Leído

“OBJETIVO ESTRATÉGICO”

Gendarmes a Vaca Muerta mientras petroleras y provincias estallan por el congelamiento

Mar, 17/09/2019 - 1:56pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Ministerio de Seguridad anunció este martes (17/9) la extensión de la jurisdicción de la Gendarmería Nacional, que ahora participará de la seguridad en la formación geológica de Vaca Muerta. La medida fue publicada en el Boletín Oficial y se da a conocer tras los ataques con drones a dos refinerías de Arabia Saudita. Para el Gobierno nacional, el yacimiento es considerado ahora un “objetivo estratégico”. En tanto, las petroleras y las provincias rechazaron la compensación por el congelamiento de naftas en el marco de la suba del precio internacional del petróleo por el incidente saudí.

Contenido

Tras los ataques a las instalaciones petrolíferas de Arabia Saudita del sábado pasado, que eliminaron más del 5% del suministro mundial de petróleo y provocaron un aumento de los precios del crudo de hasta el 20%, este martes (17/9) el Gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial la decisión extender la jurisdicción de la Gendarmería Nacional, que ahora también participará de la seguridad en la formación geológica de Vaca Muerta.

Desde el punto de vista del Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich, “resulta imprescindible proporcionar protección física a las instalaciones de las Plantas de Explotación de Hidrocarburos ubicadas en la Cuenca Neuquina, más precisamente en Vaca Muerta, con el objetivo de asegurar los intereses económicos vitales del Estado Nacional”.

El reservorio de petróleo no convencional y de gas que se extiende en la mencionada cuenca constituye “un activo de vital importancia para la estrategia de crecimiento energético y económico del Estado Nacional. Esto le asigna un valor primordial al área, cuyo desarrollo debe ser resguardado a través de medidas que garanticen la seguridad para todos y para los bienes que resultan indispensables para el cumplimiento del objetivo”, aseguraron desde el Gobierno.

 

 

“Es por eso que este Ministerio de Seguridad resolvió extender la jurisdicción de la Gendarmería Nacional dentro del espacio geográfico de la formación geológica “Vaca Muerta”, que comprende las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza”, indica la medida publicada en el Boletín Oficial.

Mientras el Gobierno refuerza la seguridad en Vaca Muerta, las tarifas congeladas de los precios de las naftas sufren la presión extra de la suba del petróleo por el caso saudí. Esta suba internacional que se espera que se agudice (sobre todo, si crece la posibilidad de que Donald Trump avance con algún tipo de ataque sobre Irán) solo podría provocar mayor atraso de los precios en el mercado local y ya tuvo una primera consecuencia con el rechazo de las petroleras y las provincias a la compensación por el congelamiento de naftas impuesto tras las PASO.

El secretario Gustavo Lopetegui, mediante la Resolución 522 estableció la transferencia de $116,10 por barril de petróleo volcado al mercado local hasta que termine septiembre. El 88% de ese monto lo percibirán las empresas y el 12% restante las provincias en donde se haya producido el crudo.

Pero todo esto quedó supeditado a que las compañías y las provincias renuncien a litigar contra el congelamiento.

Los gobernadores de Neuquén y Río Negro, Omar Gutiérrez y Alberto Weretilneck, rechazaron la pretensión del Gobierno y consideraron que ese pedido es "inadmisible", con lo cual se esperan los próximos pasos a seguir por los gobernadores que podrían terminar en la Corte.

Mientras todo esto ocurre, se supo que el control del pozo incendiado de YPF en Loma La Lata podría demorar 2 o 3 semanas.

La petrolera informó este domingo pasado que trabaja en un plan diseñado por un equipo de expertos norteamericanos, de la empresa empresa Wild Well Control, para contener la fuga de gas en el pozo exploratorio LLLO X-2 de Loma La Lata Oeste, en Neuquén.

El pozo se incendió el sábado a la madrugada. La empresa no dio detalles sobre las causas del accidente, pero adelantó que los trabajos para controlar la pérdida podrían demorar entre 2 y 3 semanas.