Leído

DIPUTADOS

Elogiado por todos y aplaudido de pie, Monzó lloró en su despedida (Video)

Mie, 20/11/2019 - 4:08pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En la última sesión como presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó recibió elogios de parte de la oposición. Fue aplaudido de pie por los legisladores y no pudo contener la emoción.

Monzó se emocionó hasta las lágrimas cuando fue aplaudido de pie por todos los dipuatdos presentes (Foto: captura de video).
Contenido

La Cámara de Diputados realizó este miércoles (20/11) la última sesión del año con su actual conformación y, en el comienzo, algunos legisladores tomaron la palabra para resaltar la labor del actual presidente del recinto, Emilo Monzó, quien no pudo contener la emoción y lloró.

La primera en hablar fue la massista Cecilia Moreau, quien destacó la “convivencia democrática”. “Hemos compartido cuatro años difíciles, muy complejos en Argentina, pero creo que más allá de todo los hemos transitado en el marco del respeto, del intento del diálogo. Y quiero en su figura reivindicar a todos los que este 10 de diciembre terminan su mandato. Usted tuvo estos cuatro años un rol fundamental, hizo desde donde pudo lo que pudo para que en este recinto todas las voces se pudieran expresar, sostuvo.

La legisladora también le reconoció la tarea para que “la política encontrase un lugar donde encontrarse, valga la paradoja” y haber hecho “permanentemente de la construcción de puentes su forma de conducir la política y la Cámara”.

“Se lo va a extrañar, pero estamos seguros que más allá de dejar este cargo va a seguir transitando por el campo de la militancia partidaria, política, y va a volver a defender como siempre lo hizo lo popular, nacional y democrático”, completó Moreau.

Luego fue el turno de Graciela Camaño: “Con usted me he peleado. Pero, sin embargo, debo admitir que usted ha sido un gran presidente, un hombre de consensos, de grandeza humana, que ha reivindicado la política como nadie- y que quizás, en ese reivindicar la política, en una fuerza que no lo supo interpretar, se inmoló”, dijo la diputada.

“Muchas gracias Emilio, por lo que hiciste, por lo que no hiciste y por lo que seguramente vas a hacer. Porque sos un gran dirigente político”, cerró la diputada de Consenso Federal.

Visiblemente emocionado hasta las lágrimas, Monzó no pudo continuar hablando. Y los diputados presentes en la Cámara baja se pusieron de pie para ovacionar al presidente saliente.

También habló el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri (UCR), quien le valoró “la pasión que durante todos estos años ha puesto en el recinto”, además de demostrar “que se puede administrar con eficiencia, con transparencia, con honestidad”.

“Podemos defender con absoluta convicción lo que ha sido esta gestión; nos hemos sentido absolutamente representados”, dijo. Y reflexionó que “nadie despide a nadie en la política” porque “nadie es dueño de sacar a nadie de la política, solamente sale uno cuando siente que ha perdido las convicciones, el deseo colectivo por el que milita y el sentido por lo que lucha”.

El cordobés aseguró: “Yo sé que ninguna de esas cosas han pasado con usted, no como el viento que lo lleva a algún lugar, usted va a ir donde quiera por convicciones propias”. “Y acá tiene a los mejores colegas, los mejores amigos y esencialmente los que compartimos la democracia”, le aclaró el radical.

A su turno, el jefe del bloque Justicialista, Pablo Kosiner, reconoció al “compañero Emilio Monzó” como “una persona de palabras y de valores” con la “capacidad de articular permanentemente el diálogo” y con los “valores de la palabra cumplida, la sinceridad, el diálogo permanente”.

El salteño expresó que “este país se podría haber ahorrado momentos difíciles si el diálogo que Emilio Monzó pregonaba hubiese sido un poco más escuchado”. El diputado saliente valoró también “la convivencia que ha podido generar más allá de lo que se ve en el recinto”. “Fue un orgullo poder haber compartido con vos todos estos años”, agregó.

Por su parte, el titular del FpV-PJ, Agustín Rossi, habló de la importancia que es para el presidente de una Cámara “cuidar a los presidentes de los bloques opositores, porque es desde allí donde se puede construir los acuerdos y los consensos”. En ese sentido, destacó que cuando él volvió al Congreso en 2017 encontró “el mejor clima que se podía generar” y eso lo “había generado” Monzó.

“Lo mejor que usted logró es que nosotros nos sintiésemos cómodos con usted como presidente”, insistió y también subrayó la gestión realizada en “materia edilicia”. “Nos sentimos muy a gusto trabajando”, agregó, al tiempo que valoró y dijo que extrañarán a los diputados del FpV-PJ que se van. Y al momento de expresar el respeto de la bancada K hacia el interbloque Cambiemos, remató: “Pero usted se lleva las dos cosas, el cariño y el respeto de este bloque”.

El cierre estuvo a cargo de Silvia Lospennato, quien con lágrimas en sus ojos, dijo que iba a “intentar decir algo sin emocionarme”. En primer lugar, la diputada apeló a una frase: “Dicen que cuando un líder provoca entusiasmo, seguirlo es fácil; pero cuando provoca admiración por sus cualidades técnicas, humanas y morales, seguirlo es una obligación”.

Gracias por estos años en lo que me permitió acompañarlo en la conducción de esta casa; creo que el respeto que se ha ganado de todos nosotros es la mayor medalla y el mayor triunfo que va a acumular a lo largo de su trayectoria política, sostuvo y remató: “A mí hace muchos años me honra como un padre político y como un gran amigo”.

Según publica Semanario Parlamentario, también le agradecieron a Monzó José Luis Gioja (FpV-PJ), Ivana Bianchi (Unidad Justicialista), Araceli Ferreyra (Movimiento Evita), Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social), José Ignacio De Mendiguren (FR), Mirta Pastoriza (Frente Cívico por Santiago), Jorge Franco (Frente de la Concordia Misionero), José Luis Ramón (Protectora), Luis Basterra (FpV-PJ), Juan Brügge (Córdoba Federal) y Victoria Donda (Somos).

Cabe destacar que Monzó condujo la Cámara Baja en nombre del oficialismo, pero se fue distanciando por diferencias de criterio político con la Casa Rosada, específicamente, con el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Monzó intentó, de alguna forma, cerrar la brecha cuando propuso incorporar a figuras del peronismo (donde tiene su origen) al armado de Cambiemos. Sus palabras tuvieron poco eco y esa postura aperturista generó recelo entre los puristas de Balcarce 50, ahora próximos a salir.