Argentina

U24 EN SANTA FE

Volvieron las clases; Garbarino en problemas; y persiste la bajante en el Paraná

La agenda del día en Rosario y Santa Fe. Luego de reunirse con Nación, Omar Perotti logró que se habilite de vuelta el cursado presencial de las clases, pero solo para los niveles iniciales y primarios. El Grupo Garbarino atraviesa una profunda crisis económica y cierra locales en Rosario. La bajante en el río Paraná persiste y genera preocupaciones y problemas de logística.

ROSARIO. Desde Urgente24 te contamos cuáles son las noticias más destacadas del día (10/05/2021) en Rosario y Santa Fe.

Volvieron las clases

Luego de una suspensión de una semana, esta mañana volvieron la clases presenciales en los departamentos de Rosario y San Lorenzo, pero solo para los niveles iniciales y primarios. Los alumnos de la secundaria deberán seguir cursando de manera virtual.

El gobernador Omar Perotti, junto con la ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, había anunciado el sábado (8/5) que luego de reunirse con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el presidente Alberto Fernández, se logró la recategorización epidemiológica de ambos departamentos, que pasaron de estar en alerta epidemiológica a ser zonas de alto riesgo, con lo cual se pudo determinar la presencialidad escolar.

"Elegimos volver primero con los más chicos. Salimos de la clasificación de alerta epidemiológica y estamos en riesgo sanitario, entonces habiendo mejorado la condición sanitaria podemos volver gradualmente a recuperar el dispositivo presencial”, expresó ese mismo día en diálogo con la prensa rosarina Adriana Cantero, ministra de Educación de Santa Fe.

“Cada colegio va a citar a cada burbuja, pero sería bueno no alterar el sistema que facilite a las familias una circulación articulada”, respondió Cantero al ser consultada sobre el procedimiento para volver a las aulas.

Con respecto al nivel secundario, la funcionaria expresó: “Seguimos analizando esta semana para poder iniciar las clases presenciales lo antes posible pero necesitamos comprometernos más todos. Santa Fe planifica y trabaja con cuidado las decisiones educativas, esos cuidados nos han permitido tomar decisiones no aceleradas sino sostenidas en el compromiso de que la presencialidad sea una meta pero no de cualquier manera”.

“Esta semana seguimos evaluando el contexto sanitario y el fin de semana evaluaremos si podemos volver con la secundario, en un contexto de responsabilidad de todos”, concluyó Cantero.

Garbarino en problemas 

El Grupo Garbarino, dedicado a vender electrodomésticos de hogar, atraviesa una fuerte crisis económica. La empresa fue adquirida por Carlos Rosales en junio del año pasado, y desde ese momento está en proceso de reajustes.

Garbarino debe $2700 millones por cheques impagos, y hace un tiempo comenzaron a cerrar locales y despedir empleados en Rosario. “En total cerramos cerca de 30 locales, entre Garbarino y Compumundo, tiene que ver con la reconversión del negocio. Cambiaron los hábitos de consumo, no podemos tener un local de 800 metros para recibir a 20 personas con protocolo, que vienen a mirar un producto que van a comprar por la web. Si miramos a la mejor empresa Mercado Libre, vemos que no tiene sucursales y nadie se las reclama. Tenemos que imitar a quienes le va bien”, indicaron desde la empresa.

 "Compramos una compañía 10 veces en peor estado, desde junio pasado facturamos un 900% más que lo que facturaba la empresa cuando la compramos. Los costos eran altos, no logramos equilibrarla. No pensamos que iba a seguir la pandemia e iban a seguir las restricciones”, reveló un vocero de la gerencia.

La compañía apunta a transformar los casi 200 locales que tiene en distintos puntos del país en tiendas online con punto de entrega (picking point). Pero esto repercute entre los empleados, que temen quedarse sin trabajo. “Soy empleado suspendido de manera arbitraria y nos están obligando a firmar un retiro voluntario desde empresa y renunciar a nuestros puestos de trabajo. Estamos sin fecha de cobro de ningún porcentaje del sueldo, y nos reunimos hoy para exigir por nuestros derechos laborales, los que no está reclamando el sindicato de comercio. Queremos saber si el gobierno está avalando todo esto o si va a responder por nosotros frente a este ataque", expresó un trabajor.

El viernes pasado (7/5), como forma de protesta, los empleados de las sucursales de Rosario decidieron no atender al público. "Nos quedamos cumpliendo horarios adentro del local, pero con carteles estuvimos denunciando lo que estaba pasando, así que la empresa decidió cerrar las sucursales a las 16 horas del viernes con el argumento de que no iban a volver a abrir hasta que se resuelvan las cosas en Buenos Aires", indicaron.

Sin embargo, cuando fueron a trabajar el sábado (8/5), se encontraron en la puerta a representantes del sindicato de Empleados de Comercio junto con una escribana para constatar que no abrieron a horario y que iban a notificar al Ministerio de Trabajo. Además, en los locales de Garbarino en el Alto Rosario Shopping y el Hipermercado Libertad apareció un cartel en el que se podía leer: “Local cerrado por medidas de higiene. Reapertura día 10/05. Disculpe las molestias”. 

En el día de hoy, los trabajadores se reunirán para decidir los pasos a seguir.

Sigue la bajante  

El río Paraná exhibe su bajante por tercer mes consecutivo y hay preocupación. La altura promedio en Rosario cayó a 0,9 metros, cuando la media histórica para el mes es 3,4 metros, y la situación se complica cada día más.

A mediados de marzo, el Paraná alcanzaba los 2,26 metros. Luego de eso, se pudo observar un amesetamiento y un leve repunte en los primeros días de abril. Pero para la segunda quincena de ese mes, ya la bajante era notoria. 

Cabe recordar que el año pasado se registró una baja histórica, donde el río llegó a los 69 centímetros en zonas de Santa Fe, algo que no se había visto en los últimos 40 años. 

"La perspectiva que se agudice la bajante del río en las próximas semanas comienza a despertar el temor que se resienta el embarque de maíz tardío o de segunda, el grueso de cuyas descargas se realiza entre los meses de julio y agosto. Con las condiciones secas de la primavera pasada las siembras programadas de maíz temprano no pudieron completarse en todas las zonas del país, obligando a trasladar algunos lotes a maíz tardío o de ciclo más corto. La mejora en las condiciones climáticas de fines de marzo y abril permitió a estas variedades sortear la escasez de agua que afectó a la soja, por lo que se prevé un buen nivel de producción esta temporada", aseguraron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Es que la poca profundidad del río genera graves problemas para el sector agroindustrial y para las exportaciones, en pleno desarrollo de la cosecha gruesa. Según el Ministerio de Agricultura de la Nación, durante el mes de mayo se debería cumplir con la carga en las bodegas de los buques de un mínimo de 7,2 millones de toneladas de cereales. Sin embargo, por la bajante, ese volumen se debería reducir en casi 730 mil toneladas, lo que significaría enormes pérdidas para el país.

 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario