OMNI cannabis > Dolor crónico > productos

PARA EL DOLOR

Nueva investigación cuestiona la eficacia del cannabis

El cannabis suele usarse para aliviar el dolor crónico. Pero hay riesgos que deben considerarse, según una nueva revisión.

El dolor crónico, que es aquel que persiste por más de tres o seis meses, está siendo cada vez más estudiado con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Un área de interés es el uso de productos de cannabis.

Por este motivo, una nueva revisión sistemática, es decir, un análisis de toda la evidencia científica disponible sobre el tema, encontró que los tratamientos derivados de la planta podrían ayudar a tratar el dolor crónico a corto plazo.

Sin embargo, según la publicación en Annals of Internal Medicine, los profesionales médicos deben sopesar estos beneficios frente a los posibles inconvenientes tales como el aumento de los mareos y la sedación.

Además, tampoco está claro si estos productos son útiles a largo plazo.

image.png

El cannabis es una planta de la que se pueden usar diferentes porciones para fabricar distintos tipos de medicamentos. Los dos compuestos principales son el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC): el primero no causa efectos que alteran la mente, mientras que el segundo sí.

La revisión sistemática recién publicada buscó evaluar los beneficios y daños de los cannabinoides para el dolor crónico, refiriéndose a compuestos que contienen tanto THC como CBD.

En efecto, los investigadores utilizaron varias bases de datos para recopilar los estudios disponibles que eran confiables. Los resultados fueron algo deficientes, ya que los datos de algunos productos fueron insuficientes para determinar si trataban eficazmente la condición.

Sin embargo, los autores notaron dos beneficios particulares: los que eran orales sintéticos con una proporción alta de THC a CBD podrían contribuir al alivio del dolor crónico a corto plazo; y los extraídos sublingualmente con proporciones casi iguales de THC a CBD podrían estar asociados con mejoras a corto plazo.

Con todo, también encontraron que las personas que los usan podrían experimentar mareos y sedación, por lo que los médicos deberían sopesar los riesgos frente a los posibles beneficios.

Específicamente, concluyeron que se necesitan más estudios sobre los resultados a largo plazo del consumo de cannabis.

Según la principal autora, Marian McDonagh, del Oregon Health & Science University (OHSU), Estados Unidos:

“Con tanto alboroto en torno a los productos relacionados con el cannabis y la fácil disponibilidad de la marihuana medicinal y recreativa en muchos estados [estadounidenses], los consumidores y pacientes podrían suponer que habría más evidencia sobre los beneficios y los efectos secundarios. Desafortunadamente, hay muy poca investigación científicamente válida sobre la mayoría”.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Pánico en El Trece: Filtraron la final y se hundió el rating

Un vuelo cargado de dudas y muchas sospechas

Mitre y Eduardo Feinmann descorchan: CNN Radio no levanta

No fue la noche que esperaba Javier Milei

Italia en Buenos Aires: 7 restaurantes imperdibles

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario