ACTUALIDAD hombre más sucio del mundo > Amou Haji > Irán

QUE "RICO" OLÍA

Murió el "hombre más sucio del mundo" a los 94 años

Un linyera de una ciudad sureña de Irán apodado como "el hombre más sucio del mundo" falleció un mes después de tomar un baño tras 65 años sin hacerlo.

Un vagabundo iraní que llevaba más de 65 años sin bañarse ni higienizarse, murió al mes de tomar una “ducha”. El anciano apodado cariñosamente como Amou Haji (Tío Haji) tenía el récord mundial en suciedad, es decir, con más tiempo sin tomar un baño. El "hombre más sucio del mundo" falleció este domingo (23/10/22) a sus 94 años, en el pueblo de Dejgah de la provincia sureña de Fars, Irán, según lo informó la agencia estatal Irna.

Desde sus 22 años, Amou Haji no se acercó más al agua. Ni un jabón tocó sus curtidas manos ni su cuerpo repleto de hollín durante varias décadas. Una tupida barba gris y un descuidado aspecto, demostraba que este anciano iraní no tenía intención alguna de oler “bien” para recibir cariños y arrumacos.

image.png
Amou Haji, muy simpático.

Amou Haji, muy simpático.

Como un linyera, Amou Haji se alimentó y resarció añares de lo que le proveía la basura. Animales atropellados y la amabilidad de los aldeaños de Dejgah le obsequió una larga vida. Fumó varias pipas llenas de excrementos de animales, varios cigarrillos al día y ¿no murió de cáncer? El desaliñado anciano tenía la convicción que si se bañaba atraería las pestes, tal que la “mugre” era su protección inmunitaria, según lo reveló Tehran Times. Así, Haji alcanzó una esperanza de vida no muy común en Irán: 94 gloriosos años, a pesar de sus tristes hábitos alimenticios y de higiene personal, no habiendo concurrido ni un día al médico y llenando sus pulmones de tabaco y materia fecal.

Ante la extrema temperatura local, Haji cavaba pozos en ese suelo árido y rojizo para resguardarse de los sofocos. Luego, los residentes de Dejgah le construyeron un galpón de concreto.

image.png
Descalzo y vestido con un trapo: la vida que eligió.

Descalzo y vestido con un trapo: la vida que eligió.

Este solitario hombre y acérrimo defensor de la suciedad, jamás contrajo nupcias ni tuvo descendencia. A pesar de ello, Amou Haji podía conversar con los aldeaños de cualquier tema, estando al tanto de la actualidad, por lo que no presentaba indicios de algún cuadro de demencia u otra patología psiquiátrica.

“Contratiempos emocionales en su juventud”, así revelaron los habitantes de Dejgah, la causa de su negativa rotunda a ducharse. A sus veinte años decidió distanciarse de su rutina y volverse un ermitaño. Con un bastón hecho de una rama de árbol y un ropaje de trapo, este personaje era conocido en el poblado. La pesquisa diaria tras una fuente de nutrición lo conducía a seres vivos en estado de putrefacción y hasta a veces saciaba su sed bebiendo agua de unos contenedores oxidados que descartaban allí. Su alimento favorito: puercoespines.

https://twitter.com/mennts/status/1584864760863997952
image.png
Pipa de tabaco y excremento.

Pipa de tabaco y excremento.

La partida física de dicho linyera nonagenario, pone en primer puesto al hindú Kailash “Kalau” Singh, de las afueras de la ciudad santa de Varanasi, con más de 30 años sin bañarse como simbolismo de protesta y para poner fin a “todos los problemas que enfrenta la nación”, así lo aseveró Hindustan Times. “Todas las noches, cuando los aldeanos se reúnen, Kalau... enciende una fogata, fuma marihuana y se para sobre una pierna rezando al Señor Shiva”, dijo el periódico de la India.

Más contenido en Urgente 24:

Comieron nueces a diario y esto pasó con su colesterol

Gran Hermano 2022: Cuál es el sueldo de cada participante

La encuesta que explica por qué Cristina no sería candidata

Derrumbe total de las acciones chinas en Wall Street

Cierre del dólar: Así reacciona al desplome del Riesgo País y la intervención del BCRA

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE