Leído

EL MUNDO 'MADE IN USA'

La hipocresía Claver-Carone: ¿Ahora el TIAR?

Lun, 16/12/2019 - 3:30pm
Enviado en:

Resultaría interesante conocer por qué motivo la Argentina aún se encuentra entre las naciones que adhieren al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) porque cuando, durante la guerra de Malvinas, fue solicitada su aplicación, la Administración Ronald Reagan lo impidió. Y 37 años después, un funcionario de otra gestión que lidera el Partido Republicano, invoca el TIAR y se queja que la Argentina no lo considere.

Contenido

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) o Tratado de Río de Janeiro -que allá por 1947 era la capital federal de Brasil- es un pacto de defensa mutua regional.

Su alcance cubre todo el continente americano y el territorio marítimo hasta 300 millas náuticas a partir de la costa.

El TIAR es anterior a otro emprendimiento regional que articuló USA: la Organización de los Estados Americanos (OEA), que es de 1948, en Bogotá. Un pacto militar + un acuerdo geopolítico que ordenara la región bajo el liderazgo de USA.

Sólo faltaba el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que llegó en 1959.

Antes, Washington DC se encargó de vincular el TIAR con el Consejo Permanente de la OEA. Es lo que en el siglo 21 podría llamar el Viejo Orden.

En Latinoamérica se carecía de alternativas y se aceptaba que el único referente aceptable era USA.

El TIAR fue anterior a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), que se firmó en 1949.

El TIAR y la OTAN fueron los acuerdos militares defensivos que elaboró USA en el inicio de la Guerra Fría.

Según el artículo 3.1 del TIAR, en caso de (...) un ataque armado por cualquier Estado contra un País Americano, será considerado como un ataque contra todos los Países Americanos, y en consecuencia, cada una de las Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas."

Ambos, a su vez, son anteriores al Tratado de Amistad, Colaboración y Asistencia Mutua o Pacto de Varsovia, de 1955, entre la ex URSS y los otros países comunistas de Europa Oriental, que fue la respuesta a la OTAN.

En cambio el TIAR, que fue el pionero, no mereció atención de Rusia porque la Guerra Fría tenía otras características en el territorio que fungía como 'patio trasero' de Washington DC. 

El esquema OEA + TIAR se estrenó en 1960 con República Dominicana, porque había promovido un atentado contra Rómulo Betancourt, presidente constitucional de Venezuela. Todos los participantes rompieron relaciones diplomáticas con República Dominicana y se aplicó un bloqueo económico a sus exportaciones de su monocultivo, el azúcar.

Pero el esquema trastabilló en 1962, cuando Cuba fue expulsada de la OEA, en la 8va. cumbre de la organización en Punta del Este. Sucedió que no hubo unanimidad porque ocurrió la abstención de la Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador, que además decidieron mantener relaciones con Fidel Castro Ruz. Fue el inicio del golpe de Estado contra Arturo Frondizi porque USA no aceptaba la autodeterminación.

Sin duda todo aquel incidente fue un grave error de USA porque así amplió la Guerra Fría, incorporando al Tratado de Varsovia al continente americano ya que Cuba fortaleció sus vínculos políticos / militares / económicos con Moscú. 

Y 20 años después, el esquema -utilizado, por ejemplo, durante la guerra entre Honduras y El Salvador en 1969- desbarrancó por completo, durante la Guerra de Malvinas.

La Argentina invocó la aplicación del TIAR  pero USA decidió priorizar la OTAN o sea sus acuerdos con el Reino Unido.

El argumento de Washington DC fue que el TIAR era un acuerdo defensivo y la Argentina era el agresor por la ocupación ocurrida el 02/04/1982. Chile y Colombia apoyaron la interpretación de USA. Al menos Chile también era un aliado muy consolidado del Reino Unido.

USA recién recordó que existía el TIAR en 2001, luego de los atentados del 11S. Luego de la desafortunada invasión a Afganistán, país del que no sabe cómo salir, USA necesitaba adherentes para la 2da. invasión a Irak, ya que Naciones Unidas no había aceptado participar.

Irak fue una  mentirosa operación militar estadounidense, que incluía la búsqueda de inexistentes armas de destrucción masiva. Para esa 'tarea sucia' el TIAR era importante. 

En días más recientes, el TIAR fue parte de colisión entre Washington DC y Hugo Chávez Frías: en 2012, el ALBA / TCP (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos), inviable iniciativa venezolana, anunció que sus integrantes se retiraban en bloque del TIAR.

Desde entonces, el cuestionado esquema OEA / TIAR es utilizado casi exclusivamente en referencia a Venezuela ya que el legislativo que responde a Juan Guaidó, la Asamblea Nacional, aprobó un inverosímil retorno del país al TIAR, al que ya no pertenecen Bolivia, Cuba, Ecuador, México y Nicaragua, entre otros.

Washington DC querría reactivar el TIAR para frenar el arribo de China y Rusia a la región, pero ya es muy tarde. Es otra Guerra Fria, con otros enfoques y perspectivas. El esfuerzo es imposible de concretar.

En defensa del esquema OEA / TIAR sólo cabe mencionar que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) duró mucho menos.

En esa disputa, el republicano Mauricio Claver-Carone, evitó participar de la ceremonia de juramento de Alberto Fernández porque tomó conocimiento de las presencia en el acto de Jorge Rodríguez, ministro de Información de Nicolás Maduro, sancionado por el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y por el Departamento del Tesoro estadounidense. 

Sin duda es una ironía: en la Argentina, país al que USA negó el TIAR, un cubano-estadounidense reclama la vigencia del TIAR. Impresentable.