MUNDO Talibán > derechos de la mujer > Zabihullah Mujahid

MUJERES ESCLAVAS

El Talibán "da de comer nuestros cuerpos a los perros"

El portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid, prometió honrar los derechos humanos de las mujeres. El mismo día, reportes de que una fue asesinada por combatientes del grupo por no usar burka.

El martes 17/8, el mismo día que el portavoz del Talibán -el grupo yihadista que ahora gobierna Afganistán-, Zabihullah Mujahid, dijo que en esta nueva era el grupo honraría los "derechos de la mujer" dentro del margen de la sharía, emergió una foto de la provincia de Takhar de una mujer acostada sobre una pileta de sangre, sus seres queridos a su alrededor.

Según información que recogió Fox News, la mujer habría sido asesinado por combatientes talibanes por no utilizar la burka -vestimenta impuesta por el grupo para las mujeres cuando estas salen de su casa-.

Durante el gobierno anterior del Talibán, niñas y mujeres tenían prohibido salir de casa sin un hombre, y se les prohibió estudiar y trabajar.

Mujahid dijo que las mujeres podían esta vez permanecer en el colegio y el trabajo.

El portavoz del grupo también prometió una gran amnistía para los afganos que trabajaron con el gobierno ahora derrocado, en alianza con Estados Unidos, así como aseguró que no serían bloqueadas las evacuaciones del país.

Sus dichos, sin embargo, fueron recibidos con un gran excepticismo, y diversos hechos sucedidos en el mismo día que habló, hacen de su promesa un panorama improbable.

Fotos y videos circularon mostrando a combatientes talibanes utilizando objetos cortantes para lastimar personas, entre ellos mujeres y niños, que estaban desesperadamente intentando entrar al aeropuerto de Kabul para escapar.

Los insurgentes también dispararon para impedir a multitudes meterse en el aeropuerto.

https://twitter.com/yamphoto/status/1427704925379760134

"Los talibanes primero nos torturan, y luego tiran nuestros cuerpos para mostrar el castigo como ejemplo"

"A ojos del Talibán, las mujeres no son seres humanos que respiran, sino mera carne para ser golpeada", dijo una expolicía afgana llamada Khatera, a quien el año pasado insurgentes en la provincia de Ghazni la torturaron, dispararon 8 veces y la apuñalaron con un cuchillo en los ojos.

Fue su propio padre, un excombatiente talibán, el que conspiró el ataque contra ella.

"Los talibanes primero nos torturan, y luego tiran nuestros cuerpos para mostrar el castigo como ejemplo. A veces nuestros cuerpos alimentan a los perros. Tuve suerte de sobrevivir. Uno debe vivir en Afganistán bajo el Talibán para siquiera imaginar qué infierno ha caído sobre las mujeres, los niños y las minorías allí", dijo Khatera.

f800x450-140942_192388_5050 (1).jpg

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario