OMNI donación de órganos > sangre > pulmones

SANGRE INCOMPATIBLE

Este increíble hallazgo revolucionará la donación de órganos

La incompatibilidad de la sangre entre donante y receptor es un enorme obstáculo de la donación de órganos, pero los científicos están a punto de revertirlo.

Sumado a la falta de donantes, uno de los principales problemas de la donación de órganos es la incompatibilidad entre el tipo de sangre del paciente y el del órgano a trasplantar. Pero un increíble hallazgo científico está a punto de revertirlo.

Por el momento, las personas en lista de espera deben recibir el órgano de parte de alguien con su mismo tipo de sangre o con sangre tipo 0. Pero, desafortunadamente, es más probable que el paciente fallezca antes de que eso ocurra.

¿A qué se debe? Existen cuatro tipos principales de sangre: A, B, AB y 0. Las proteínas llamadas antígenos que se encuentran en la superficie exterior de los vasos sanguíneos determinan el tipo. Aquellos con sangre tipo A tienen antígenos A y aquellos con tipo B tienen antígenos B. Las personas con sangre AB tienen ambos.

En cuarto lugar, quienes tienen sangre 0 no tienen ninguno. Por eso se los denomina "donantes universales", ya que pueden donar sangre a cualquier otro tipo.

En este sentido, para solucionar la incompatibilidad, los investigadores buscaron una manera de deshacerse de los antígenos A y B. En efecto, buscaron convertir los órganos de los donantes en sangre tipo 0, lo que potencialmente solucionará el gran problema de la donación de órganos.

image.png

Revolución de la donación de órganos

Un reciente estudio del Centro de Trasplantes Ajmera en Toronto parece haber encontrado en las enzimas intestinales una manera de hacer que los órganos donados sean útiles para cualquier receptor.

En 2018, un grupo de científicos descubrió que el intestino posee dos enzimas extraordinarias, capaces de cortar los antígenos A y B en los glóbulos rojos (sangre).

Esto significaba que podían convertirlas en glóbulos sanguíneos de tipo 0 para evitar los ataques del sistema inmunológico.

Inspirados por este hallazgo, los investigadores de Toronto plantearon la posibilidad de que estas enzimas intestinales pudieran ser utilizadas a gran escala para “purificar” las células de los órganos donados.

Pero además de estudiarlo, los científicos hicieron ensayos para determinar si es realmente posible convertir pulmones tipo A, por ejemplo, en tipo 0.

image.png
Uno de los pulmones utilizados en el ensayo.

Uno de los pulmones utilizados en el ensayo.

Pulmones "universales"

Tal como esperaban, las enzimas halladas eliminaron satisfactoriamente más del 90% de los antígenos A, como mencionaron los científicos en el estudio de 2018.

Una vez superada esta fase, colocaron ocho pulmones inyectados con estas enzimas en un sistema de perfusión pulmonar.

Al cabo de 4 horas, las enzimas ya habían eliminado el 97% de los antígenos A en los pulmones, sin ningún daño aparente. Entonces, los investigadores inyectaron sangre tipo 0 para comprobar si la purificación fue exitosa y, efectivamente, no hubo rechazo.

Los investigadores saben que hay un largo camino por recorrer antes de que se demuestre que este tratamiento es seguro. Sin embargo, aseguran que pueden ayudar a los pacientes a superar las 24 a 48 horas críticas que se viven después de recibir una donación de órganos.

“Tener órganos universales significa que podemos eliminar la barrera de sangre compatible y priorizar a los pacientes por urgencia médica, salvando más vidas y desperdiciando menos órganos”, dijo el doctor Marcelo Cypel, cirujano en el Centro de Trasplantes Ajmera en Toronto.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario