MUNDO Bolsonaro > coronavirus > CoronaVac

MUERTOS COVID-19

Bolsonaro se lava las manos de los muertos por coronavirus

El presidente brasilero, Jair Bolsonaro (alias el "Poncio Pilato" de Brasil), se lavó las manos de los muertos por coronavirus y culpó a gobernadores.

El presidente Jair Bolsonaro es el "Poncio Pilato" de Brasil. Este jueves (22/7) arremetió contra la vacuna china CoronaVac, dijo que "muchas muertes por covid-19 podrían haberse evitado" si se hubiese brindado un tratamiento temprano y culpó a gobernadores y alcaldes.

El mandatario ultraderechista suele ser un acérrimo defensor de medicamentos como la hidroxicloroquina y la ivermectina, los cuales no tienen evidencias científicas que puedan utilizarse para tratar de manera temprana el coronavirus y la Organización Mundial de la Salud (OMS) los desaconseja energéticamente.

"Defiendo el tratamiento temprano [contra el covid-19], aunque no hay prueba científica. CoronaVac tampoco tiene prueba científica, pero puede. Desafortunadamente, este tema se ha politizado", señaló en una entrevista con la radio Banda B estación, en Curitiba.

Bolsonaro agregó que "se podrían haber evitado muchas muertes, sí. Pero no hubo tratamiento temprano, tratamiento inmediato". También culpó a los gobernadores y alcaldes y dijo que habría actuado de manera diferente a los líderes de la ciudad y el estado.

Quizás fui el único jefe de estado en el mundo con tal comportamiento. Ahora quieren hacerme responsable de las muertes. Pude cerrar todo Brasil, pero no lo hice, exactamente contra la corriente, pero no porque fuera la oposición, sino porque estaba mejor preparado para enfrentar este tema Quizás fui el único jefe de estado en el mundo con tal comportamiento. Ahora quieren hacerme responsable de las muertes. Pude cerrar todo Brasil, pero no lo hice, exactamente contra la corriente, pero no porque fuera la oposición, sino porque estaba mejor preparado para enfrentar este tema

Y siguió: "Conmigo no habría bloqueo, no cerraría el intercambio. Protegería a las personas mayores y con comorbilidad. No cerraría la escuela".

Continuando con las críticas a CoronaVac (50,38% de eficacia), el jefe de Estado sostuvo que la efectividad del inmunizador "está ahí abajo". Afirmó que "no funcionó en Chile y en São Paulo la gente pregunta qué vacuna es. Si es Coronavac, la tendencia es no aceptarlo".

"No sirve de nada comprar "X" vacunas más si la población de aquí no quiere tomarlas. Creemos que la vacuna tiene que ser voluntaria", concluyó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario