ACTUALIDAD papa Francisco > aborto > maternidad

DIGNIDIDAD INFINITA

El Papa Francisco contra la gestación subrogada, el cambio de género y el aborto

El documento Dignidad Infinita fue aprobado por el papa Francisco y publicado este lunes para que la Iglesia pueda aclarar los temas que rechaza.

El dicasterio para la Doctrina de la Fe presentó este lunes (8/4) Dignidad Infinita, el documento que enumera en 20 páginas todos los temas que la Iglesia rechaza. El papa Francisco aprobó el documento el 25/3, el cual tuvo cinco años de elaboración, y sirve para que la Iglesia pueda "aclarar algunos malentendidos que surgen a menudo en torno a la dignidad humana".

Uno de estos temas que la Iglesia considera como una violación a la dignidad humana es la maternidad subrogada, “mediante la cual el niño, inmensamente digno, se convierte en un nuevo objeto”. Según el documento, contratar un útero en alquiler es “una práctica deplorable que ofende gravemente la dignidad de la mujer y del niño y se basa en la explotación de la situación de necesidad material de la madre”, debido a que “un hijo es siempre un don y nunca el objeto de un contrato”.

Por ello esperamos un compromiso de la comunidad internacional para prohibir universalmente esta práctica, señala Dignidad Infinita. Por ello esperamos un compromiso de la comunidad internacional para prohibir universalmente esta práctica, señala Dignidad Infinita.

Como en Argentina hay un vacío legal respecto a la subrogación de vientre, las personas recurren a la gestación subrogada en los Estados Unidos para ser padres. Algunos de los casos más conocidos son Marley, que tuvo a Mirko; Luciana Salazar, que tuvo a Matilde; Flavio Mendoza, que tuvo a Dionisio; y Topa, que tuvo a Mitai.

Además, en Dignidad Infinita, el Vaticano rechazó la teoría de que el género puede cambiar. La Iglesia afirma que Dios creó al hombre y la mujer como seres distintos con diferencias biológicas y dijo que la humanidad no debía intervenir con ese plan ni tratar de “convertirse en Dios”.

Toda operación de cambio de sexo corre el riesgo de atentar contra la dignidad única desde el momento de la concepción. Toda operación de cambio de sexo corre el riesgo de atentar contra la dignidad única desde el momento de la concepción.

El documento rechaza las cirugías de transición de género, y solamente acepta que las anomalías genitales presentes en el nacimiento o que se desarrollan más tarde, se resuelvan con ayuda de médicos.

Además, el Vaticano se pronunció en contra del aborto porque entiende que la dignidad de todo ser humano tiene “un carácter intrínseco y vale desde el momento de su concepción hasta su muerte natural”. Citando a San Juan Pablo II señala que “el aborto provocado presenta características que lo hacen particularmente grave y deplorable”.

Hoy, en la conciencia de muchos, la percepción de su gravedad se ha ido oscureciendo progresivamente. La aceptación del aborto en la mentalidad, en la costumbre y en el derecho mismo, es un signo elocuente de una crisis muy peligrosa del sentido moral, que se vuelve cada vez más incapaz de distinguir entre el bien y el mal, incluso cuando está en juego el derecho fundamental a la vida, concluye el documento. Hoy, en la conciencia de muchos, la percepción de su gravedad se ha ido oscureciendo progresivamente. La aceptación del aborto en la mentalidad, en la costumbre y en el derecho mismo, es un signo elocuente de una crisis muy peligrosa del sentido moral, que se vuelve cada vez más incapaz de distinguir entre el bien y el mal, incluso cuando está en juego el derecho fundamental a la vida, concluye el documento.

Otro de los fenómenos que atenta contra la dignidad de los seres humanos es "la pobreza extrema, ligada a la distribución desigual de la riqueza”. El documento cita a Benedicto XVI, el Papa Emérito Joseph Ratzinger, quien afirmó que “la riqueza mundial crece en términos absolutos, pero por las disparidades en los países ricos, nuevas categorías sociales se empobrecen y surgen nuevas formas de pobreza”.

El Vaticano afirma que “hay que reconocer que no hay peor pobreza que la que priva del trabajo y de la dignidad del trabajo. Todos somos responsables de esta flagrante desigualad”.

Por último, el documento detalla que otra tragedia va en contra de la dignidad humana es la guerra, y en este sentido agrega que “La íntima relación que existe entre fe y dignidad humana, hace que en última instancia resulte contradictorio que la guerra se base en convicciones religiosas. La guerra en nombre de la religión es una guerra contra la religión misma".

Más contenido en Urgente24

Ualá, Mercado Pago y Naranja X actualizaron sus intereses: Cuál paga más por tener plata en la cuenta

Rosario busca hacerle frente a la inseguridad y debate instalar cabinas blindadas en colectivos

Omar Perotti le envió $16 millones a un falso comedor infantil de San Lorenzo

Un campeón del mundo empieza a coquetear con River

Dejá tu comentario