ACTUALIDAD Milei > JxC > izquierda

GANAN TERRENO

Ni Milei ni JxC: la preocupación del FDT se llama izquierda

La izquierda poco a poco se impone en la política argentina. La preocupación del Gobierno por estas horas no es ni JxC ni la popularidad de Javier Milei.

Aunque muchos los subestiman, la izquierda es quien realmente está ganando terreno en el escenario político de la Argentina. Si bien se cree que la preocupación mayor del oficialismo es el crecimiento de los libertarios liderados por Javier Milei, o los buenos números que registra la coalición Juntos por el Cambio en las encuestas, la preocupación real del Frente de Todos, -peronismo y kirchnerismo- es el poder que poco a poco y en trabajo silencioso están ganando los grupos de izquierda.

Lo que está a la vista no necesita anteojos. Actualmente son los sectores de la izquierda quienes dominan la agenda social y política y quienes tienen incluso el poder de presionar y algunos casos extorsionar desde el sector empresario hasta el Gobierno. El caso reciente: el conflicto del gremio de Neumáticos.

Alejandro Crespo, del Partido Obrero y titular del Sindicato del Neumático (SUTNA) es la cara visible del conflicto que está dejando pérdidas millonarias el sector, complicación a los consumidores e incluso la posibilidad de que el Gobierno libere las importaciones. Crespo es un hombre de izquierda, que poco a poco fue ganando poder en el ámbito sindical y que hoy en día tiene el poder y la osadía de incluso atreverse a tomar por la fuerza el mismísimo edificio del Ministerio del Trabajo.

Además, el Sindicato del Neumático es el principal bastión de la izquierda sindical, que en los últimos años fue ganando posiciones en gremios como SUTEBA, Alimentación, Ademys, Metrodelegados y aeronáuticos, solo por nombrar algunos, dejando relegados a grupos peronistas y kirchneristas dentro del área sindical. Incluso, recordemos que Crespo le ganó la elecciones en 2016 a Pedro Wasiejko, un hombre que a pesar de pregonar ser de izquierda y que parecía imbatible en ese sindicato, terminó perdiendo las elecciones por su cercanía al kirchnerismo, por lo que fue acusado de "no pelear por los problemas reales de los trabajadores".

De todos modos, el conflicto de neumáticos es solo uno de los lugares ganados de la izquierda en el ámbito gremial, ya que dicho movimiento político también maneja a diestra y siniestra gran parte de los movimientos sociales, quienes recurrentemente presionan al Gobierno por mejoras en los planes sociales, trabajo digno, entre otros reclamos.

Además de las innumerables manifestaciones que lideran los grupos de izquierda en todo este año, encabezados por el Polo Obrero, este martes 27/09 los piqueteros decidieron ponerle condimento a la ya debilitada imagen y autoridad del Gobierno nacional y anunciaron un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social. En su reclamo exigen nuevas asignaciones y más asistencia alimentaria.

El acampe es "hasta nuevo aviso" o hasta que el Gobierno no le de a los movimientos sociales, comandados por la izquierda, "una respuesta concreta".

“Mañana (miércoles) a las 6 de la tarde, si no tenemos respuesta, volveremos a reunirnos para resolver lo mismo que resolvimos hoy. Si no hay respuesta, continuaremos con la permanencia”, advirtió Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero.

El poder e impunidad de Belliboni es abismal: corta las principales calles y avenidas de CABA y AMBA e incluso ha logrado manifestaciones sociales en todo el ámbito nacional. Sus protestas se traducen en más malestar social, más presión por para el Gobierno -a quien parece que este tema se la salió de control- y el tema menor: caos vehicular que rozan la locura.

“Vinimos preparados como un ejército de operaciones y estamos organizados en comisiones para coordinar el acampe. Nos vamos a quedar por tiempo indefinido acá. Los compañeros se van a ir rotando, para que los que pasen la noche de hoy, puedan ir a trabajar mañana. Habrá relevos todos los días. Hasta que no nos den una solución, no nos movemos de acá. El Gobierno nos mintió y no cumplió nada de lo que prometió. Nos hablaron de maquinaria para las cooperativas, pero hace ocho meses que las estamos esperando. Nos cansamos de que nos mientan”, advirtió el líder del Polo Obrero este martes para advertirle al Gobierno que no van a ceder.

A los conflictos sociales y gremiales también se le suman las voces del Congreso, quien lejos de rechazar la violencia o actitudes extorsivas "bancan" a los trabajadores. Tal es el caso de la diputada nacional del FIT, Myriam Bregman, quien apoyó públicamente a los integrantes del SUTNA (sindicato de Neumáticos).

En una entrevista con AM 990, la legisladora disparó: "Acá está en juego el tema de las importaciones. La ausencia del Ministerio de Trabajo no es neutral sino a favor de las empresas. No hay posibilidad de diálogo en estas cuestiones", apuntó.

“En este conflicto, uno de los sectores patronales que ha ganado como nunca quieren resolver esto con un aumento del 38% cuando hay una inflación del 100%", cuestionó la diputada del FIT. Y completó: "Las empresas quedan en un lugar muy cuestionable porque forman precios, colaboran con el incremento de la inflación y se llevan los dólares que necesita la Argentina. Estamos en un Ministerio de Recursos Humanos más que de Trabajo".

Sin dudas, la izquierda pasó de ser un partido aliado a una piedra en el zapato para el peronismo y el Gobierno actual, que no logra encontrar una instancia de diálogo y consenso con el sector, que por el contrario, muestra cada vez más el poder que tienen.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario