DINERO FED > tasa de interés > tasa

ECONOMÍA

FED: Tres subas de tasas de interés para el año 2022

Luego de finalizada la última reunión del año de las autoridades de la FED, se resolvió dejar inalteradas las tasas para este año e incrementarlas en 2022.

Las autoridades de la FED, Reserva Federal de los Estados Unidos, tuvieron en el día de hoy la última reunión en la cual se discutió el camino a seguir contemplando la crisis inflacionaria que vive el país norteamericano, la cual viene marcando récords que preocupaban de sobremanera al mercado, no tanto por el alza de precios en sí, sino por las posibles políticas monetarias que podría llevar adelante la institución, y que podrían haber impactado en la economía. Finalmente, la FED descartó manipular las tasas de interés en el corto plazo, acelerar el tapering y avanzar con la política de tasas a partir de marzo de 2022.

jerome-powell-ap-andrew-harnikjpg-2021.jpg
Jerome Powell, presidente de la FED, comunicó que la institución acelerará el ritmo del tapering, y, además, no prevé en el corto plazo suba de tasas sino hasta marzo de 2022.

Jerome Powell, presidente de la FED, comunicó que la institución acelerará el ritmo del tapering, y, además, no prevé en el corto plazo suba de tasas sino hasta marzo de 2022.

Luego de una semana en que los mercados internacionales se mostraban expectantes debido a dos indicadores que despertaban preocupación en los inversores, como lo son el Índice de Precios al Consumidor, el cual marcó una aceleración de la inflación como no se veía desde 1982, con una tasa anual del 6,8% desde noviembre 2020 a noviembre 2021, y, además, el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos publicada para el mismo periodo el Índice de Precios Mayoristas con una preocupante tasa del 9,6%, finalmente, la FED decidió apaciguar los malos augurios del mercado anunciando que no modificaría la tasa del cortísimo plazo. El presidente de la FED, Jerome Powell, tranquilizó a los mercados anunciando que la tasa de interés se mantendrá en niveles cercanos a cero, siendo que actualmente la tasa de interés opera en el rango del 0% y el 0,25%. Esta medida calmó los ánimos de los inversores, quienes temían un posible enfriamiento de la economía norteamericana, y con ello, un enfriamiento de la economía mundial que se recupera de la pandemia.

En adición, para operar sobre las expectativas futuras de los agentes de la economía, anunció que se acelerará el tapering, esto es, la velocidad a la que reduce el nivel de compra de bonos en el mercado expandiendo la oferta monetaria, y tal aceleración se prevé que acabe por cesar tal política de compra de activos hacia el mes de marzo, inicios de la primavera en el hemisferio norte, con lo cual, a partir del mes de marzo de 2022 la FED ya prepara al mercado para llevar a cabo políticas monetarias operando con la suba de tasas de interés para controlar la crisis inflacionaria de seguir siendo un inconveniente.

En las primeras etapas de la presión inflacionaria al alza, las principales autoridades de la FED explicaban tal efecto en los precios por un fenómeno de cuello-de-botella del lado de la oferta de bienes y servicios, los cuales estimaban que irían desapareciendo a medida que la recuperación económica pospandemia llegue a todos los sectores productivos. Pero las autoridades de la FED, finalmente, parecen haber abandonado este enfoque, por lo cual, ven necesario una aceleración en la finalización de la compra de activos para el primer primer trimestre del año entrando con las miradas puestas ya en la tasa de interés y el objetivo de absorber billetes de la economía.

¿Pero por qué la FED no actuaron ahora, siendo la inflación de noviembre récord desde 1982?

Uno de los factores que llevó a la FED a no incurrir en el cortísimo plazo a una suba en la tasa de interés es justamente que no consideran criterioso hacerlo en este momento, en que el mercado laboral aún no llega a su tasa máxima de empleo. Un incremento de costo de la tasa hubiera enfriado la economía, por lo cual, las autoridades decidieron apostar por un trade off entre empleo e inflación, priorizando lo primero a costas de lo segundo. Así lo dio a entender el propio presidente de la reserva federal, al decir "estaremos en una posición en la que podremos subir la tasa de interés, como y cuando creamos que sea apropiado", y agregó, "y lo haremos, tanto como lo creamos apropiado".

En en esta línea que las autoridades de la FED pronostican tres aumentos de la tasa de interés, no sólo para 2022, sino también para 2023 y 2024. Por lo pronto, la suba en la tasa de interés que se llevará a cabo a partir del mes de marzo de 2022, será en torno del 0,75%, y dividida probablemente en tres tramos. Luego, se espera también tres subas para el año 2023 según los pronósticos de los funcionarios de la Reserva Federal, y, finalmente, para el año 2024, se cerrará el ciclo de suba de tasas con tan sólo dos incrementos en ese año en particular.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario