado Islámico en la provincia de Khorasan, ISKP (ISIS-K), ha intensificado los ataques terroristas tanto contra los talibanes como contra las minorías étnicas y religiosas.

El viernes 08/10, un atacante suicida del ISK-P mató al menos a 46 musulmanes chiíes e hirió a decenas en el ataque más terrible desde la salida de Estados Unidos.

Natasha Ghoneim, de Al Jazeera, dijo que la delegación de los talibanes está en Doha con 2 temas centrales:

  1. los crecientes problemas de seguridad y
  2. los problemas económicos.

“Parece que uno de los principales temas de discusión hoy fue la distribución de asistencia humanitaria”, dijo.

En un informe desde Doha, dijo que las expectativas de un gran avance en las conversaciones deberían "moderarse" porque todavía hay un "abismo" entre lo que quiere Estados Unidos y lo que concede el gobierno de transición en Afganistán.

Notablemente ausente, agregó Ghoneim, estuvo Zalmay Khalilzad, la persona clave de Estados Unidos en las conversaciones con los talibanes durante años.

Ghoneim:

El ministro de Relaciones Exteriores en funciones dice que Afganistán está buscando a la comunidad internacional para ayudar a resolver sus problemas financieros. Está viendo un país que depende en gran medida de la ayuda internacional con una crisis humanitaria en evolución sobre el terreno. El ministro de Relaciones Exteriores en funciones dice que Afganistán está buscando a la comunidad internacional para ayudar a resolver sus problemas financieros. Está viendo un país que depende en gran medida de la ayuda internacional con una crisis humanitaria en evolución sobre el terreno.

Está pidiendo a Estados Unidos que levante las restricciones económicas, descongele sus activos o levante las restricciones en el banco nacional afgano. Dice que necesita poder pagar a sus empleados y poder brindar servicios al pueblo afgano. Está pidiendo a Estados Unidos que levante las restricciones económicas, descongele sus activos o levante las restricciones en el banco nacional afgano. Dice que necesita poder pagar a sus empleados y poder brindar servicios al pueblo afgano.

El acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes de 2020, que fue negociado por la Administración Trump, exigía que los talibanes rompieran los lazos con grupos "terroristas" y garantizara que Afganistán no volvería a albergar a "terroristas" que pudieran atacar a Estados Unidos y sus aliados.

Antes de las conversaciones, los talibanes descartaron la cooperación con Estados Unidos para contener a los grupos armados en Afganistán y advirtieron a Washington DC contra los llamados ataques "sobre el horizonte" en territorio afgano desde fuera de las fronteras del país.

El portavoz político de los talibanes, Suhail Shaheen, dijo a The Associated Press que no habría cooperación con Washington para perseguir a ISIS-K, y es una tarea que los talibanes asumirán por su cuenta.

"Podemos enfrentar a Daesh (Estado Islámico o ISIS) de forma independiente", dijo Shaheen.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario