MUNDO talibanes > Afganistán > energía eléctrica

AFGANISTÁN

Talibanes piden que no les corten la luz por falta de pago

Los talibanes que gobiernan Afganistán han pedido a los países vecinos que no les corten el suministro eléctrico por falta de pago.

Los cortes de energía son comunes en Afganistán, incluso cuando el gobierno respaldado por Estados Unidos estaba en el poder. Los talibanes han sido, en parte, responsables de la situación cuando atacaron torres de transmisión de energía eléctrica durante 2020, provocando apagones en Kabul.

Afganistán necesita alrededor de 1.600 megavatios de energía al año.

Safiullah Ahmadzai, director ejecutivo interino de la empresa estatal Da Afganistán Breshna Sherkat, dijo que las fuentes de energía domésticas, que incluyen plantas hidroeléctricas, paneles solares y combustibles fósiles, satisfacen el 22% de las necesidades del país.

O sea que Afganistán es dependiente del 78% de sus necesidades de energía.

La compañía eléctrica estatal Da Afganistán Breshna Sherkat le solicitó a una misión liderada por las Naciones Unidas que le entregue US$ 90 millones para saldar las facturas pendientes de pago a los proveedores de Asia Central antes de que se corte la electricidad, dado que ha vencido el plazo de 3 meses para los pagos.

Desde que los talibanes tomaron el control de Afganistán a mediados de agosto, las facturas de electricidad no se han pagado y esto plantea otro problema para un nuevo gobierno que está lidiando con una crisis de liquidez, en parte porque Estados Unidos y otros aliados congelaron las reservas extranjeras del país.

Afganistán acostumbra pagar hasta US$ 25 millones al mes a Uzbekistán, Tayikistán, Turkmenistán e Irán, por el suministro de energía eléctrica.

Bilal Karimi, un portavoz talibán: “Tenemos una buena relación con ellos y no esperamos que dejen de darnos energía”.

Sin embargo, a la fecha, las facturas impagas ascienden a US$ 62 millones, dijo Safiullah Ahmadzai, quien agregó: "Estos países pueden cortar el suministro de energía "cualquier día que quieran".

“Le hemos pedido a la UNAMA en Kabul que ayude al pueblo de Afganistán a pagar a los proveedores de energía del país como parte de su ayuda humanitaria ”, dijo Ahmadzai al multimedios Al Jazeera, refiriéndose a la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán. Dijo que se solicitaron unos $ 90 millones a la misión ya que las facturas impagas aumentarán a aproximadamente $ 85 millones en una semana.

La misión de la ONU aún no ha respondido a esa solicitud, dijo Ahmadzai.

Todavía no hay cortes de energía significativos en Kabul ni en ningún otro lugar de Afganistán. Pero Ahmadzai dijo que apenas el 38% de los 38 millones de habitantes de Afganistán tienen acceso a la electricidad.

Cuando los talibanes asumieron el poder tras la retirada de Estados Unidos de Afganistán, la empresa estatal de energía había tenido problemas para cobrar a los consumidores debido a la situación de seguridad y las sombrías condiciones económicas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario