ANÁLISIS gestión > herencia > Javier Milei

PANORAMA

Pirotecnia libertaria, carencias de gestión y el fin de "la herencia"

Mientras el Presidente discute con Lali Espósito y tiene ensoñaciones electorales, se percibe un déficit de gestión en asuntos cotidianos que lo puede conducir a un choque frontal contra gran parte de la sociedad.

Desde un poco más a la derecha y un poco más a la izquierda, distintos analistas políticos coincidieron esta semana en una misma observación: hay un déficit de gestión del gobierno de Javier Milei en lo que respecta al día a día de los argentinos. Incluso citaron los mismos ejemplos. Alejandro Catterberg, de la consultora Poliarquía, y Federico Zapata, fundador de Panamá Revista y director de la consultora Escenarios, entendieron cada uno por su lado que el gobierno libertario, ya sea por cuestiones operativas o ideológicas, viene mostrando cierto desapego por la administración del Estado en materias de mucha relevancia para la gente en términos cotidianos. Citaron el caso de las dificultades de los usuarios de la tarjeta SUBE para registrarla con el fin de pagar una tarifa más barata. Sin ese trámite quienes hoy pagan en el Área Metropolitana un boleto mínimo de colectivo $270, a partir del 01/04 lo abonarán $430. Se trata de un fuerte impacto en el presupuesto delas familias de clase trabajadora. Se sucedieron en los últimos días en las paradas de colectivos y trenes testimonios ante las cámaras de televisión de usuarios contando cuántos medios de transporte toman al día y la dificultad que por los nuevos precios tendrán para llegar hasta sus puestos de trabajo. Hay que sumarle a eso el ajuste de más del 500% que tendrá entre abril y junio el pasaje de subte decidido por el gobierno porteño.

Al ejemplo de la SUBE, los analistas agregaron las acefalías en distintas reparticiones del Estado y la crisis generada por la suspensión del envío de alimentos a comedores comunitarios. Esto último disparó las renuncias de quienes estaban directamente encargados de esa tarea, Pablo Rodrigué y Agustín Sánchez Sorondo, aunque nunca habían sido formalmente designados en los cargos, una mora característica del gobierno libertario en diferentes áreas. Se explicó que Rodrigué dio un paso al costado cuando no pudo movilizar un camión con alimentos destinados a los comedores. El ahora exfuncionario reportaba a la secretaría de Niñez y Familia, una suerte de organismo de desarrollo social que está bajo la órbita del ministerio de Capital Humano, dirigido por la amiga presidencial Sandra Pettovello. Quienes transitan diariamente esas oficinas advierten sobre una gestión paralizada, que se enfoca más en el presentismo de los empleados que en las urgencias sociales que debe atender. Por la demora en el reparto de alimentos hasta se involucró la Iglesia Católica. Días después, el papa Francisco recibió a Milei en el Vaticano y Pettovello participó de la foto. Los gestos de cordialidad y los 70 minutos que el Sumo Pontífice argentino le dedicó en privado al Presidente se leyeron como el final de las rispideces entre ambos. Milei dijo luego que Jorge Bergoglio se mostró “satisfecho” con el programa económico libertario, algo que es difícil de imaginar teniendo en cuenta, sin ir más lejos, el reclamo al Gobierno de la Conferencia Episcopal para que se atienda a los más necesitados. Sin más detalles, el Vaticano informó que entre los temas abordados en la audiencia privada estuvo “el programa del nuevo Gobierno para combatir la crisis económica”. Quien le puso paños fríos a la afirmación de Milei fue Guillermo Marcó, que fue vocero de Bergoglio cuando éste era arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires. Los definen como “viejos amigos”. Marcó escribió en el portal Infobae que en su encuentro a solas con Milei, el Papa se dedicó más que nada a escucharlo. “Ser informado no significa asentir”, sostuvo el sacerdote.

Milei-Francisco.jpg
Javier Milei junto al papa Francisco, el lunes en el Vaticano.

Javier Milei junto al papa Francisco, el lunes en el Vaticano.

A las carencias de gestión del gobierno de Milei descritas por Catterberg y Zapata -paradójicamente, por la pantalla de LN+, tal vez la señal más amigable con el Presidente- se le puede agrega otra, que fue el fracaso de la reunión Consejo del Salario Mínimo, donde no hubo acuerdo para implementar un piso de ingreso. La CGT pidió una recomposición del 85% mientras que los empresarios no hicieron ninguna propuesta. Pero llamó la atención la postura del Gobierno de no acercar posiciones. Se habló luego de que el salario mínimo se resolvería por decreto, algo que desmintió el propio Milei. "No me van a ver fijando ningún precio", dijo el Presidente en su mejor tono mercantilista. Así mismo descartó que se llame a una paritaria nacional docente, lo que podría amenazar el inicio del ciclo lectivo previsto a partir del 26/02. Los sindicatos del gremio se reunirán el jueves para definir una postura. La discusión salarial está contemplada en la Ley de Financiamiento Educativo. Durante el gobierno de Mauricio Macri se eliminó esa atribución -repuesta por Alberto Fernández- bajo el argumento de que el Estado Nacional no paga los salarios de los maestros, sino que son las provincias las que lo hacen. El mismo que ahora recupera Milei, en el contexto del enfrentamiento con los gobernadores, a los que también les quitó recursos para financiar el presupuesto educativo, que los mandatarios reclamarán en la Justicia.

El salario mínimo hoy estaría cubriendo alrededor de un cuarto de la canasta de pobreza, que vino aumentando en torno a los $100 mil en los últimos 2 meses. La erosión de los ingresos obliga a los ahorristas a deshacerse de sus dólares para llegar a fin de mes, algo que a Milei le pareció digno de celebrar con un tuit, que luego tuvo que borrar porque en definitiva lo que terminaba festejando era la pulverización de los ingresos bajo su administración. La inyección de dólares a la plaza financiera y la falta de pesos para comprar divisas empujaron las cotizaciones alternativas a la baja, reduciendo la brecha con la del dólar oficial. Esto ayuda al ministro de Economía, Luis Caputo, a sostener la devaluación administrada en el 2% mensual por un tiempo más. La clave de la desaceleración de la inflación entre diciembre y marzo que el INdEC informó esta semana se debe a la quietud relativa del dólar y la recesión producto de la pérdida de poder adquisitivo. Caputo anunció que en enero se alcanzó un superávit total (primario+financiero), lo que tiene como contracara la licuación del gasto, que crece (cuando crece) por debajo de la inflación. El paso de la licuadora fue más contundente que el de la motosierra que Milei prometía en campaña. El gasto social, por caso, creció en enero un 129% en comparación al mismo mes de 2023. En ese mismo lapso, se oficializó esta semana, los precios corrieron al 254%, prácticamente el doble. Licuación y recesión, el combo de Caputo para el anhelado equilibrio fiscal.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/LuisCaputoAR/status/1758619777734504757&partner=&hide_thread=false

Fin de la herencia

El debate pasa por cuán sostenible políticamente es esta estrategia. La inflación carcome el poder adquisitivo mientras la recesión pone en peligro los puestos de trabajo. Las medidas económicas y la no gestión en otras áreas impactan en la imagen del Presidente. La consultora Opina Argentina detectó durante enero una retracción de 4 puntos en su aprobación, que se mantiene en el 50%. Y su firma colega Zuban-Córdoba registró el cambio de una tendencia: por primera vez los consultados consideran que hay más responsabilidad de Milei en la actual crisis económica que de sus antecesores. Se concluye de esa percepción que se empieza a extinguir el argumento de “la herencia”.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/gustavolcordoba/status/1758651123567652987&partner=&hide_thread=false

Pirotecnia

El Presidente contesta a ese deterioro con fuegos de artificio, como el tiempo que le dedicó a agredir a la cantante Lali Espósito, figura en la que sintetizó a quienes “viven de la teta del Estado”, que no es el caso de la artista ni por asomo, más allá de que haya participado de algún evento financiado por algún estado provincial. Milei afirmó que sus furibundas descalificaciones contra la cantante pop responden a una defensa. Espósito había dicho que le daba “tristeza” el resultado de las últimas elecciones. “Ella empezó”, declaró en una entrevista, respuesta que sería enternecedora por lo infantil sino se tratara de un hombre de 53 años que es presidente de una república el que la pronuncia. Además de que se trataría de una distracción de los que preocupan a los ciudadanos, hay otras miradas que giran alrededor de este insólito enfrentamiento. Una es la del propio Presidente, que se congratula por desnudar un presunto sistema corrupto en el que un artista cobra del Estado para convertirse en parte de un mecanismo de propaganda. Pero también se relacionó la reacción con algo que es bastante conocido del líder libertario: su baja tolerancia a la disidencia. Lali Espósito participó de algún evento pagado por alguna provincia. Aunque también lo hizo Fátima Florez, la pareja de Milei. La única diferencia entre ambos casos es que Espósito no adhiere a las consignas del Presidente y las critica. ¿Temerá Milei que una figura tan popular como Lali Espósito ponga en riesgo el prestigio de su gobierno? Un dato: la cantante supera al Presidente en varios millones de seguidores en las redes sociales. Catterberg, de Poliarquía, hizo hincapié en que el único sostén político de Milei es la opinión pública. Milei estaría lanzado a preservar ese capital de cualquier cosa que perciba una amenaza sobre el mismo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/porquetendencia/status/1758175091454566685&partner=&hide_thread=false

La pirotecnia discursiva, por otro lado, lleva a Milei a introducir de forma muy temprana el debate electoral. El Presidente dice que el fracaso de la ‘Ley ómnibus’ en la Cámara de Diputados lejos de ser una derrota política fue un éxito, porque generó un big bang en el que los buenos quedaron de un lado y los malos del otro, y que el electorado actuará en consecuencia cuando sean los comicios legislativos, en octubre del año que viene. Milei lleva en el gobierno menos de 3 meses. Lo apresurado de la sola mención de la competencia electoral no hace más que exponer la construcción de un relato por momentos voluntarista. ¿Será cierto, como dicen, que La Libertad Avanza hoy no está trabajando ni en la más mínima expansión nacional? ¿Cómo puede pensar Milei en una elección de medio término sin la ampliación de su estructura? Sólo estaría en el horizonte una alianza con el PRO. Curiosamente fue Cristina Kirchner la que reapareció para advertirle al Presidente sobre los riesgos de una fusión con la fuerza de Mauricio Macri. También pareció convertirse en opositora dialoguista cuando deslizó que podría discutir una reforma electoral y hasta la privatización parcial de empresas del Estado. El periodista ultraK Roberto Navarro así resumió el corazón de las 33 páginas redactadas por la exPresidente: “Hoy Milei recibió una carta que dice "no te entregues a Macri que algunas cosas las podes charlar con nosotros".

Elecciones. Lali Espósito. “La Casta”. Del otro lado, argentinos de a pie a los que les cuesta costear su viaje al trabajo, comprar útiles escolares (el Presidente les tendió una mano sólo a quienes envían a sus hijos a colegios privados) o, peor aún, no reciben alimentos en el comedor comunitario del que dependen. Los analistas Alejandro Catterberg y Federico Zapata, desde espectros ideológicos diferentes, llegaron al mismo diagnóstico. Y a la misma conclusión: sin gestión eficiente del día a día, Javier Milei se dirige a un choque frontal contra gran parte de la sociedad.

Más contenido de Urgente24

Ya se habla del 2do. paro nacional de la CGT y las CTA

"Hay pretensiones infantiles dentro de LLA, pero es normal en un bloque nuevo"

"El déficit cero no se negocia"

"Milei camina por un carril que lo emparenta con Alberto Fernández"

Te puede interesar

    Dejá tu comentario