Argentina

INMUNIDAD

Córdoba va por las vacunas propias, aunque podría perder las de Nación

La Provincia aceleró las negociaciones con diferentes laboratorios para poder hacerse de vacunas por sus propios medios y sin depender de la Rosada. La capacidad de vacunación en el distrito está probada, y con una dotación directa, podría llegar a vacunar a 50 mil personas diarias o más, para alcanzar el objetivo de 2.7 millones de inoculados. Actualmente, está a medio camino de llegar a ese punto con una sola dosis. De conseguir las dosis, podría perder la dotación de Nación.

Y Córdoba no fue la excepción. La provincia aceleró considerablemente su ritmo de inoculados, disponiendo de todas las dosis arribadas en el menor tiempo posible. 

Hasta hoy (9/6), Córdoba lleva vacunadas a 1.034.984 personas y espera llegar a la marca de 1.35 millones para alcanzar la mitad del camino hacia el objetivo en los próximos días. Los días récord de vacunación marcaron números esperanzadores que dieron cuenta de la capacidad operativa diaria que tiene la provincia: 50 mil vacunados en un día. 

Con ese ritmo, Córdoba alcanzaría los 1.35 millones en tan solo una semana (sumando al millón vacunado). Mientras que el objetivo final estaría cumplido a medias (porque sería la colocación de una sola dosis) en 34 días, algo que solo sucederá si el caudal de dosis lo permite. 

Justamente, en ese orden es que trabaja el Gobierno provincial, ya que la repartija de Nación y sus correspondientes negociaciones generan un retraso permanente en la llegada de dosis a las provincias. A Córdoba le corresponden el 8% del total de dosis que ingresan en cada cargamento al país. 

Hasta ahora, los cargamentos conseguidos por Nación no superaron las 3 millones de dosis en un solo “vuelo”, por lo que la correspondencia de Córdoba en proporción no ha permitido al distrito acumular dosis. Las vacunas se colocan de inmediato luego de su arribo al territorio provincial, por lo que el stock es muy limitado en ocasiones.

En la actualidad, y luego de dos semanas con varias llegadas de cargamentos, el caudal mermó considerablemente, y así se espera que continúe la situación, al menos hasta la llegada de las AstraZeneca que esperan por ser despachadas en Estados Unidos. También se deberá esperar hasta la llegada de más Sputnik V, como así también el inicio de la fabricación de la misma en Argentina, que llevaría un tiempo considerando la urgencia, y el arribo de la donación del Gobierno norteamericano. 

Incluso algunos funcionarios cordobeses dejaron trascender molestia con Nación porque no arribó a la provincia la cantidad estipulada de dosis. Algunos sugieren que las faltantes fueron desviadas en favor de Buenos Aires.

De esta forma, Córdoba puede pasar días valiosos sin poder vacunarse, por lo que las negociaciones con las farmacéuticas por parte del Gobierno cordobés ya están en marcha. De hecho, se espera que en los próximos días, la Legislatura provincial apruebe la compra de dosis y eso acelere realmente su llegada. 

Así, Córdoba podría comenzar a manejar un stock propio, y adecuar la cantidad de vacunas ingresadas a su capacidad, pudiendo acortar los tiempos de inmunización de su población, que en el mejor de los casos (a 50 mil por día, todos los días) tardaría entre dos y tres meses en completarse. La intención del Gobierno de Juan Schiaretti, es adquirir un primer tramo de 1.7 millones, para vacunar sin parar en los próximos días hasta completar la primera vuelta. 

En cuanto a los laboratorios, no habría una preferencia puntual. Se sabe que la provincia de Buenos Aires ya arribó a un acuerdo por unas 10 millones de dosis por una de las vacunas chinas. 

Sin embargo, en Córdoba no trascendió el origen ni el fabricante de las que se están negociando. Aunque podrían venir del mismo lugar que las que negocia Axel Kicillof a juzgar por los últimos contactos internacionales del gobernador Schiaretti.

Desde Hacemos por Córdoba consideran que, de conseguir las vacunas por vía propia, la vacunación podría transformarse en efecto, a lo que siempre se recurrió como objeto de campaña: la obra pública. En estos momentos, el caballo de troya de la gestión schiarettista no es muy tenida en cuenta por los votantes dada la urgencia de la situación sanitaria. 

Además, se cargó a la gestión provincial con el peso de un posible desborde sanitario, por lo que el revés de cara a las elecciones debería ser en el mismo orden, sumado a que la competencia no será solo con la oposición que nada tuvo que ver con las vacunas, sino también con el Frente de Todos, que hoy representa la vacunación de manera simbólica por el lugar que ocupa en el Estado. Entendiendo eso, Schiaretti buscaría concretar la compra a como dé lugar en un año electoral, aunque con mayores vistas al 2023.

Ahora bien, no todo sería color de rosas luego de conseguir las vacunas. De ocurrir eso, se instalará una insólita discusión con el Gobierno nacional, que buscaría retirar el reparto a aquellas provincias que consigan las vacunas por medios propios. Es decir, se perdería la entrada de las compras nacionales. 

Esta posibilidad se dejó ver cuando Kicillof habló de la gestión de su gobierno, y aseguró que las dosis conseguidas serían repartidas en todo el país. Claro que, en base a esa idea, es probable que ninguna provincia realice erogaciones ni entable negociaciones sabiendo que las vacunas mantendrán un esquema centralizado. 

Por eso, en el Centro Cívico reina la cautela. Perder la dotación de Nación implicaría apostar todo a la capacidad provincial, que sin dudas sería la última jurisdicción en la cadena de repartos de un laboratorio.

Es decir, si países tuvieron problemas para que se les entreguen las dosis pautadas, por que Córdoba no habría de tenerlos. Lo único que tiene asegurado cada provincia por parte de la Rosada son las vacunas que lleguen por Covax, ese mecanismo que causó tanta polémica dado que la gestión de Alberto Fernández realizó la compra mínima posible sobre el mismo. 

Hoy arribaron a la provincia poco más de 39 mil dosis de Sputnik V que llegaron en un pequeño cargamento en las últimas horas. Eso no llegaría a cubrir un día de la capacidad diaria. 

Ahora, con posibilidad del “regreso de la sequía” por algunas semanas, Córdoba “quiere hacer llover” por sus propios medios, y no tener que depender del Estado Nacional y su coyuntura. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario