DINERO bimonetaria > dólar > Argentina

DÓLAR Y PESO

Argentina fue, es y será bimonetaria

No hay peor mentira que la verdad que se rechaza. La Argentina es bimonetaria. Postergar más la realidad es una irresponsabilidad.

La primera persona que me habló de Samuel Muzykanski fue Horacio Pericoli, quien en el Banco Río me había presentado a Daniel Marx, antes de irse de jefe de Gabinete de Domingo Cavallo a una fugaz presidencia del Banco Central. Una visión complementaria de 'Lito' me le ofreció Saúl Bouer cuando aún no era intendente de la Ciudad que no era autónoma. Casi todos los que he citado ya no están pero es oportuno recordarlos para dejar en claro que el mundo no empezó ni con La Cámpora ni con el PRO ni Libertad Avanza. Pero sí es cierto que los problemas argentinos vienen de arrastre porque esas generaciones no tomaron las decisiones correctas en los momentos adecuados. Por ejemplo, la Argentina bimonetaria: el dólar y el peso van juntos.

Con Muzykanski dialogamos en varias ocasiones durante el 2do. horripilante mandato de Cristina Fernández de Kirchner, con Axel Kicillof como bastonero (¿de qué se sentirá orgullosa esa gente?) y luego la decepción con el hijo de Franco, el inútil Mauricio. En esas circunstancias, él comenzó a explicarme la necesidad de blanquear el bimonetarismo que ya es parte de la argentinidad.

'Lito', ex director del BCRA nunca reconocido por el 'establishment' de los economistas inútiles que habitan los medios de comunicación, quizás por su condición de peronista o de hombre de la Bolsa, estuvo en el grupo que comenzó a evangelizar sobre la Convertibilidad antes que Domingo Cavallo llegara al Ministerio de Economía, pero aquel grupo de trabajo no tuvo el apoyo del embajador estadounidense Terence Todman, que sí consiguió Cavallo.

'Lito' siempre había cuestionado que la paridad en la Convertibilidad hubiera arrancado 1 a 1 pero se impuso el marketing necesario para un tiempo difícil. En cualquier caso, era evidente que en una sociedad que no confía en su moneda, tiene que existir otra moneda de referencia porque, de lo contrario, la existencia de esa sociedad se encuentra en riesgo.

Quienes destruyeron la convertibilidad para licuar sus deudas en dólares, trasladándole el costo al resto de los argentinos, decidieron ignorar todo eso comandados por el inepto Eduardo Duhalde (¿le habrá preguntado a Carlos Menem lo que realmente pensaba de Duhalde cuando le hizo la entrevista póstuma para Amazon, aún inédita, el colega Luis Novaresio?).

Pesos argentinos
Argentina bimonetaria porque estos pesos argentinos no los quieren ni quienes los imprimen.

Argentina bimonetaria porque estos pesos argentinos no los quieren ni quienes los imprimen.

Bimonetario

A fines de 2018, nos encontramos porque él tenía el dominio ElInformadorPublico.com/ y quería transferírmelo, lo que yo rechacé porque ya había un InformadorPublico.com/, y era inviable. Él, siempre cercano a Adelmo Gabbi en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, me comentó que preparaba un artículo para la revista de la Bolsa sobre la Argentina bimonetaria.

Le reiteré mis preguntas acerca de la posibilidad de una nueva Convertibilidad pero con equilibrio fiscal, y él respondió lo mismo que Roberto Cachanosky horas atrás a Marcela Pagano por A24: muy difícil, quizás inconveniente, repetir una experiencia que, al final, terminó en el desastre (de Jorge Remes Lenicov y su pandilla: José Ignacio De Mendiguren, Héctor Magnetto, etc.

Él también me explicó la cantidad de leyes necesarias y un aval de USA que Donald Trump no concedería, todo imposible para la Argentina disponible. Trump no confiaba en Macri pero quería financiar la salida del laberinto argentino de los fondos estadounidenses atrapados en el peso y de ahí la operación de rescate vía el FMI, me explicó.

Según 'Lito', era mucho más sencillo y quizás bastaría con un decreto -aunque luego, lanzado a diseñar el esquema, se despachó con varios proyectos de leyes imprescindibles-, eliminar las restricciones a la libre transacción con dólares estadounidenses, dejando que el peso argentino continuara con su decadencia inflacionaria, que es lo mismo que Cachanosky comentó que han debatido varios economistas por estos días.

Roberto Cachanosky-
Roberto Cachanosky en la Argentina bimonetaria.

Roberto Cachanosky en la Argentina bimonetaria.

Nobleza obliga: un par de semanas antes del inicio de la cuarentena más larga del mundo, Cristina Fernández de Kirchner consultó sobre este tema a un economista hoy día cercano a Sergio Berni porque es un mecanismo que intentó imitar durante un tiempo el gobierno de Cuba y actualmente está vigente en Venezuela, países que han inmolado sus monedas nacionales en el altar de la incompetencia.

En el Frente de Todos el tema es tabú porque los estúpidos creen que hay soberanía nacional en el peso que destruyen todos los días y que carece de valor hasta en la Argentina pero es el FdT que CFK quiso construir. Que se haga cargo.

En el caso de Cachanosky, en una jornada intensa con el dólar 'blue' a $205 tipo vendedor, él no mencionó específicamente el dólar estadounidense sino que propuso permitir la libre transacción en la moneda que eligieran comprador y vendedor. Al fin de cuentas, si bien el dólar estadounidense es la moneda de ahorro preferida por los argentinos, también circulan otras unidades de cuenta.

El concepto

Finalmente, en diciembre de 2019 la revista de la Bolsa de Comercio publicó el ensayo de Muzykanski, titulado 'Blanquear el bimonetarismo', un texto que tiene una enorme actualidad, considerando el aquelarre monetario en el que la Administración Fernández ha sumergido a la Argentina.

'Lito' le dedicó el ensayo precisamente a los del Frente de Todos que llegaban al poder irresponsablemente orgullosos de carecer de un plan -igual que Macri- pero en una situación en la que ya no había tiempo posible de espera. Por eso él introdujo así su texto:

De cara al nuevo período institucional que se inicia en la Argentina, la presente nota propone establecer una política monetaria sana, con circulación monetaria no inflacionaria, y funcional al desarrollo del Mercado de capitales y del país. De cara al nuevo período institucional que se inicia en la Argentina, la presente nota propone establecer una política monetaria sana, con circulación monetaria no inflacionaria, y funcional al desarrollo del Mercado de capitales y del país.

¿Cómo explicárselo a adoradores de la pesificación inflacionaria sin tales como Fernando Navarro, Emilio Pérsico, Juan Grabois y los otros amigos/jefes de Daniel Arroyo, la cofradía de los que quieren que nada cambie porque en el clientelismo encuentran su razón de existir? (agregar a Mario Ishii, Gustavo Menéndez, Fernando Espinoza, Mayra Mendoza, etc. y no olvidar al incompetente Martín Guzmán).

Aquí 6 fragmentos necesarios de una idea a la que Urgente24 adhirió, que ha merecido varias notas ya en los últimos 2 años pero que ahora es compartida por otros referentes, ya con contundencia académica:

1. " El debate sobre política macroeconómica requiere de una alternativa superadora, tanto de la desdolarización como de una forzada dolarización que canjeara todos los pesos por dólares, ya que ambos planteos teóricos avanzan sobre la autonomía de la política monetaria y sobre derechos consuetudinarios. Tales restricciones pueden provocar una parálisis del mercado de capitales. Se propone, en cambio, una política de fuerte estímulo fiscal multiplicador de inversiones bimonetarias, con libre arbitraje entre mercados y monedas."

2. " Sin estabilización monetaria no se restablecerá la corriente ahorro-inversión y se cebará aún más la bomba inflacionaria, que en sus necesidades de mantenimiento y expansión del stock de capital tiene un mix de componentes de inversión local y externa en donde domina el Dólar. Asimismo, sin estabilización monetaria no se podrá repagar el endeudamiento público ni cambiar su sesgo estéril y destructivo."

3. " Tuvimos varios intentos serios de política monetaria de shock, comenzando por la teorización de Raúl Prebisch, economista del desarrollo latinoamericano, que fijó el tema central en su trabajo “Moneda sana o inflación incontenible”. Allí se había puesto el énfasis de la estabilización macroeconómica en la cuestión de la moneda, ya que ésta, de ser resuelta con medidas realistas –y que, asumimos, la sociedad comprende por su propio accionar social bimonetario– sería el núcleo de un nuevo y esperanzador programa de desarrollo."

4. "Una moneda transaccional que se devalúe o aprecie en una flotación sucia, y una moneda Dólar que sea reserva de valor, es lo que se buscó en diversos planes de estabilización y sólo se logró por periodos. Para ello, y en un contexto de dolarización de diversos mercados y del ahorro de la población, sólo falta ofrecer una normativa para el curso legal del Dólar, con garantías ciertas para movilizar las reservas locales privadas de atesoramiento hacia el sistema económico."

5. "La gran emisión no inflacionaria que significan los llamados dólares del colchón –de personas físicas y jurídicas– cuadriplican las reservas netas del Banco Central (BCRA), y allí debería estar el objetivo de su reintegración al circuito monetario, mientras las reservas bancarias en Letras y Bonos del BCRA deben consolidarse en dólares en canje por Letras del BCRA vis à vis con el endeudamiento de éste con el Tesoro, de común acuerdo con las entidades financieras, para que así este flujo vuelva finalmente hacia la actividad productiva."

dolar-argentina-bandera-doalr-bluejpg.jpg
Argentina Bimonetaria: En George Washington confiamos.

Argentina Bimonetaria: En George Washington confiamos.

6. "Ley Marco que unifique los siguientes objetivos de política económica en sendas propuestas legislativas aquí denominadas

  • “Ley del Régimen de Libertad Bimonetaria” y
  • “Ley de la Reforma Monetaria, Cambiaria y Fiscal”.

La sustentabilidad a largo plazo de estas dos Leyes, a tratar por el Poder Legislativo, exigiría un consenso político-social para perfeccionar la misma con el cambio de gobierno y un basamento en los siguientes instrumentos marco, macroeconómicos y legales:

  • Aumento sustancial de la liquidez mediante la fijación por ley, e indistintamente, del Peso y del Dólar como monedas de curso legal, en el marco de un bimonetarismo sin restricciones cambiaria ni fiscal.
  • Asimilación a blanqueo extraordinario de la aplicación de dólares de tenencia privada no declarada, en función del monto de gasto habitual de personas humanas y jurídicas.
  • Levantamiento por parte del Banco Central de las restricciones en la emisión monetaria y en la fijación de la tasa de interés de las Letras de liquidez.
  • Mantenimiento del tipo de cambio flotante y de la libertad en el mercado de dinero, en función de las necesidades sociales.
  • Revisión técnica fiscal de la rebaja de impuestos en IVA a alimentos, Ganancias de asalariados e Impuesto al cheque y demás impuestos de emergencia.
  • Reforma de las penalidades cambiarias que anule las sanciones no vinculadas con el comercio exterior, reconociendo plenamente la realidad bimonetaria.
  • Adecuación de las reglas del movimiento internacional de capitales a la libertad bimonetaria.
  • Anulación de las restricciones de la Ley de Convertibilidad 23.928, internalizando y actualizando sus aspectos vigentes.
  • Libre fijación de acuerdos y contratos privados y públicos, bimonetarios o en dólares.
  • Adecuación de todas las disposiciones de pagos, financieras y monetarias, contenidas en los códigos Civil y Comercial de la Nación.
  • Asimismo, en este nuevo contexto se deben implementar nuevas políticas e instrumentos sectoriales y regionales, dado que el núcleo del cambio es monetario y necesita dicho acompañamiento –por ejemplo, mediante la regionalización del Banco Central–.
  • Levantamiento de las restricciones para la transacción y liquidación de todos los instrumentos crediticios en dólares, incluidos cheques y pagarés en las cuentas respectivas de la Caja de Valores, tendientes a producir una baja sustancial en el costo del dinero.
  • Autorización de la Superintendencia de Seguros a las entidades del sector respecto de la emisión de pólizas sobre riesgos financieros, actualmente inexistentes, con las seguridades habituales de reaseguro global, permitiendo flexibilidad crediticia para el sector real privado.
  • Participación del sector bancario global en el mercado de hipotecas UVA con los diversos instrumentos de descuento que posee el sector, para estabilizar dicho instrumento sin costo fiscal innecesario."
FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario