ACTUALIDAD horas > La Salada > mujer

LA SALADA

La drogaron y violaron por horas: "Mi cuerpo no respondía"

Una mujer denunció que fue drogada cuando estaba en la feria La Salada, de donde la secuestraron y violaron durante horas. Pide colaboración de testigos.

Escalofriante relato de una mujer que fue de compras a la feria de La Salada el sábado pasado: la drogaron, secuestraron y violaron durante horas. Luego la dejaron semidesnuda en el barrio porteño de Constitución.

Ahora la joven busca que aparezcan testigos que pudieron haber visto quiénes la atacaron. "Esta es una etapa fundamental de la investigación. Necesitamos que cualquier persona que haya visto algo o tenga algún dato sobre lo que le hicieron se contacte con nosotros al mail diego@ahsderechopenal.com, dijo el abogado Diego Stratiotis al portal Infobae.

Según relató la víctima, que se llama Soledad y tiene 2 hijos (una de 10 años y uno de 6 meses) fue a La Salada con su papá, su bebé y el chofer de la camioneta que los había llevado. Llegaron al galpón denominado “Urkupiña” –uno de los tres que componen la feria de Ingeniero Budge-, y como ella tenía que comprar, su padre y el bebé fueron a dar una vuelta para hacer tiempo.

Contó que se detuvo en un puesto y al darse vuelta se cruzó con un carro plateado que transportaba sándwiches, tortas y jugos que empujaba una chica y quedó encerrada. “De golpe apareció un hombre de unos 20 años que intentó pasar justo por donde yo estaba parada y me chocó con su cuerpo. Quise avanzar y salí de ahí. Dos hombres estaban muy cerca detrás de mío y me seguían”, denunció la mujer.

“Enseguida me empiezo a sentir mareada. Era como que las cosas se me venían encima, sentía que me iba a caer al piso… No puedo recordar muchas de las cosas que veía y escuchaba… Sentía que el cuerpo no me respondía, era como que no tenía fuerza”, prosigue su relato, según la denuncia.

“Yo llevaba mi riñonera en mi mano y ahí nomás sentí que me la sacaron y simultáneamente me agarraron de mi mano, tipo novios, entrecruzando los dedos de la mano de quien me sujeto con los míos y ese sujeto me habló como si yo fuera su pareja, me decía cosas como: '¿mi amor, estás bien?', '¿querés ir afuera?'". El hombre le pasó la riñonera a su cómplice y le dijo: “Andá para el baño”, según la denuncia.

De acuerdo a la denuncia realizada por Soledad, los hombres tenían gorras y sus caras a medio tapar, como con unos cuellos de polar que usaban tipo barbijos. Uno de ellos era “muy alto, grandote”, dijo la víctima. El hombre que la había tomado de la mano la llevó por uno de los pasillos dentro de “Urkupiña”. En ese momento se cruzaron una una mujer de seguridad, de cabello rubio y cortito, con chaleco verde: “La miré, me miró y no hizo nada; mientras tanto quien me seguía sujetando de la mano me llevó hasta el pasillo del fondo del galpón”.

Después de ahí tengo partes muy borrosas, pero sí recuerdo haber visto cajeros de algún banco en las inmediaciones de la feria, recuerdo que nos quedamos detenidos y parados allí por un largo rato, no puedo precisar cuánto. Yo miraba y escuchaba, pero mi cuerpo seguía sin responder. Me subieron a un auto en su parte trasera y no sé a dónde me llevaron. Recuerdo que comenzaron a sacarme toda la ropa entre dos hombres, pero en los asientos de adelante del auto había uno o dos sujetos más, incluso me sacaron el pantalón y la bombacha, pero luego me volvieron a poner el pantalón y seguidamente me acostaron de costado sobre el asiento para que yo no pudiera mirar para adelante y me taparon con mi campera”, describió la mujer.

Luego comenzó el calvario de Soledad: relató que la violaron en el vehículo. “De momento me despertaba y sentía que me apretaban y me mordían los pezones, me pegaron cachetazos y golpes en la cabeza. En un momento advertí que uno de ellos estaba arriba mío de frente con su cara tapada y una remera blanca. Sentí cómo me violó, yo intentaba gritar y él me tapaba la boca, mientras otro de ellos me agarraba”.

Pero la pesadilla no terminó ahí, ya que después la llevaron a "un edificio tipo monoblock que era de color verde y me encapucharon. Yo no veía nada y me daban de tomar un líquido amargo ”. Soledad escuchó que entre ellos gritaron “llegó la hora”. La siguieron tocando, golpeando, violando durante horas. “Me ataron las manos y me hicieron cosas horribles ”, declaró.

Casi 10 horas después, no sabe cómo, pero la dejaron semidesnuda, de noche, en el barrio de Constitución. Antes que la soltaran, escuchó que uno dijo: “Tenés un dios aparte. Te salvaste”.

En ese estado la encontraron efectivos de la Policía de la Ciudad, a los que les pidió ayuda y les contó lo que pasó. "Después de todo eso yo ya no recuerdo más nada hasta que me encontré en la zona de Constitución de esta Ciudad donde encontré al personal policial, ya era de noche, estaba todo oscuro".

De inmediato se activó el protocolo de seguridad para este tipo de casos. La causa está en manos de la fiscalía en lo criminal 38 de la Capital Federal que ordenó las primeras medidas de investigación para identificar a los responsables. Soledad pide que aquellos que hayan visto algo por favor se acerquen a colaborar.

--------------

Más contenido en Urgente24:

Córdoba: Misteriosa lluvia de paracaidistas ¿Qué pasó?

Creciente debilidad del poder de CFK

Víctor Hugo Morales, otro periodista K que fustiga a Alberto

BBC indemnizará a la ex niñera real tras el amorío inventado

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario