Ejército > general > lenguaje

POLÉMICA Y SALIDA

Movimientos en el Ejército: Adiós al 'soldade' Pereda

El jefe del Ejército, Guillermo Pereda, se iría a fin de año. No superó la polémica por el lenguaje inclusivo, el malestar de sus pares y la sombra de Milani.

El jefe del Ejército, general de división Guillermo Olegario Pereda, dejaría su puesto a fin de año, según pudo saber Urgente24, junto con el jefe de la Armada, en su caso por motivos personales. Pero ante la salida del desdibujado Pereda ya empezaron los movimientos políticos para poner a su reemplazo y asoma nuevamente la figura de César Milani.

El ‘soldade’ Pereda

Aunque parezca exagerado, Guillermo Pereda empezó su debacle en el Ejército en abril pasado cuando fue noticia a nivel nacional por su mensaje en Posadas (Misiones), al utilizar lo que los medios de comunicación denominaron lenguaje inclusivo -técnicamente fue lenguaje no sexista- para celebrar la ampliación del número de voluntarios que se incorporaron a las Fuerzas Armadas.

El video con Pereda hablando de “soldadas y soldados” primero generó risas entre los asistentes al acto, luego se viralizó por las redes social suscitando todo tipo de burlas y lo más grave para Pereda: surgieron fuertes críticas en sectores castrenses que empezaron a quitarle definitivamente su apoyo.

https://twitter.com/AlfaEsparta/status/1511852212787552257

El episodio de “soldadas y soldados”, terminó de dejar desdibujado a Pereda y aislado. Porque al escándalo, se sumó la discriminación de sus pares de rangos superiores como tenientes generales, almirantes y brigadieres, que nunca lo aceptaron en su círculo porque Pereda es General de División. Ese problema de escalafones ya se había advertido cuando se lo eligió y nunca lo pudo superar dentro de la Fuerza.

El periodista especializado en temas castrenses del diario La Nación, Mariano De Vedia, mencionó por entonces el malestar de los uniformados que criticaron el “exceso” de Pereda y un sector de militares retirados tomó el caso como “una actitud genuflexa, para agradar al gobierno de turno”.

“Pereda quiso ser políticamente correcto en su discurso y adaptarse a la moda social. Pero el uso de esa acepción no está ordenada internamente”, dijo un oficial en actividad a La Nación.

La muerte del subteniente cordobés

Pero Guillermo Pereda tiene problemas más graves que el malestar de sus pares y el lenguaje inclusivo: la muerte del subteniente cordobés Matías Chirino, tras un asado de recepción en el Grupo de Artillería de Monte 3, de Paso de los Libres, Corrientes.

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, fue duro al respecto: “Es completamente inaceptable que dentro de las Fuerzas Armadas existan este tipo de prácticas, en las que se observa un abuso de autoridad”.

Por su parte, Guillermo Pereda se trasladó a la localidad de Holmberg, en Córdoba, y se reunió con los padres del joven militar fallecido y puso a la Fuerza “a total disposición con la Justicia para lograr cuanto antes el esclarecimiento de lo ocurrido”, según el comunicado de la Secretaría General del Ejército Argentino.

La mano de Milani

Ante la partida de Pereda, en el Frente de Todos ya buscan a su reemplazo y aparece nuevamente la mano de César Milani.

Según pudo saber Urgente24, Taiana querría en lugar de Pereda al general Diego Martín López Blanco. Pero hay resistencia en el Ejército hacia la figura del que sería el candidato oficialista.

A López Blanco le cuestionan que lo nombren siendo propietario de una empresa de seguridad privada.

Fuentes castrenses indican que el Ejército no tiene precedentes de que un general en actividad tenga una empresa de seguridad privada, excepto por el caso de Milani.

Cabe recordar que López Blanco fue jefe de Granaderos en la Presidencia de Cristina Fernández, por elección del propio Milani.

El portal La Política Online menciona que en el Instituto Patria “causó inquietud cuando se enteraron que su suegro, el también militar José Rodolfo Baneta, fue secretario del último presidente de la Dictadura, el general Reinaldo Bignone ”.

Pero además del pasado de Baneta, lo que inquieta en el Ejército es su presente: él es el Director General de la empresa de seguridad privada SFOR, que vinculan a López Blanco y que cuenta con importantes y reconocidas empresas como clientes.

Otras lecturas de Urgente24:

Presidente, con Silvina Batakis no alcanza

Carolina Losada, Roberto García y un tapado

Silvina Batakis no da el ejemplo: su hijo está en el exterior

Sigue el escándalo por planes sociales: Allanamientos y, ¿lavado de dinero?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario